percepción en el autismo

actualizado¡Esta entrada se ha actualizado! Pero puedes leerla con tan solo un clic más 😉 aquí:

percepción y autismo

Gracias por leer neuronas en crecimiento. 

Es posible que estés buscando otra información sobre epilepsia, en ese caso este es tu enlace  Todo sobre autismo.

Acerca de mj mas

Neuropediatra · Ejerzo la Medicina con Ciencia y humanidad. Aquí divulgo sobre el imperfecto cerebro humano.

  1. Re-Educad@s dice:

    Reblogueó esto en Re-Educad@sy comentado:
    Una entrada fantástica, sencilla y didáctica. En ella nos explican algunos aspectos importantes sobre la discriminación perceptiva en personas con autismo. Es necesaria la información y responsabilidad individual. En este mundo cabemos tod@s.

  2. Niemand dice:

    La gracia de este asunto es que es muy subjetivo y de difícil explicación; ya de comprenderlo ni hablemos. Por ejemplo, si yo mismo hubiese visto el vídeo de Sensory Overload hace cuatro años, no entendería cuál es el problema que manifiesta el niño, y no sería por ser muy diferente a él. Tengo tanto el común con el espectro autista (y asperger) que asusta, pero esto lo escribe alguien que fue muy popular y extrovertido en la Escuela de Ingenieros. No soy autista ni dejo de no-serlo por lo anterior, pero ojo, que el TDAH y el autismo están ahí ahí, son comórbidos en varios casos y para que engañarnos, yo vivo más tiempo entre pensamientos y divagaciones que en el mundo real, algo que soluciono parcialmente con el Metilfenidato.

    Antes iba de médico en médico con desespero para entender la causa de mi agotamiento y jamás se acercó ninguno a la causa de todo. Y es normal, uno en el médico describe lo que pienso que le ocurre pero dando por hecho que todos percibiamos el mundo (sensorialmente) de la misma forma. Y no, hasta que no combiné simultaneamenet atomoxetina con cafeína no fue cuando entendí lo que significa este trastorno: ¡los estímulos se pueden filtrar! ¡Wow!, y con práctica,puedes quedarte atendiendo sólo al estímulo seleccionado mientras el resto queda latentemente inhibido. Esto me dejo alucionado eh.

    Algo parecido me ocurre con la marihuana. Y es verdad que necesito medicación para inhibir información, pero lo más importante es practicar practicar como hacerlo. A día de hoy soy incapaz de hacerlo sin medicación pero voy notando ya progresos.

    El otro gran problema que le veo a la hipersensibilidad son los ‘triggers’, que no se si sé está bien traducirlo como ‘disparadores’. En un estado estacionario, sin ruidos ni otra estimulación sensorial, al producirse ‘triggers’ reacciono de formas muy distintas, por ejemplo, ante triggers de ruido:

    a) La mayoría de las veces, hiperfocalizando la atención sobre un estímulo visual. Justo después se produce un proceso de búsqueda de dicho estímulo en el entorno con cierto estrés.

    b) Otras veces, es muy parecido a lo anterior, sólo que en vez de producirse el proceso de búsqueda lo que ocurre es que se extraen en paralelo el objeto hiperfocalizado.

    Un ejemplo para ambos casos es:
    Si estoy leyendo y se produce un ruido que actúa como trigger, seleccionaré una letra que hiperfocalizaré sobre el resto del texto, pero en el caso de a) mi vista saltará estresada buscando esa letra en la periferia y en b) me parpadea el objeto en todo el campo visual hasta extraer todas las letras como en una capa visual superior (esto te sonará del autismo, ver por texturas y capas). Todo esto es muy subconsciente, no era consciente de que lo hacía hasta hace poco.

    No sigo ampliando el tema, que podría escribir un libro de 1000 páginas ( que por cierto empecé a escribir :P) pero ser investigador freelance de algo tan extraño como ésto es vivir una soledad total. Una lástima por los miles de papers que tengo leídos y las teorías y técnicas que he probado. A esto le falta rodaje y medios 😦

    Para terminar planteo lo que yo pienso es una paradoja del trastorno:

    1. ¿Cómo de ‘realista’ o fidedigna puede ser la descripción de un trastorno basado en la percepción del mundo, cuando la realidad percibida por el sujeto científico es distinta de la del experimental?
    2. ¿De verdad la hipersensibilidad es, como dice su nombre, la capacidad de ‘hipersentir’?¿o podríamos estar hablando de una hiposensibilidad que está enmascarada tras lo que el paciente transmite como una hiper-percepción?

    No sé si me explico, pero sería como tirar una piedrecita (hiposensibilidad) en agua estancada, provocando mucho ruido sobre el algua (hiperpercibido por el sujeto)

    Un placer leer un artículo que sólo hable de verdades. Y genial lo de no notar el hambre, eso me suena 😉

    El único objetivo de escribir esto es dar a conocer casos. Nada más. Y esto lo escribe alguien hiperactivo y normal, que acaba de regresar de la farmacia de bromear con la farmaceútica mientras esta le vendía sus anfetas.

    ¡Saludos!

    • mj mas dice:

      ¡Muchísimas gracias Niemad! con tu generosa aportación das sentido y enriqueces este post.
      Es de un valor incalculable conocer de primera mano como percibes el mundo y las dificultades que esto te supone. Aunque resulte difícil imaginarlo, lo has descrito tan bien que creo que podemos hacernos una idea. Por esta razón no tengo respuestas para las preguntas que planteas, y creo que solo tú puedes dárnoslas. Diría que la clave está en la subjetividad obligatoria con la que percibimos el mundo, por lo que tus descripciones cobran aún mayor valor.

      Es cierto que los Trastornos del Espectro Autista y el TDA-H tienen muchas características en común, y a menudo una misma persona tiene rasgos de ambos. Hay autores, como Dorothy Bishop, que opinan que en realidad los trastornos del neurodesarrollo son una clasificación artificial de un mismo problema: una alteración en el desarrollo “normal” de los circuitos cerebrales que tiene manifestaciones muy diversas. En mi opinión, esta teoría me parece la más acertada y probable.

      Dos puntualizaciones lingüísticas: opino que desencadenante expresa mejor lo que significa trigger; y creo que todos somos normales, más o menos alejados de la media, pero sin remedio seguimos la norma biológica que nos impone nuestra humanidad. 😉