Médico en consulta, médico en Redes Sociales: distintas herramientas, mismos principios.

MJ Mas Blogs pediátricosTerminada mi participación en el II Congreso Nacional de Deontología Médica. Donde he tenido el placer de compartir mesa con la Dra. Marián Jiménez Aldasoro –@mjaldasoro– y la Dra. Mónica Lalanda –@mlalanda-, moderadas por la Dra. Beatriz Satué –@BeatrizSatu-.

Me gusta compartir con vosotros las charlas que hago, pero en este caso es casi obligado. Parece de lo más apropiado que este debate se plantee justamente en donde nace, en la red.

Hoy más que nunca agradecerá vuestras aportaciones en los comentarios

Quizá me equivoque, pero la mayoría de médicos que asistieron al congreso no parecían familiarizados con el uso de redes sociales ni ser lectores habituales de blogs de Medicina. La sociedad está cambiando, y los médicos debemos cambiar con ella. La Medicina en internet no es, ni debería ser, una anécdota.

En mi ponencia planteo más interrogantes que certezas, por eso necesito vuestra opinión en los comentarios.

“Blogs pediátricos y redes sociales”

acto médicoTodos los médicos sabemos que cualquiera de nuestros actos entraña consecuencias para el paciente, tanto positivas como negativas. Ante cada decisión que tomamos nos preguntamos qué es lo mejor para el paciente y como hacerlo lo mejor posible.

Conscientes de esto los médicos hemos puesto nuestra vocación siempre al servicio del paciente, dotándonos a lo largo de la historia de las normas correctas para ejercer nuestra profesión.

Normas que han ido modificándose en función de los avances técnicos y de nuestro conocimiento, desde el juramento hipocrático hasta nuestro moderno Código Deontológico.

bien y malEn el momento en que decidimos tener presencia en internet, la duda vuelve a surgir y necesitamos saber si lo estamos haciendo bien o no.

La primera pregunta que debemos intentar contestar es:

¿Por qué tener un blog?

La información está en la red. Los pacientes quieren saber y tienen las respuestas en su móvil. Si a Google le preguntamos sobre cualquier cosa, ¿por qué no sobre salud?

En un estudio sobre la búsqueda de información de salud infantil en Google, los investigadores valoraron 500 webs realizando preguntas frecuentes y sencillas sobre salud infantil. Solo el 39% ofrecía información correcta.

razones para bloguearParece pues razonable ofrecer en internet información fiable y comprensible que permita a nuestros pacientes, y a los que no lo son, complementar la información que hemos compartido en la consulta.

Para el médico es también ventajoso ya que le permite darse a conocer, la transparencia la honradez y la sinceridad se notan también en internet. Aportar valor mejora la reputación no solo del médico en particular sino también de su especialidad y de toda la Medicina.

La presencia del médico en las redes sociales.

También creo que es interesante y pertinente que los médicos estemos en las redes. Las redes sociales, bien utilizadas, permiten estar a la última de los avances en Medicina –información: ordenar o morir–, participar en la conversación de salud en red escuchando a los pacientes y a los colegas. Permiten también crear redes de profesionales no sólo médicos, y participar en proyectos interesantes.

Aunque la razón principal es porque en las redes sociales es donde están los pacientes.internet y pacientes

Prudencia.

Se dice que

“en las redes sociales y en los blogs te lee más gente de la que crees e influyes menos de lo que piensas.” –@SerafinCuidando.

te leen mas de lo que crees, influyes menos de lo que piensas.

Es importante plantearse como debemos orientarnos en internet, y aquí contamos con la principal característica de debe adornar a todo buen médico, la integridad.

pediatría y redes sociales

Ética en el blog.

aviso legalEl paciente busca información fiable, y nosotros queremos dársela. Es importante que sepa quien somos, cuales son nuestras credenciales, que objetivo tiene el blog y que vamos a cuidar la privacidad y la confidencialidad de los datos con el mismo celo, o más, con el que lo hacemos en consulta presencial.

Es recomendable dejar claro todo esto mediante un aviso legal.

Contestar consultas on-line es delicado, además de asegurar la confidencialidad del paciente, su seguridad está más comprometida y hay que tener en cuenta que si no lo conocemos difícilmente podremos hacer un adecuado juicio clínico.

Si no ofrecemos ese servicio, no tenemos ninguna obligación de contestar a nadie que nos consulte. En estos casos es adecuado reforzar la confianza del paciente con su propio médico o dirigirle a fuentes de información solventes.

Si ofrecemos un servicio de consultas on-line, debemos asegurarnos de cumplir todos los requisitos legales.

confidencialGarantizar la privacidad y la confidencialidad de los datos del paciente es uno de los pilares de nuestra profesión y fundamento de la confianza que depositan en nosotros. En el caso del paciente pediátrico hay que tener en cuenta además que los padres son sus tutores, pero que no siempre velan por su privacidad.

En cualquier caso tengamos en cuenta que un médico lo es siempre, y que nuestra conducta, en cierto modo, representa a la de toda la profesión médica.

Volviendo al interrogante inicial.

¿Podemos saber si lo hacemos bien o mal en redes sociales?

Creo que lo hacemos bien cuando tenemos un propósito acorde a los principios éticos de la Medicina, la divulgación es por ejemplo un objetivo ético.

Si no participas en redes sociales es que puedes mejorar. Aportar y formar parte de la conversación, además de divertido, es deseable para dar voz a tu especialidad y ofrecer fuentes solventes a quien las necesite.

La transparencia es fundamental. Ofrece en la red lo que ofreces en persona, eres el mismo solo que tu voz llega más lejos.

Escucha, toma el pulso de lo que está pasando y tiene que ver contigo y tu especialidad. Da apoyo y se prudente.

Recibir críticas no es el fin del mundo, hay que estar dispuesto a mejorar.

Todo esto puede resultar difícil, pero si tenemos siempre presente nuestra vocación de servicio y somos humildes las cosas se vuelven más sencillas.

Lo hacemos mal si solo buscamos la promoción personal o comercial. Si no generamos conversación o no respondemos a las conversaciones que se nos proponen. La frivolidad al tratar temas de salud dice muy poco de quienes somos. Ser repetitivo hasta el aburrimiento centrando todo el mensaje en uno mismo, no parece tampoco una conducta adecuada.

Es obvio que no ser auténtico, pretender ser lo que no eres o comportarte de forma grosera no es nada ético.

Por supuesto que la falta de rigor al dar una opinión es totalmente reprobable. Se espera de nosotros que nuestras opiniones estén basadas en el conocimiento de la Medicina y en la evidencia científica.

Podemos decir que utilizar nuestra posición de médico en las redes como un ejercicio de poder o caer en la expertopatía, son conductas inadecuadas.

bien y mal redes sociales

Dudas para las que no tengo (clara) la respuesta.

Internet y las redes sociales son la nueva plaza pública. Todo el mundo es libre de crearse un perfil on-line que entonces todo el mundo podrá ver. Ante esta situación y como médicos:

  • ¿debemos tener un perfil público y otro privado?
  • ¿es lícito buscar o mirar perfiles de pacientes?

En pediatría o en salud mental los pacientes son aún más vulnerables en su privacidad ya que pueden tener dificultades en el uso seguro de las herramientas on-line.

Las redes sociales son transversales, cualquiera puede seguir a quien tenga un perfil público. Como médicos:

  • ¿debo dejar que los pacientes que conozco me sigan?
  • ¿puedo devolverles el seguimiento?
  • ¿es lícito seguir a pacientes que conozco y no me siguen?

Quizá queráis ayudarme con estas dudas en los comentarios 🙂

Balance final.

De momento tengo que decir que personalmente el balance es positivo. Tanto en el blog como en mi cuenta de Twitter –donde llevo el peso de la conversación–, de Facebook –donde están los pacientes–, y de Linkedin –donde están los profesionales–.

Los seres humanos somos animales sociales y el lenguaje es nuestra herramienta. Con el mundo digital solo hemos cambiado el medio, pero queremos seguir conversando.

Estar en las redes sociales me permite conocer la realidad de primera mano, como cuando estoy en la calle en mi ciudad.

Escribir y mantener un blog es un incentivo más para estudiar cada día para y estar actualizada en los avances de la neuropediatría. Un blog bien gestionado permite además ahorrar tiempo en consulta, pudiendo dirigir a los pacientes a entradas en las que se explica con más detalle un procedimiento, o que ofrecen información basada en la evidencia sobre un tema de su interés.

Si se trata de aprender, tengo que decir que en mi caso funciona.

Vuelvo a dejaros el enlace al Manual de estilo para médicos y estudiantes de medicina, sobre el buen uso de redes sociales.” 

Manual de redes sociales para médicos

Pincha para leer el manual

Todos los médicos deben reflexionar sobre su buen hacer y, en el ejercicio de la profesión, procurar que la ética personal refleje la del cuerpo médico al que pertenecemos.

Ante los nuevos medios de comunicación con el paciente debemos participar en el debate de como usarlos para sentirnos más seguros y cómodos cuando nuestros pacientes nos lo pidan.

↬  2015 ©  mj mas

_________________________

Gráficos: todos por ©mj mas. Si los usas, cítame y enlaza a esta entrada. “Portada Manual de Estilo” por Mónica Lalanda.

Relacionados:

Acerca de mj mas

Neuropediatra · Ejerzo la Medicina con Ciencia y humanidad. Aquí divulgo sobre el imperfecto cerebro humano.

»

  1. agarcia2012 dice:

    Genial como siempre, Maria José ! Mucha felicidades por esta entrada. Desafortunadamente en nuestra profesión, como en muchas otras, la ética no siempre es valorada como se merece. Es más, muchas veces si llevas la ética por bandera y la expones como la base de tus actuaciones, incluso es probable que tengas las de perder. Siempre llega alguien más “vivo” que saltándose todas las reglas, se lleva los laureles.
    Y en cambio la ética es absolutamente imprescindible para el progreso humano. Es importante seguir luchando por ella.
    Un abrazo 😉

  2. Sophie dice:

    Es positivo que un médico con facilidad divulgadora (no todo el mundo la tiene) se preste a tener un blog y dedicarle tiempo para escribir y compartir. Es positivo que un médico tenga twitter para compartir sus hallazgos (artículos científicos, posts interesantes, noticias…). Twitter es para mí un aceptable suministrador de noticias, sigo a gente que me puede aportar bastantes cosas. En determinados blogs aprendo mucho y, sobre todo,encuentro material interesante (el atlas dermatológico de Rosa Taberner en Dermapixel no tiene precio, los artículos de Ana González Duque en Algoloblastia tampoco tienen precio).

    Sin embargo, el médico que tiene un blog sabe que debe escribir con cuidado, que está expuesto de forma pública y que sus aciertos y errores tienen mayor repercusión. Hay gente que no tiene blog ni cuenta de Twitter y ve todo esto como “una frikada” (sí, así me lo han dicho), que en vez de molestarse en escribir un comentario en el blog comenta jocosamente un posts en la cafetería del hospital. También hay gente que no entiende que “gastes” tu tiempo libre en escribir y divulgar. Pues mira, es también una afición, como el que hace crochet o se va a correr por la playa.

    Un médico se arriesga también a que el ego le desborde y le tiente la posibilidad de “pontificar” desde su “tribuna” o a recibir consultas virtuales. A un paciente hay que verle en persona y explorarle antes de darle un consejo o diagnosticarle. Más de una vez lo he pasado mal al recibir consultas por correo o en el blog, sobre todo porque no entienden mi postura y se enfadan cuando les envío al médico de cabecera o a otro especialista. Pues no, no voy a “ahorrarte tiempo”, es tu salud y hay que ser prudentes.

    • mj mas dice:

      Me quedo con tu última frase:
      “no voy a “ahorrarte tiempo”, es tu salud y hay que ser prudentes.”
      Ese sería otro mal uso, contribuir a convertir la atención sanitaria en un servicio de “fast-health”.
      Gracias Sophie por aportar, tus comentarios son siempre muy valiosos.

  3. […] Médico en consulta, médico en Redes Sociales: distintas herramientas, mismos principios. Terminada mi participación en el II Congreso Nacional de Deontología Médica. Donde he tenido el placer de co…  […]

Si comentas, todos aprendemos. ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s