Cefalea infantil, cuestiones prácticas.

Pues sí, los niños sufren cefalea, y puede aparecer en edades muy tempranas. Un problema que genera gran inquietud y que a menudo causa muchas consultas a la neuropediatra

cefalea

Pero ¿son siempre necesarias? Sobre cefalea infantil estuve hablando con mis compañeros de pediatría de atención primaria de la Xarxa Sanitaria y Social Santa Tecla

La entrada de hoy es un resumen de la charla, que prometí compartir en el blog, y se titula

Cuestiones prácticas sobre cefalea infantil

La cefalea es un problema que “molesta” a todo el mundo: al que lo padece a los que le rodean y al médico. Como cualquier dolor carece de un marcador biológico que nos permita decir con certeza cuanto y como duele la cabeza. En el caso de los niños la inquietud es mayor y todos queremos estar seguros de que es un dolor banal, que no pasa nada importante.

Esta preocupación lleva muy a menudo a consultar con el neurólogo infantil, de modo que la cefalea origina

1 de cada 5 consultas a neuropediatría

Como hemos dicho muchas otras veces en este blog, la mayoría de las veces el dolor será debido a causas poco graves o banales, pero eso no quita que debamos darle la importancia que tiene. Ni de más –porque entonces la preocupación se enquista– ni de menos –porque el tratamiento no será adecuado y lo que se enquista es el dolor–. De ahí la cita de Anatole France como encabezamiento de esta entrada.

Lo que preocupa de la cefalea

No preocupa lo mismo a:

Todos queremos un diagnóstico y para llegar a tenerlo es imprescindible averiguar la secuencia temporal de la cefalea.

Tipos de cefalea según su intensidad y duración en el tiempo

cefalea

La historia clínica y la exploración en la cefalea

Debemos dirigir las preguntas de nuestra historia clínica a saber cuanto y como duele la cabeza. En los episodios agudos buscar y detectar síntomas indicativos de patología grave. En la cefalea de repetición, detectar cuanto antes la que se prolonga en el tiempo y aumenta progresivamente de intensidad.

cefalea anamnesis

Si enseñamos al paciente como recoger él mismo estos datos, la historia será más fácil, el diagnóstico casi inmediato y podemos explicárselo con sus propias observaciones. Para esto podemos usar una agenda de cefalea.

calendario cefalea

Casi todos los niños han tenido o tendrán un dolor de cabeza agudo relacionado con una infección vírica leve y banal. El cerebro no duele, no tiene receptores para el dolor, lo que duele son las estructuras adyacentes, por eso hay que descartar otros problemas como la sinusitis.

sinusitis

Pero lo que más preocupa es descartar causas graves de dolor de cabeza, que no siempre son de origen orgánico. La cefalea de características tensionales, pero también la migraña, puede ser un síntoma de otros problemas neurológicos como el TDA-H o la depresión. El acoso escolar es también un problema a tener en cuenta cuando recibimos a un niño con cefalea.

cefalea depresión

Detectar los desencadenantes de la cefalea, como el chocolate o el mal tiempo, permitirán evitarlos y anticiparnos al episodio de dolor. Pero es  importante estar seguros de que son la causa del dolor para no mermar la calidad de vida del niño, por ejemplo prohibiendo alimentos de su agrado.

En la mayoría de niños con cefalea y defectos leves de visión, estos no son la causa del dolor, simplemente coincide que tienen las dos cosas. Tras ponerse gafas, siguen con dolor de cabeza.

La valoración por un oftalmólogo es necesaria si la exploración clínica es normal y la causa de la cefalea no tiene un origen claramente neurológico.

Precisamente la realización de un fondo de ojo y la medición de la tensión arterial debe hacerse a todos los niños que consultan por cefalea. Con estas dos sencillas exploraciones, que pueden hacerse en cualquier consulta, podemos descartar causas graves de cefalea.

exploración cefalea

Solo unos pocos niños necesitarán una resonancia magnética para descartar por completo problemas cerebrales graves.

Cuando terminemos la historia clínica y la exploración neurológica podremos establecer un diagnóstico certero en la mayoría de los casos, basado sobre todo en las

Características de los episodios de dolor

migraña : cefalea tensional

Atentos a los signos de alarma, tanto en las cefaleas agudas

cefalea aguda alarma

Como en las cefaleas crónicas

cefalea crónica alarma

La cefalea merma la calidad de vida.

El dolor de la migraña puede ser muy intenso e invalidante.

Y los episodios repetidos de cefalea causan ansiedad y absentismo escolar por lo que nuestro objetivo debe ser hacer un buen diagnóstico que nos permita informar y formar al paciente en el manejo de sus dolores de cabeza.

Si lo hacemos bien, la cefalea mejora o desaparece en el 70% de los casos.

El tratamiento debe dirigirse sobre todo a mejorar el estilo de vida y las circunstancias ambientales.

tratamiento cefalea

Sin olvidar la analgesia pautada correctamente, sobre todo para los episodios agudos, pero también teniendo en cuenta que bastantes niños pueden beneficiarse de tratamiento profiláctico crónico.

Este algoritmo quizá pueda resultar de ayuda.

actuación ante cefalea

Comentario final.

La buena comunicación entre los profesionales que atienden al niño debe ser un aspecto prioritario en el abordaje de la cefalea –y de cualquier otra patología, claro–.

Cuando desde la atención primaria se decida enviar a un niño para valoración a neuropediatría informar lo más precisamente posible evita esperas a niños con problemas importantes y saturación de las consultas con problemas de menor relevancia. Indicar con claridad el motivo de derivación suele ser la mejor medida para mejorar la comunicación.

Es adecuado derivar cuando los episodios de dolor son muy frecuentes, no tienen la evolución esperada o el niño muestra una focalidad en la exploración neurológica. Y es deseable hacer llegar a la neuropediatra la información sobre los antecedentes familiares y personales de importancia, las mediciones de la tensión arterial, el resultado del fondo de ojo y sobre todo la agenda o calendario de cefalea rellenado por el paciente.

Por su parte, la neuropediatra dará respuesta puntual al médico que le ha hecho la consulta, solventando sus dudas y facilitándole el plan de actuación más indicado para el paciente. La realización de un informe es la mejor forma de facilitar el trabajo en equipo.

Estoy segura de que tenéis comentarios. Ya sabes, si comentas todos aprendemos. 🙂

↬  2015 ©  mj mas

_________________________[sobre esta información]

Gráficos: todos por ©mj mas.

Relacionados:

Acerca de mj mas

Neuropediatra · Ejerzo la Medicina con Ciencia y humanidad. Aquí divulgo sobre el imperfecto cerebro humano.

»

  1. Silvia dice:

    Mi hija ha sido diagnosticada de TEA. A raíz de sufrir acoso en el cole, en silencio durante un curso medio, empezamos a investigar. Tiene un CI de 125 pero muchas de las características del TEA no encajan del todo con su forma de ser. Es mas sociable de lo que se espera en un niño con este trastorno. Y se olvida algunas veces de los deberes, es despistada. La profesora me comenta que se despista mucho en clase, pero lo compensa porque las notas son excelentes, es muy brillante con las mates y es muy buena a nivel literario, le encanta leer y quiere ser científica.
    …a lo importante: tiene 8 años y absolutamente todos los días le duele la cabeza, le duele en la zona de la frente. Se despierta ya con dolor. Y pasa el día con este dolor. Dice que es constante pero que tiene pinchazos. Estoy preocupadisima. No se que mas hacer. La he llevado al neuropediatra y le ha dado una lista de alimentos que hemos suprimido pero el dolor continua.
    He leído publicaciones y no se si podría darse el caso de que una niña tenga un TDA y al mismo tiempo un TEA que gracias a la alta capacidad no hagan evidente el fracaso debido a la falta de atención.
    Es sólo una idea porque mi hija es muy inquieta, pero siempre juega sola. Por otro lado le cuesta mucho centrarse. Su mesa parece un caos. Después se olvida de traer los libros de los cuales tiene que hacer deberes. No obstante desconecta por ideas que se le ocurren a raíz de una explicación de la profesora que va más allá de lo que se espera de ella y se queda dándole vueltas a esa idea. Vive preocupada por la aceptación. Disgustada porque cree que es antipática y que por eso no le cae bien a nadie…esto me lo ha dicho literalmente. Se esfuerza por caer bien y no lo consigue. Lo he visto con mis propios ojos y si fuese solo en este colegio pensaría que la clase es problemática, pero ya la hemos cambiado. Y ella es sumisa, pero como tiene su obsesión con las normas puede resultar impertinente porque no tolera la alteración de las rutinas o infracción de las normas por sus compañeros y esto la hace tremendamente impopular.
    Por favor,¿ puedes ayudarme a entender el por qué de sus dolores de cabeza?

    • mj mas dice:

      Comprende Silvia que en este espacio es poco adecuado poder darte una respuesta con las debidas garantías de que sea correcta. Pero por lo que dices creo que tienes razón en cuanto a TEA+TDAH, háblalo con tu neuropediatra de nuevo.
      Por otra parte, creo que también debes hablar con los servicios pedagógicos del colegio. Parece que hay cosas que podrían hacerse mejor.

Si comentas, todos aprendemos. ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s