El lenguaje y la inteligencia

El lenguaje y la inteligencia

El lenguaje es fundamental, porque es el vertebrador de la cognición y la conducta.

Esta vez he vuelto a hablar de ello con mis amigos, el Dr. Javier Rascón y el Dr. José Luis Palomares, del podcast Productividad y salud –Gestiona tu vida sin estrés–.

Como suele suceder cuando hablo con ellos la conversación fluye y este formato de tertulia me ha gustado especialmente porque aporta más puntos de vista.

La charla estuvo tan entretenida como de costumbre y hablamos de muchas otras cosas, pero mejor os invito a escuchar.

De nuevo os agradezco vuestra hospitalidad, Javier y José Luis, y la simpatía. Gracias a vosotros, lectores, por escuchar.

↬ 2021 ©MJ Mas


Para no perderte ninguno de los post, puedes suscribirte al blog.

O sígueme en redes sociales:

Ser sordociego: lenguaje y comunicación

☀️ Neurodomingo 2021.26

Helen Keller nació en su casa de Tuscumbia (Alabama, EEUU) en 1880 y creció sana hasta los diecinueve meses cuando quedó ciega y sorda por una «congestión aguda del estómago y el cerebro» –seguramente escarlatina, sarampión o meningitis, todas prevenibles hoy en día con la vacunación–.

A pesar de su doble discapacidad, aprendió a conocer los objetos y las acciones cotidianas a través del olor y el tacto, pero no sabía que tenían nombres. Para comunicarse usaba señas que sólo entendía su madre.

Se mantuvo en esta oscuridad silenciosa durante siete años y entonces apareció su maestra, Ana Sullivan, quien la enseñó a comunicarse usando signos trazados en la palma de su mano. Eso lo cambió todo.

Todo tenía un nombre, y con cada nombre brotaba un nuevo pensamiento. 

Helen Keller

—lenguaje y cognición—

Keller avanzaba rápidamente en sus aprendizajes y con el tiempo completó sus estudios universitarios. Escribió varios libros, fue una activista y oradora en defensa de los derechos de las personas con discapacidad sensorial y fundadora de la organización Helen Keller International, dedicada a realizar investigaciones sobre la visión, la salud y la nutrición.

SIGue...

Lenguaje, cognición y conducta

El lenguaje sirve para hablar, pero , además de que hablar y lenguaje no son lo mismo, quizá comunicarse NO sea su función más importante.

 

En el gráfico se esquematizan las estructuras cerebrales que participan en el lenguaje. No está en el gráfico, pero el cerebelo es fundamental en el lenguaje. Así que prácticamente todo el sistema nervioso central está involucrado en el lenguaje y, por tanto, no es de extrañar que sea tan importante para la cognición y la conducta.

El lenguaje es el vertebrador de la cognición y la conducta

neurodiversidad autismo

Por eso cuando no aparece en el momento esperado o no se desarrolla como se supone que debe hacerlo, la forma de entender el mundo (cognición) y por tanto la respuesta a las propuestas ambientales (conducta) son diferentes.

SIGUE...

Trastorno específico del lenguaje (TEL)

El trastorno específico del lenguaje –TEL– es difícil de definir, de diagnosticar y de tratar.

Hace referencia a los niños con problemas en el lenguaje con habilidades cognitivas normales y sin una causa identificable de esas dificultades. El diagnóstico es pues de exclusión, es decir, descartando otras causas que puedan explicarlo, y abarca un espectro tan amplio de manifestaciones que no ayuda a su comprensión.

Conocerlo es pues muy importante para poder entender las dificultades a las que se enfrenta el niño que lo tiene y atender adecuadamente sus necesidades.

De las muchas características que compartimos todos los seres humanos yo destacaría tres: la capacidad de andar erguidos –bipedismo–, la de formar una pinza oponiendo el pulgar a los otros dedos de la mano y el lenguaje.

Quizá la más compleja de todas sea el lenguaje, una capacidad fascinante de la que aún no comprendemos muy bien ni cómo surge ni cómo funciona, pero sabemos que interviene en el análisis de lo que percibimos, en nuestras emociones y en la elaboración de ideas. Nos ayuda a recordar el pasado y a imaginar el futuro. Es el soporte de nuestro mundo interior, de nuestro «yo» y también la herramienta que nos permite transmitirlo.

Las deficiencias en el lenguaje interfieren en todos estos procesos. Pueden ser debidas a problemas en la comprensión, en la expresión o en ambas y sus causas muy variadas. Digamos que evaluar y definir los problemas del lenguaje es tan complejo como el propio lenguaje y que no hay consenso sobre ello.

Y el trastorno específico del lenguaje no se escapa a esta dificultad.

sigue...
A %d blogueros les gusta esto: