máster en fisioterapia pediátrica – CEU

La Universidad CEU San Pablo de Madrid organiza un Máster de Fisioterapia Pediátrica en el que tengo el placer de colaborar como docente desde su primera edición en el curso 2010-2011.

Me considero afortunada de poder llevar a cabo actividades docentes. No solo me agrada poder transmitir a otros lo que yo misma he aprendido sino que además para hacerlo bien es necesario revisar, actualizar y reflexionar sobre los propios conocimientos. Y al hacerlo, es frecuente que nuevos conceptos o explicaciones de lo que creíamos saber nos sorprendan y nos ayuden a avanzar en el conocimiento teórico y en la práctica clínica.

Acudir cada año a Madrid a dar estas clases me satisface especialmente. El programa es muy exigente y completo, y el elevado nivel de los alumnos, su interés y participación en las clases son una motivación extra que me exige estar a la altura.

Lo que propone la USP-CEU

comillas La finalidad del Programa Formativo es conseguir un fisioterapeuta capaz de conocer el desarrollo psicomotor, el aprendizaje y el control del movimiento y las adaptaciones al crecimiento con la finalidad de poder plantear las estrategias terapéuticas adecuadas y descubrir el potencial motor del niño, amparado todo ello bajo un solvente y elevado conocimiento científico.

Mi participación es fundamentalmente teórica y trato dos temas. El abordaje del diagnóstico de las patologías del neurodesarrollo en neurología infantil y las herramientas diagnósticas de que disponemos para estudiar sus causas. El segundo trata sobre la epilepsia su clasificación, diagnóstico y tipos de tratamiento y la influencia de los fármacos en el estado de alerta del niño.

Estoy muy agradecida al director del Máster, D. Tomás Pérez Fernández, y los coordinadores, D. Luis Ángel Coronel del Río y Dña. Beatriz Cano Díez, no sólo por invitarme a colaborar en una formación de tan elevada calidad sino también por el excelente trato personal que me dispensan cada curso.

↬ 2014 © mj mas

____________________________________________

Relacionados:

La conducta en el autismo

Comprender la conducta del autismo

síntomas autismoEl autismo no tiene una forma única de manifestarse, sino que sus dificultades aparecen en diferentes grados en diferentes personas. Por este motivo se habla de espectro autista.

Sin embargo todos los que padecen autismo tienen dificultades en la comunicación con los demás –en el lenguaje, hablado o no– y en la interacción social, además su interés por el entorno se limita a unos cuantos temas –a veces solo a uno– que ocupa toda su atención y hace que su conducta sea estereotipada, rígida y repetitiva.

Si lo pensamos un poco enseguida nos damos cuenta de que los problemas de conducta no son sólo una «parte» del autismo, sino que están condicionados y condicionan sus otras dificultades de comunicación e interacción social. Comprender esto es comprender mejor la conducta de las personas con autismo, el primer paso para poder ayudarles cuando surgen dificultades.

Mañana –23 de octubre a las 20:00h–, debatiremos sobre como manejar estos problemas de conducta con profesionales y personas cercanas al mundo TEA en un Hangout de Google, evento que podrás seguir en directo.

En el post de hoy os adelanto los temas que me parece interesante tratar. Se admiten sugerencias.

sigue...

Infancia, maternidad y discapacidad

Historia de la infancia, de la maternidad y la discapacidad

Ser madre y padre es un acontecimiento biológico; la maternidad y la paternidad, un ejercicio cultural.

Puede parecernos que el instinto materno y el amor de los padres es algo natural y que por tanto ha sido siempre así, pero no es cierto.

hijosDependiendo de la época histórica y de las necesidades de cada grupo social encontramos formas muy diversas de ser padres. El contexto es determinante en la creación de esa construcción cultural que es la maternidad, y especialmente influyente es el valor que la sociedad da a los niños.

Cuando esos hijos tienen una discapacidad, la paternidad adquiere tintes propios ya que su dependencia origina una preocupación tanto personal como familiar y social que se resuelve de forma muy diferente según sea el contexto social.

sigue...

No me gusta, pero me gusta (ser médico)

A los médicos nos gusta reflexionar sobre ser médico

Quizá somos un poco narcisistas o quizá no consigamos despejar nunca la duda de si esto vale la pena… «Esto» es el amor al ser humano que sufre y el intento de mejorar su sufrimiento…

El caso es que no es la primera vez que hablo de ello en el blog, sobre la Neuropediatría o sobre separar la profesión de la vida privada. Y mucho me temo que no será la última… 
Viendo el vídeo que os dejo al final, me he puesto a pensar en lo que vale y no vale la pena…

No me gusta madrugar, pero me gusta un trabajo en el que no cabe la rutina.
No me gusta el sufrimiento, pero me gusta la sabiduría que conlleva.
No me gusta la certeza de no saberlo todo, pero me gusta ser una eterna aprendiz.
No me gusta el cansancio acumulado, pero me gusta la confianza a la que debo responder.
No me gusta que me interrumpan, pero me gusta atender una urgencia de verdad.
No me gusta la falta de respeto, pero me gusta la sonrisa de mis pacientes.
No me gusta la falta de recursos, pero me gusta tener compañeros a quien recurrir.  

Me gusta vivir como he escogido, como una médico, y me gusta que mañana sea lunes para ir a ejercer mi profesión.

↬  2014 © mj mas

_____________________

Relacionados:

Vídeo: «My Shoes» de Nima Raoofi, en Youtube.

A %d blogueros les gusta esto: