Plasticidad cerebral y aprendizaje

serie: atención precoz

Plasticidad, aprendizaje y neurodesarrollo

plasticidad cerebral y aprendizajeObservar el crecimiento de un niño es fascinante, no sólo el físico sino también el intelectual y el emocional.

La neuropediatría estudia el neurodesarrollo, el complejísimo proceso de maduración anatómica y funcional del sistema nervioso que posibilita la progresiva adquisición de las habilidades humanas.

La maduración del sistema nervioso

El sistema nervioso de las distintas especies animales es el fruto de un complejo desarrollo evolutivo por el que cada especie ha adquirido las habilidades que permiten su adaptación al medio y por tanto su supervivencia. Pensemos en lo diferentes que son los sentidos, la movilidad, la comunicación o la sociabilidad de cada especie.

El sistema nervioso humano tarda muchos años en madurar. Tiene una compleja herencia genética, mucho más “flexible” en sus aprendizajes que la de la mayoría de las especies, lo que explica la enorme riqueza de nuestra herencia cultural.

En este vídeo [3 min 30 seg] vemos como un bebé se “transforma” en una chica de 13 años.

sigue...

Sospecha de autismo

1 de cada 150 68 59 niños padece alguna forma de autismo

alarmaLas manifestaciones del autismo pueden aparecer incluso antes del año de vida, pero en la mayoría de los casos el diagnóstico se hace hacia los 4 años de edad, lo que retrasa la intervención y aumenta la ansiedad de la familia.

familia en la mesa con niño autista

“Cuanto más tarda un niño con autismo en recibir ayuda, más difícil es llegar a él”

Diferentes estudios demuestran que una atención temprana de los trastornos en el espectro autista mejora las habilidades comunicativas y sociales de los niños afectados. Desgraciadamente no todos mejoran a pesar de recibir la atención adecuada, y en este momento no hay una explicación para esto, pero retrasar el diagnóstico no beneficia a ninguno.

Es muy importante acudir a las revisiones de salud para valorar bien el neurodesarrollo de los niños y preguntar siempre que haya dudas o preocupaciones.

Algunos de los signos que deben alertar la posibilidad de que un niño padezca autismo:

  • a los 12-13 meses aún no responde a su nombre
  • a los 14 meses no señala objetos para mostrar su interés
  • al año y medio no hay juego figurado (p.ej dar de comer a las muñecas)
  • juego repetitivo y a menudo consistente en alinear objetos
  • evita el contacto visual y prefiere estar solo
  • le cuesta comprender las emociones de otros y expresar las suyas
  • el lenguaje y el habla se desarrollan con retraso
  • el lenguaje consiste sobre todo en repetir palabras o frases que oye
  • responde cosas que no tienen que ver con la pregunta
  • es muy organizado y tolera mal los cambios
  • tiene intereses obsesivos
  • gesticula de forma llamativa, aletea las manos, se balancea o gira en círculos
  • reacciona de forma extraña a los olores, sabores, sonidos…

↬  2012 ©  mj mas
____________________________________<sobre esta información>

Relacionados:

Bibliografía:

Foto: Autism Talk Campaign | Chi & Partners.

¿Hablamos? – el desarrollo del lenguaje

Habla para que yo te conozca – Sócrates

Long Story Short

Cuando pregunto a unos padres por el momento en que su hijo empezó a caminar, la respuesta suele ser muy precisa, incluso aunque el niño tenga ya diez años. En cambio si pregunto a qué edad empezó a hablar, la respuesta es muy difícil y precisar es casi imposible.

Esto es debido a que tardamos mucho tiempo en aprender a hablar, años. Y aunque es la forma más directa de comunicación humana, no es la única.

Una madre atenta es capaz de distinguir los diferentes llantos de su hijo de pocos días de vida. Sabe cuando llora de hambre, sueño, porque está molesto…

desarrollo del lenguajeDesarrollo del lenguaje

Poco más adelante, la mirada del bebé y su sonrisa serán también una forma de comunicarse con otras personas. Luego emitirá sus primeros sonidos (“ajo”), vocalizará jugando con su voz (“aaa, ooo, eee”) y por fin encadenará una misma sílaba (“ta-ta-ta-ta”) a la vez que empieza a señalar con su dedo lo que le interesa compartir. Enseguida la repetición de sílabas se limitará a dos y sus primeras palabras con intención suelen ser “mamá” y “papá”. Esto sucede aproximadamente a los 12 meses de edad. Y estas primeras palabras son las que los padres identifican como el inicio del lenguaje.

Todavía le queda un enorme camino por recorrer en su aprendizaje de la comunicación y del lenguaje humano. Aprenderá palabras nuevas, las unirá en frases cada vez más complejas y años después aún seguirá aumentando el repertorio de comunicación y su vocabulario.

Empezará a leer y a escribir, experimentará con el dibujo, la música y los gestos e incluso es posible que aprenda otros idiomas.

Pero ¿qué pasa si esto no sucede al ritmo o en el momento adecuado?

Claro que cada niño se desarrolla a su propia velocidad y es más hábil en unas cosas que en otras, pero para valorar bien su neurodesarrollo es importante acudir a las revisiones de salud y preguntar siempre que haya dudas o preocupaciones.

Retraso en la adquisición del lenguaje

Es el más frecuente de los problemas del neurodesarrollo. Uno de cada 5 niños hablará más tarde que los otros de su edad, lo que suele causar problemas de conducta porque se sienten frustrados cuando no entendemos lo que quieren.

Lo más frecuente es que se trate de un retraso simple del habla que es transitorio, se resuelve por sí solo y no tiene repercusiones en el desarrollo posterior. Muchos padres entienden lo que quiere su hijo aunque no hable, pero es importante ayudar al niño a que se esfuerce a hablar porque los demás no le entenderán. Conviene pasar tiempo disfrutando del juego con tu hijo. Hablarle continuamente desde muy pequeño aunque sepamos que no nos entiende, ¿cómo va a aprender si no?. Animarle a usar gestos, sonidos y palabras.

Otros de estos retrasos del lenguaje pueden ser un signo de problemas más serios: sordera, retraso en otras áreas del desarrollo, trastorno específico del lenguaje o incluso un trastorno en el espectro autista.

Si observamos un retraso del lenguaje acompañado de alguna de las siguientes situaciones, es imprescindible consultar con el pediatra o con un neuropediatra:

  • el desarrollo del lenguaje se ve interrumpido y no avanza
  • el niño deja de hacer o decir cosas que ya sabía
  • no te devuelve la sonrisa
  • actúa como si no estuvieras en la habitación
  • no reacciona cuando le llamas por su nombre
  • parece estar siempre en su mundo
  • prefiere jugar solo
  • no parecen interesarle los juguetes, le gusta más jugar con objetos
  • conoce letras o números o palabras pero no sabe utilizarlas para pedir lo que quiere
  • no parece asustado en ninguna situación
  • no parece sentir dolor
  • utiliza palabras o frases que resultan inadecuadas para la situación o repite frases de la TV para expresarse

Un último consejo

Nadie conoce mejor a un hijo que sus padres. Sigue tus instintos y si estás preocupado por el desarrollo de tu hijo, consulta cuanto antes.

↬  2012 ©  mj mas

________________________<sobre esta información>
Bibliografía:
  • Narbona J., Chevrie-Muller: El lenguaje del niño. Desarrollo normal, evaluación y trastornos (2ª ed. 2001). Barcelona. Ed. Masson
Relacionados:
A %d blogueros les gusta esto: