Infancia, maternidad y discapacidad

Historia de la infancia, de la maternidad y la discapacidad

Ser madre y padre es un acontecimiento biológico; la maternidad y la paternidad, un ejercicio cultural.

Puede parecernos que el instinto materno y el amor de los padres es algo natural y que por tanto ha sido siempre así, pero no es cierto.

hijosDependiendo de la época histórica y de las necesidades de cada grupo social encontramos formas muy diversas de ser padres. El contexto es determinante en la creación de esa construcción cultural que es la maternidad, y especialmente influyente es el valor que la sociedad da a los niños.

Cuando esos hijos tienen una discapacidad, la paternidad adquiere tintes propios ya que su dependencia origina una preocupación tanto personal como familiar y social que se resuelve de forma muy diferente según sea el contexto social.

sigue...

el valor de la discapacidad

astla diversidad da unas gafas que enriquecen la mirada del hombre sobre el mundo

Las personas con diversidad enriquecen nuestra humanidad con su visión desde otro ángulo.

Cada uno de nosotros es único, nuestro cerebro y sus millones de conexiones forjadas por nuestra experiencia nos convierten en irrepetibles e insustituibles. Pero cuando distintas personas de capacidades similares se enfrentan al mundo, sus cerebros responden con visiones parecidas.

Sólo el que es diferente ve otras realidades que la mayoría no imaginamos ¡y cuánto aprendemos los demás cuando las comparte! 

sigue...

Año nuevo 2022

El día que empieza el año es un día arbitrario.

La Tierra gira sin descanso alrededor de nuestro sol. Sin escape posible al mecanismo celeste, completa sus órbitas sin pausa, fuera de nuestro control, ajena a nuestros cálculos del tiempo que sólo importan a la mente humana.

Jano, el dios de las puertas de la mitología romana. Simbolizaba los inicios y los finales, dio nombre al primer mes del año.

En occidente, nos regimos por el calendario solar gregoriano y, siguiendo la tradición romana, decidimos que el 1 de enero es el día de Año Nuevo.

Sin embargo, la cultura hebraica y la china utilizan un calendario lunisolar, que marca el tiempo teniendo en cuenta las fases del Sol y las de la Luna, pero no por eso su día de año nuevo coincide. Mientras que para los judíos el año en curso comenzó el 7 de septiembre de 2021 –1 Tishrei, 5782, es decir, 5782 años después de que Dios creara a Adán y Eva–, para los chinos empezará el 1 de febrero –4720 zhēng yuè, el día con luna nueva más próximo al equinoccio de primavera una vez pasado el solsticio de invierno–. Para los musulmanes el calendario es lunar y empieza a contar con la Hégira, cuando Mahoma huyó de la Meca a Medina, el día de año nuevo, 1 muharram 1444, corresponderá al 30 de julio de nuestro calendario gregoriano.

Pura arbitrariedad. Elegimos las fechas, según tradiciones y gustos, para marcar el inicio de un proceso cíclico que resulta infinito visto desde la perspectiva de nuestra limitada existencia.

Sigue...

Trauma infantil precoz

🍁 Neurodomingo 2021.46

La infancia de Charles Chaplin fue muy difícil. Sus padres eran artistas de music-hall y ambos sufrían enfermedades crónicas. Su padre, alcoholismo, y su madre, problemas mentales graves que derivaron en varios ingresos. Se separaron cuando Charles tenía tres años y su hermanastro, Syndey, siete. Niños que no disfrutaron de la estabilidad de un domicilio fijo ni de una familia estructurada, factores de riesgo para el trauma infantil precoz.

Los personajes que creó Chaplin encarnan como pocos las contradicciones humanas y no resulta descabellado pensar que son fruto de sus propias experiencias vitales. Así parece ser en, Día de paga, donde interpreta a un obrero que se escabulle del control de su esposa para salir a beber con sus compañeros.

Pero sin duda el personaje más emblemático de Charles Chaplin es Charlot. Ese vagabundo que nos saca siempre una sonrisa con sus pantomimas y una lágrima con su ternura.

Quizá la película más representativa del famoso vagabundo sea El chico, su primer largometraje mudo, en la que Charlot rescata a un huérfano de las calles y lo cría como si fuera su hijo. La película es una deliciosa celebración de la paternidad enfrentada a la frialdad social con la que se trata a los huérfanos.


—experiencias adversas y cerebro—

SIGue...

Comunicación temprana en el autismo

🍁 Neurodomingo 2021.45

Se considera que el pintor ruso Vasili Kandinsky fue el iniciador de la abstracción y del expresionismo.

Para Kandinsky el arte debe transmitir los sentimientos. Así, busca terminar con las representaciones reales del mundo porque al centrar la atención en lo representado estorban la expresión de las sensaciones del artista, mientras que las formas abstractas son un mejor medio de mostrarlas. Fascinado por el simbolismo del color y la psicología busca la «respuesta del alma» al color y describe las propiedades emocionales que tendría cada tonalidad para crear un nuevo lenguaje.

Amarillo, rojo, azul, pintada en 1925, es la obra más importante de su época en la Bauhaus y en ella pone sobre el lienzo sus teorías sobre el color. Leído de izquierda a derecha el cuadro muestra los tres colores primarios –amarillo, rojo, azul–. El amarillo cálido ilumina unas formas rectas trazadas con líneas negras finas y ligeras que representan movimiento y se oponen a las más gruesas que delimitan las formas circulares y oscuras en color azul, que simboliza lo frío y estable. Entre los dos extremos se multiplican rectángulos y triángulos mezclados con formas más sinuosas en las que predomina el color rojo.

Para entender mejor lo que nos quería mostrar Kandinsky necesitamos conocer estos códigos de color que utiliza. Lo mismo sucede en el autismo, si conocemos sus códigos, la comprensión fluye. La cuestión es que no todos los códigos de las personas con autismo son iguales.

—la comunicación no verbal en el autismo—

El principal rasgo del autismo es la dificultad para la comunicación, tanto la verbal como la no verbal, que suele concretarse bien en un retraso en el patrón secuencial del desarrollo del habla –tardan en aparecer las primeras palabras, la formación de frases, el uso de pronombres, etc.–, o bien en la pragmática del lenguaje –literalidad en la comprensión y en la expresión, dificultad para respetar los turnos de palabra, para interpretar el interés del interlocutor, etc.–.

El neurodesarrollo de la comunicación y del lenguaje se inicia mucho antes que el del habla (recordemos que lenguaje y habla no son lo mismo), mediante el contacto visual, la sonrisa, el llanto, la mirada compartida o los gestos –como señalar, mostrar objetos, indicar acciones, saludar o dar besos–.

SIGue...
A %d blogueros les gusta esto: