Lenguaje y mente

lenguaje-y-mente-wittgenstein

El cerebro humano es un órgano extraordinariamente complejo cuyo funcionamiento nos asombra e intriga.

Cómo es posible que de un entramado de neuronas y otras células surja una personalidad, una manera de estar en el mundo, un mundo propio. ¿Cómo las señales físico-químicas de las sinapsis se transforman en ideas? ¿Cómo emerge la mente? Este sigue siendo un gran misterio para la neurociencia y para la comprensión del ser humano.

El estudio del neurodesarrollo humano es sin duda clave para comprender mejor esta transformación del cerebro en mente.

Nacemos con nuestras capacidades sin desarrollar. La comunicación y el lenguaje aún no están presentes en los primeros años de nuestra vida, de los que no recordamos nada….

sigue...

Cervantes: la palabra, el lenguaje y la lectura

El 22 de abril de 1616 fallecía Miguel de Cervantes Saavedra en Madrid

300anos_297_01_gr400 años después, los que hablamos la versión moderna del español en el que está escrito el Quijote, nos disponemos a conmemorarlo con el día del libro.

Este blog (o bitácora, como diría Cervantes 😉 ) trata sobre el cerebro, y justamente del cerebro trata “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”.

De como el cerebro nos permite percibir y entender el mundo, de como, cuando se altera, todas las cosas cobran otro sentido.

Nuestros actos son juzgados desde la percepción de otro cerebro, pero leyendo “El Quijote” siempre nos asalta la duda, ¿qué es más “locura”, la del cerebro alterado o la del que no deja resquicios para imaginar un mundo ideal?

Según Cervantes, la “culpa” de la locura de Don Quijote la tiene la lectura, pero no cualquier lectura, sino las malas lecturas, las que obsesionan tanto que impiden hacer otra cosa que leer.

En resolución, él se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el celebro, de manera que vino a perder el juicio. Llenósele la fantasía de todo aquello que leía en los libros, así de encantamentos como de pendencias, batallas, desafíos, heridas, requiebros, amores, tormentas y disparates imposibles; y asentósele de tal modo en la imaginación que era verdad toda aquella máquina de aquellas sonadas soñadas invenciones que leía, que para él no había otra historia más cierta en el mundo.

La lectura permite adquirir la herencia cultural, la que no viene en los genes. Leer nada o poco merma nuestras posibilidades de comprender y de comprendernos. 

sigue...

El lenguaje en el síndrome de Asperger

El síndrome de Asperger

El síndrome de Asperger sigue siendo un gran desconocido como prueba que la edad media del diagnóstico no baje de los 7 años de edad aun 73 años después de que fuera descrito por Asperger.

Lo mejor para evitar ese diagnóstico tan tardío que retrasa la atención temprana, es contribuir a su mejor conocimiento por eso creo imprescindible, y me gusta, darlo a conocer lo más posible siempre que tengo ocasión, como cuando expliqué en el telediario de TVE su principales características.

 

En esta ocasión os invito a conocer cuales son las características del lenguaje en el síndrome de Asperger, a menudo la principal pista para sospecharlo y poder llegar a un diagnóstico.

sigue...

Desarrollo del lenguaje y hablar: ¿es lo mismo?

Lenguaje y habla

La comunicación humana es un instinto muy poderoso.

Para que un niño empiece a hablar es suficiente un entorno en el que las personas se comuniquen. Entonces, si el niño no tiene ningún problema en su neurodesarrollo, el lenguaje surge solo, “como por arte de magia”.

lenguaje y hablarEl lenguaje permite a los humanos transformar las ideas en elementos de comunicación (palabras), al hablar transformamos esos elementos en sonidos articulados humanos.

Hablar es pues emitir palabras, comunicar oralmente nuestras ideas.

sigue...

¿Hablamos? – el desarrollo del lenguaje

Habla para que yo te conozca – Sócrates

Long Story Short

Cuando pregunto a unos padres por el momento en que su hijo empezó a caminar, la respuesta suele ser muy precisa, incluso aunque el niño tenga ya diez años. En cambio si pregunto a qué edad empezó a hablar, la respuesta es muy difícil y precisar es casi imposible.

Esto es debido a que tardamos mucho tiempo en aprender a hablar, años. Y aunque es la forma más directa de comunicación humana, no es la única.

Una madre atenta es capaz de distinguir los diferentes llantos de su hijo de pocos días de vida. Sabe cuando llora de hambre, sueño, porque está molesto…

desarrollo del lenguajeDesarrollo del lenguaje

Poco más adelante, la mirada del bebé y su sonrisa serán también una forma de comunicarse con otras personas. Luego emitirá sus primeros sonidos (“ajo”), vocalizará jugando con su voz (“aaa, ooo, eee”) y por fin encadenará una misma sílaba (“ta-ta-ta-ta”) a la vez que empieza a señalar con su dedo lo que le interesa compartir. Enseguida la repetición de sílabas se limitará a dos y sus primeras palabras con intención suelen ser “mamá” y “papá”. Esto sucede aproximadamente a los 12 meses de edad. Y estas primeras palabras son las que los padres identifican como el inicio del lenguaje.

Todavía le queda un enorme camino por recorrer en su aprendizaje de la comunicación y del lenguaje humano. Aprenderá palabras nuevas, las unirá en frases cada vez más complejas y años después aún seguirá aumentando el repertorio de comunicación y su vocabulario.

Empezará a leer y a escribir, experimentará con el dibujo, la música y los gestos e incluso es posible que aprenda otros idiomas.

Pero ¿qué pasa si esto no sucede al ritmo o en el momento adecuado?

Claro que cada niño se desarrolla a su propia velocidad y es más hábil en unas cosas que en otras, pero para valorar bien su neurodesarrollo es importante acudir a las revisiones de salud y preguntar siempre que haya dudas o preocupaciones.

Retraso en la adquisición del lenguaje

Es el más frecuente de los problemas del neurodesarrollo. Uno de cada 5 niños hablará más tarde que los otros de su edad, lo que suele causar problemas de conducta porque se sienten frustrados cuando no entendemos lo que quieren.

Lo más frecuente es que se trate de un retraso simple del habla que es transitorio, se resuelve por sí solo y no tiene repercusiones en el desarrollo posterior. Muchos padres entienden lo que quiere su hijo aunque no hable, pero es importante ayudar al niño a que se esfuerce a hablar porque los demás no le entenderán. Conviene pasar tiempo disfrutando del juego con tu hijo. Hablarle continuamente desde muy pequeño aunque sepamos que no nos entiende, ¿cómo va a aprender si no?. Animarle a usar gestos, sonidos y palabras.

Otros de estos retrasos del lenguaje pueden ser un signo de problemas más serios: sordera, retraso en otras áreas del desarrollo, trastorno específico del lenguaje o incluso un trastorno en el espectro autista.

Si observamos un retraso del lenguaje acompañado de alguna de las siguientes situaciones, es imprescindible consultar con el pediatra o con un neuropediatra:

  • el desarrollo del lenguaje se ve interrumpido y no avanza
  • el niño deja de hacer o decir cosas que ya sabía
  • no te devuelve la sonrisa
  • actúa como si no estuvieras en la habitación
  • no reacciona cuando le llamas por su nombre
  • parece estar siempre en su mundo
  • prefiere jugar solo
  • no parecen interesarle los juguetes, le gusta más jugar con objetos
  • conoce letras o números o palabras pero no sabe utilizarlas para pedir lo que quiere
  • no parece asustado en ninguna situación
  • no parece sentir dolor
  • utiliza palabras o frases que resultan inadecuadas para la situación o repite frases de la TV para expresarse

Un último consejo

Nadie conoce mejor a un hijo que sus padres. Sigue tus instintos y si estás preocupado por el desarrollo de tu hijo, consulta cuanto antes.

↬  2012 ©  mj mas

________________________<sobre esta información>
Bibliografía:
  • Narbona J., Chevrie-Muller: El lenguaje del niño. Desarrollo normal, evaluación y trastornos (2ª ed. 2001). Barcelona. Ed. Masson
Relacionados:
A %d blogueros les gusta esto: