Otoño, luz y patología cerebral

El cerebro y la luz

otono-luz-cerebroEl cerebro sirve para adaptarnos al entorno, ajusta su actividad a los cambios ambientales para que nuestras funciones corporales y nuestra conducta sean adecuadas en cada momento.

Las horas de luz diurna y su intensidad son un estímulo externo determinante de la actividad cerebral. De día estamos activos y de noche dormimos, y el cuerpo funciona diferente en cada estado, sometido al ciclo sueño-vigilia.

La duración del día y la noche varía a lo largo del año –sobre todo en las regiones templadas al norte del Trópico de Cáncer y al sur del de Capricornio– porque la traslación de la Tierra alrededor del Sol hace variar las horas de luz solar que recibimos y produce las estaciones, que modifican los ritmos biológicos de todos los seres vivos.

A partir del equinoccio es cuando más se nota el cambio en la duración de la luz solar. En otoño cada 24 horas habrá 3 minutos menos de luz solar hasta llegar al solsticio de invierno, el día con menos horas de luz del año. En primavera sucederá justo lo contrario.

Este cambio gradual de la duración de las horas de luz permite a nuestro reloj interno ajustarse sin dificultades, pero si los cambios son bruscos la adaptación puede ser más difícil. Es lo que sucede en los viajes rápidos a largas distancias y también en los cambios de hora de primavera y otoño.

La disminución de las horas de luz se nota en la consulta de neuropediatría que se llena de cefaleas, epilepsias y tics, y de trastornos del ánimo que pueden acompañar a otros problemas.

sigue...

El acoso escolar y la salud mental

La OMS celebra el 10 de octubre el

día mundial de la salud mental.

Los niños también tienen enfermedades mentales y sobre todo sufren problemas emocionales cuando aparecen cambios importantes en su vida.
acoso escolarEl divorcio de sus padres, la muerte de un ser querido, un familiar con una enfermedad crónica, los problemas económicos de la familia, el fracaso escolar o el rechazo de un amigo… o el de muchos «amigos» o el de un grupo de «compañeros»… sí, estoy hablando del

acoso escolar.

Una situación que merma la salud mental de los niños y sobre la que podemos actuar con celeridad y evitando males mayores. 

sigue...

Tratamiento de la parálisis cerebral infantil

La Parálisis Cerebral Infantil

se produce en 3 de cada 1.000 recién nacidos de los que casi la mitad habrán tenido un nacimiento prematuro

Aunque no hay  un registro oficial del número total de personas con Parálisis Cerebral Infantil (PCI) en España, se calcula que son unas 60.000.

El primer miércoles del mes de octubre es el día mundial de la PCI y es un buen momento para aprender.

Lo que debes saber de la PCI

sigue...

educar en la inclusión

Inclusión educativa

es un concepto difícil de entender y más difícil aún de poner en práctica.
inclusionDice la UNESCO que

«La educación inclusiva comporta la transformación de las escuelas y de otros centros de aprendizaje para atender a todos los niños […], y para brindar también oportunidades de aprendizaje a todos los jóvenes y adultos.
Tiene por objetivo acabar con la exclusión y la falta de atención a la diversidad en materia de raza, situación económica, clase social, origen étnico, idioma, religión, sexo, orientación sexual y aptitudes.»

En la práctica significa que la escuela debe incluir a todos los alumnos –porque la educación es un derecho de todos– y dotarse de los profesionales y los medios materiales adecuados para cada alumno, teniendo en cuenta sus particularidades.

sigue...

Adolescentes con Parálisis Cerebral

La adolescencia como una oportunidad.

Las personas que padecen Parálisis Cerebral se enfrentan a nuevos retos cuando alcanzan la adolescencia. adolescente paralisis cerebral

Gracias a la charla-coloquio sobre Parálisis Cerebral Infantil que tuve el gusto de compartir con los miembros de Araprode, he podido reflexionar algo más sobre esta circunstancia.

En general, los niños con Parálisis Cerebral InfantilPCI– participan menos en las actividades de grupo que los niños sin problemas. Los cambios físicos y neurológicos a los que se enfrentan los adolescentes pueden resultar aún más difíciles para los que tienen discapacidad.

La adolescencia en la PCI

Durante la adolescencia, el cerebro experimenta importantísimos cambios en su estructura y organización que hacen que en la conducta del adolescente las emociones tengan mayor peso que las decisiones basadas en el análisis razonado. A esto hay que añadir la potente acción que las hormonas ejercen sobre la conducta en estos años. La hormona de crecimiento provocará el famoso «estirón» y las hormonas sexuales los cambios físicos que convierten a los niños en mujeres y hombres adultos. Estas hormonas tienen además un papel crucial en el desarrollo cerebral que va a suceder en estos años previos a la madurez del adulto.

Estos cambios tienen particularidades específicas en la PCI.

sigue...
A %d blogueros les gusta esto: