fisioterapia pediátrica

Este fin de semana he impartido clases en el Máster de Fisioterapia Pediátrica de la Universitat Internacional de Catalunya, una docencia que hago con mucho agrado de forma ininterrumpida desde el curso 2002-2003. A pesar de que las clases son largas y de mucho contenido, los alumnos mostraron gran interés, motivación y vocación.

Infancia y movimiento son casi sinónimos.

Desde el recién nacido que no puede cambiar de postura por sí mismo hasta la complicada coordinación de un adolescente practicando deporte pasa mucho tiempo durante el cual todo es cambio y movimiento.

Cuando el desarrollo motor se altera, la autonomía del niño merma y se entorpece el desarrollo de forma global. Cualquiera que sea su causa, el tratamiento de los trastornos motores en la infancia debe dirigirse a mejorar la independencia del niño facilitándole que pueda alcanzar su máximo potencial en el control de su cuerpo. El profesional capaz de ayudarle a lograrlo es el fisioterapeuta pediátrico, quien valorando las dificultades individuales de cada niño diseñará un tratamiento dirigido a mejorar el control de la postura y las actividades de la vida diaria.

La calidad de vida cambia mucho si la movilidad y el control postural están disminuidos. Un niño que puede mantenerse sentado o en pie verá mucho mejor el mundo y podrá usar sus manos para explorarlo en vez de para sostenerse, y no digamos si además puede desplazarse sin ayuda. ¡La tranquilidad de las madres desaparece cuando el niño gatea o anda!

↬  2012 ©  mj mas

_____________________________________

Relacionados:

¿Hablamos? – el desarrollo del lenguaje

Habla para que yo te conozca – Sócrates

Long Story Short

Cuando pregunto a unos padres por el momento en que su hijo empezó a caminar, la respuesta suele ser muy precisa, incluso aunque el niño tenga ya diez años. En cambio si pregunto a qué edad empezó a hablar, la respuesta es muy difícil y precisar es casi imposible.

Esto es debido a que tardamos mucho tiempo en aprender a hablar, años. Y aunque es la forma más directa de comunicación humana, no es la única.

Una madre atenta es capaz de distinguir los diferentes llantos de su hijo de pocos días de vida. Sabe cuando llora de hambre, sueño, porque está molesto…

desarrollo del lenguajeDesarrollo del lenguaje

Poco más adelante, la mirada del bebé y su sonrisa serán también una forma de comunicarse con otras personas. Luego emitirá sus primeros sonidos («ajo»), vocalizará jugando con su voz («aaa, ooo, eee») y por fin encadenará una misma sílaba («ta-ta-ta-ta») a la vez que empieza a señalar con su dedo lo que le interesa compartir. Enseguida la repetición de sílabas se limitará a dos y sus primeras palabras con intención suelen ser «mamá» y «papá». Esto sucede aproximadamente a los 12 meses de edad. Y estas primeras palabras son las que los padres identifican como el inicio del lenguaje.

Todavía le queda un enorme camino por recorrer en su aprendizaje de la comunicación y del lenguaje humano. Aprenderá palabras nuevas, las unirá en frases cada vez más complejas y años después aún seguirá aumentando el repertorio de comunicación y su vocabulario.

Empezará a leer y a escribir, experimentará con el dibujo, la música y los gestos e incluso es posible que aprenda otros idiomas.

Pero ¿qué pasa si esto no sucede al ritmo o en el momento adecuado?

Claro que cada niño se desarrolla a su propia velocidad y es más hábil en unas cosas que en otras, pero para valorar bien su neurodesarrollo es importante acudir a las revisiones de salud y preguntar siempre que haya dudas o preocupaciones.

Retraso en la adquisición del lenguaje

Es el más frecuente de los problemas del neurodesarrollo. Uno de cada 5 niños hablará más tarde que los otros de su edad, lo que suele causar problemas de conducta porque se sienten frustrados cuando no entendemos lo que quieren.

Lo más frecuente es que se trate de un retraso simple del habla que es transitorio, se resuelve por sí solo y no tiene repercusiones en el desarrollo posterior. Muchos padres entienden lo que quiere su hijo aunque no hable, pero es importante ayudar al niño a que se esfuerce a hablar porque los demás no le entenderán. Conviene pasar tiempo disfrutando del juego con tu hijo. Hablarle continuamente desde muy pequeño aunque sepamos que no nos entiende, ¿cómo va a aprender si no?. Animarle a usar gestos, sonidos y palabras.

Otros de estos retrasos del lenguaje pueden ser un signo de problemas más serios: sordera, retraso en otras áreas del desarrollo, trastorno específico del lenguaje o incluso un trastorno en el espectro autista.

Si observamos un retraso del lenguaje acompañado de alguna de las siguientes situaciones, es imprescindible consultar con el pediatra o con un neuropediatra:

  • el desarrollo del lenguaje se ve interrumpido y no avanza
  • el niño deja de hacer o decir cosas que ya sabía
  • no te devuelve la sonrisa
  • actúa como si no estuvieras en la habitación
  • no reacciona cuando le llamas por su nombre
  • parece estar siempre en su mundo
  • prefiere jugar solo
  • no parecen interesarle los juguetes, le gusta más jugar con objetos
  • conoce letras o números o palabras pero no sabe utilizarlas para pedir lo que quiere
  • no parece asustado en ninguna situación
  • no parece sentir dolor
  • utiliza palabras o frases que resultan inadecuadas para la situación o repite frases de la TV para expresarse

Un último consejo

Nadie conoce mejor a un hijo que sus padres. Sigue tus instintos y si estás preocupado por el desarrollo de tu hijo, consulta cuanto antes.

↬  2012 ©  mj mas

________________________<sobre esta información>
Bibliografía:
  • Narbona J., Chevrie-Muller: El lenguaje del niño. Desarrollo normal, evaluación y trastornos (2ª ed. 2001). Barcelona. Ed. Masson
Relacionados:

Aprendiendo de la parálisis cerebral infantil

astEn este blog nos interesan los libros que ayudan a la reflexión sobre la enfermedad y su poder para redescubrir nuestra propia humanidad.

Nuestra sociedad, egoísta y deshumanizada, no concibe la felicidad sino es a través del hedonismo. Llorar de dolor o impotencia no está permitido ni bien visto. El dolor es un obstáculo para alcanzar la felicidad y cuando se presenta (y siempre se presenta) se nos invita a huir y a rechazar el sentimiento doloroso, impidiéndonos así descubrir la riqueza que aporta a nuestra humanidad como guía de aprendizaje de la vida.

Me ha parecido imprescindible compartir la riqueza interior, la sencillez y la indefensión de las personas que han inspirado estos libros.

Un amor especial

de Kenzaburo Oé

La vida y la literatura de este escritor japonés, premio Nobel de Literatura en 1944, está marcada por el nacimiento de su primogénito, quien sufre de una grave deficiencia cerebral.

En este libro se recogen los ensayos que Oé escribe a lo largo de varios años en relación a la enfermedad de su hijo. Los sentimientos y reflexiones que provocan la incapacidad de su hijo le permiten descubrir en sí mismo y en su familia el valor del sufrimiento y de la dignidad humana, la lucha por la integración y la sublimación a través de la música.

___________________________________________

Una posibilidad entre mil

de Cristina Durán, MiquelÀngel Giner Bou

Una posibilidad entre mil

Los autores de esta novela gráfica son los padres de Laia, una niña especial con parálisis cerebral.

Una posibilidad entre mil es un relato real, de primera mano, de como nadie esta preparado para tener un hijo con dificultades. El camino para comprender la enfermedad y el reto de una paternidad desde la perspectiva de la minusvalía, enriquecen al lector regalándole una historia llena de humanidad y de como convertir las dificultades en oportunidades.

___________________________________________

2012 © mj mas

Relacionados:

Desarrollo cerebral y aprendizaje

La asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) del Colegio Francés de Reus, tuvo la amabilidad de invitarme a dar una charla formativa titulada

Desarrollo cerebral y aprendizaje: entendiendo el sistema nervioso

Fue una ocasión muy agradable de poder comentar con los padres sus preocupaciones sobre el desarrollo de sus hijos y constatar el enorme interés que despierta todo lo que concierne al sistema nervioso y especialmente al cerebro.

Han compartido conmigo la revista en que recogen la noticia y os lo dejo a continuación.

Las charlas con padres o asociaciones de pacientes me permiten compartir mis conocimientos de forma directa. Siempre he creído que comprender mejor el sistema nervioso y sus problemas mejora la vida de las personas y desde luego es lo que me motiva a escribir este blog.

¿Te interesa? ¿Quieres que de una charla en el colegio de tus hijos, asociación u otro sitio?

Pídeme una charla

2012 © mj mas

_______________________

Relacionado:

A %d blogueros les gusta esto: