Sin alejarnos de lo neuro ni de lo infantil pero esta vez no hablamos de neuropediatría, os propongo un divertimento: ¿por qué funcionan los trabalenguas?

Según el diccionario de la lengua de la Real Academia Española,

un trabalenguas es

“palabra o locución difícil de pronunciar, en especial cuando sirve de juego para hacer que alguien se equivoque.”

trabalenguas

El perro de San Roque no tiene rabo porque Ramón Ramírez se lo ha cortado.

Pablito clavó un clavito, ¿qué clavito clavó Pablito?, el clavito que Pablito clavó, era el clavito de Pablito.

Tres tristes tigres comían trigo en un trigal.

El cielo está enladrillado. ¿Quién lo desenladrillará? El desenladrillador que lo desenladrillare, buen desenladrillador será.

Seguro que los conoces y los has intentado decir más de una vez.

Fíjate que curioso, sólo te equivocas si los lees en voz alta. ¿Quieres saber por qué?

leer en voz alta

Cuando leemos para nosotros mismos no necesitamos articular ninguna palabra.

La información viaja desde nuestros ojos a la corteza occipital, enseguida pasa a la parietal y temporal del hemisferio izquierdo. En cada una de estas “estaciones” el cerebro tiene un cometido para que la información escrita cobre sentido:

lectura y cerebro

  • reconocer formas (letras) – en el área visual primaria.
  • asignar un sonido (fonema) a cada letra – en el giro angular
  • reconstruir el sonido de la palabra e identificarla- en el área de Wernicke
  • asociar la palabra al vocabulario conocido, la formación de conceptos, razonamientos… – otras áreas cerebrales que le dotarán de significado

Cuando tenemos que leer en voz alta, se involucran las zonas motoras del lenguaje: el área de Broca y el córtex motor. Y aquí es donde la cosa se complica y encontramos la explicación de porqué, en determinadas ocasiones, se nos traba la lengua.

el homúnculo de Penfield

La corteza cerebral motora tiene una altísima organización topográfica. Esto significa que una porción concreta del córtex motor tiene asignado el control del movimiento de determinados músculos. Lo mismo sucede con la corteza sensitiva, que recoge la información sensorial en áreas corticales específicas.

Wilder Penfield, un neurocirujano de la primera mitad del siglo XX, demostró que la corteza parietal podía dividirse anatómicamente según recibía la información correspondiente a nuestra percepción corporal. Hizo una representación gráfica en la que se mostraba claramente esta correspondencia, a esta representación se le llama homúnculo (hombrecillo) de Penfield. Un avance enorme para el estudio y la comprensión del cerebro humano que recogió en el libro que escribió conjuntamente con Theodore Rasmussen The cerebral cortex of Man.

 

homúnculo cortical de Penfield

 

Si observamos el dibujo del homúnculo motor, vemos que la parte de la corteza motora que controla los movimientos de la lengua, la laringe y los labios ¡es muy extensa! Porque los movimientos que hacemos para hablar son muy complejos.

RM en tiempo real de la articulación de la frase: 欢迎来到马普协会科学美术馆 (Bienvenidos al Museo del Arte del Instituto de la Ciencia Max Planck).

Para hablar correctamente debemos combinar los movimientos del diafragma, laringe, cuerdas vocales, mandíbula, labios, faringe, y por supuesto la lengua. Y cada uno de estos movimientos está controlado por distintas secciones de nuestra corteza cerebral.

los trabalenguas

De acuerdo pero si nuestro cerebro está tan bien organizado y gran parte de nuestra corteza cerebral está dedicada a los complejos movimientos del habla ¿por qué los trabalenguas nos traban la lengua? ¿No es paradójico?

Generalizando bastante, –nota para logopedas: seguro que hay más matices 😉 –, podríamos decir que en español hay tres tipos de consonantes y dos tipos de vocales.

Consonantes que necesitan el movimiento de la parte anterior de la lengua – como la “r”, “l” o “t”–,

la parte lingual posterior –como la “j” o “c”

y las que necesitan el movimiento de los labios –como la “p” o la “m”–.

Vocales que se emiten con la boca abierta sin casi elementos que impidan el paso del aire –“a” y “o”–, y las que necesitan colocar la lengua y los labios de otras formas –“e”, “i”, “u”–.

 

Pues bien, para producir los sonidos de los tres tipos de consonantes y los dos tipos de vocales necesitamos generar movimientos controlados por diferentes áreas del cerebro.

Vuelve a leer los trabalenguas clásicos del encabezamiento de esta entrada. ¿Qué tienen en común?

En cada uno de ellos hay un movimiento oral que predomina –la erre, la ele combinada con “p” o “c”, la te combinada con “r” y “g”, “drill”– y que coincide en la misma frase. En todos esos trabalenguas las frases contienen un movimiento repetido generado por las mismas partes del aparato fonatorio, y es esta repetición la que traba la lengua.

No hay confusión entre consonantes y vocales, sino que se confunde una consonante por otra –erre fuerte por erre floja, la pe por la ce–, se añaden consonantes donde no hay o se altera la combinación de las consonantes.

El problema aparece porque en esta repetición de sonidos y palabras similares se requiere el mismo movimiento y es aquí donde el cerebro se confunde. En las palabras y frases donde la movilidad de las distintas partes del aparato fonatorio es muy distinta la confusión es más difícil.

en conclusión

Lee despacio, piensa lo que lees, dilo con calma y vocaliza. ¡Que no te líe tu propio cerebro! 😉

Por favor, no dejes de compartirlo si te ha gustado, te ha entretenido o has aprendido algo nuevo.

Gracias por leer “neuronas en crecimiento”. ¿Te suscribes?

 2016 ©  mj mas

_________________________[sobre esta información]

Gráficos: todos por ©mj mas.

Vídeos: de ArticulatoryIPA en YouTube.

Relacionados:

Bibliografía:

  • Kristofer E. Bouchard, Nima Mesgarani, Keith Johnson & Edward F. Chang – “Functional organization of human sensorimotor cortex for speech articulation” – Nature 495, 327–332 (21 March 2013).

Acerca de mj mas

Neuropediatra · Ejerzo la Medicina con Ciencia y humanidad. Aquí divulgo sobre el imperfecto cerebro humano.

»

  1. lluismanuelg dice:

    Excelente post. Cada día más fan

  2. clara dice:

    Los locutores de radio usan “trucos” cuando un guión les parece complicado. Dividir en dos palabras largas y liosas, anotar los puntos clave y decirlos a otro ritmo…. Es algo bastante personal de cada uno de ellos, pero es normal que tengan un buen repertorio de estrategias y que al leer un guión las dejen anotadas.

  3. Clara Mónica dice:

    Felicitaciones. Excelentes artículos.

  4. Mercè Piera dice:

    Muy currado, entretenido y curioso. Genial!

  5. mariola dice:

    Muchas gracias..muy claro….Saludos desde México.

Si comentas, todos aprendemos. ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s