Ajedrez pedagógico ¿tan beneficioso?

ajedrez y cerebroLa noticia sorprendente de esta semana es que todos los partidos políticos están de acuerdo en algo: el ajedrez debe ser una asignatura.

A mí tanta unanimidad me estimula a indagar… ¿qué hay de cierto en los beneficios del ajedrez?

Parece que mejora la concentración, desarrolla la inteligencia, fomenta el respeto y la responsabilidad, te hace más creativo, grandes genios del arte y la ciencia lo han cultivado y además es barato…

¡Caray! pues podían haberlo hecho antes, ¿no?

Vamos a ver si realmente es tan bueno como lo pintan…

Jugar al ajedrez

Ciertamente el ajedrez es un juego complicado. No solo por sus reglas, movimiento y valor de cada pieza, turnos, objetivo… sino también por la infinidad de posibilidades que ofrece cada movimiento.

Un juego en el que la estrategia es todo y el objetivo uno solo: conseguir derrocar al rey del contrario.

Para jugar bien al ajedrez hay que estar atento, comprender las posiciones de cada pieza y los múltiples patrones de juego que cada movimiento llevaría a desarrollar. La complejidad es inmensa:

  • Un tablero de 64 escaques (cuadrícula de 8×8 casillas) con 32 piezas, de las que solo controlas 16, divididas en 6 categorías.
  • A  mitad de una partida, en cada turno hay unos 30 movimientos posibles.
  • Cada jugador debe evaluar las posiciones resultantes de cada uno de esos movimientos y ejecutar el que le dé mayor ventaja.

Atacar y defender, engañar, distraer, buscar la mejor estrategia sin el que el contrincante la descubra para evitar que se defienda a tiempo. Debe pensar de memoria sin equivocarse.

  • Para imaginar las diferentes posiciones de las piezas en el tablero será necesaria la intervención de la memoria visual.
  • Idear y evaluar cada movimiento activa las funciones ejecutivas cerebrales.
  • Las consecuencias de cada uno de esos movimientos estimulan el pensamiento crítico.

Como sucede con la música, el ajedrez necesita que todo el cerebro funcione de forma coordinada y con gran habilidad para lograr el objetivo.

El ajedrez y la pedagogía

Las habilidades que se desarrollan en el aprendizaje del ajedrez podrían favorecer otros aprendizajes.

ajedrez y cerebro niñosLa comprensión, la inducción, el análisis, la evaluación de fenómenos complejos que se necesitan para jugar bien al ajedrez, son también necesarias en muchas asignaturas como las matemáticas o las ciencias aplicadas. Pero también en el uso del lenguaje, la lógica o la filosofía.

Además el ajedrez requiere imaginar que va a hacer el contrincante, de hecho es absolutamente clave para ganar, y aquí juega un papel importante la capacidad de ponerse en el lugar del otro. Estimar las habilidades del contrincante, comprender los engaños a que nos puede someter y valorar el azar como una variable. También ser original y creativo para no responder o atacar siempre de la misma forma y no dar pistas al enemigo de como es nuestro propio patrón de pensamiento.

La evidencia sobre ajedrez y aprendizaje escolar

Thumbs-Up-256A favor del ajedrez.

Son muchos los estudios que avalan el ajedrez como un a herramienta pedagógica que mejora los aprendizajes escolares.

Cuando se examinan los efectos del ajedrez sobre la inteligencia, a menudo se encuentra mejoría en las habilidades cognitivas, sobre todo en matemáticas. Y también parece mejorar los resultados para los informes PISA en esta área, al menos entre los niños italianos.

Un estudio español, de Aciego y colaboradores, comparó los beneficios del ajedrez con los de la práctica de fútbol o baloncesto. Encontró que el ajedrez mejora los resultados en los test de inteligencia, especialmente en las habilidades visuo-espaciales y en resolución de problemas, mucho más que estos otros deportes.

Pero ¿qué pasa cuando el niño tiene dificultades en el aprendizaje escolar? ¿Es beneficioso el ajedrez entonces? Pues parece que sí, que el ajedrez facilita el aprendizaje de las matemáticas en niños con discapacidad cognitiva y otras dificultades en los aprendizajes escolares.

También parece mejorar los síntomas del Trastorno por Déficit de Atención-Hiperactividad (TDA-H), al menos eso intenta demostrar el proyecto Jaque mate al TDA-H, aunque sus resultados no han sido publicados en ninguna revista científica todavía.

Thumbs-Down-256Estudios que dicen que “ni fu ni fa”. 

Pero no todo son bondades. Otros estudios indican que el ajedrez tiene beneficios muy poco significativos, leves, en la mejora de los aprendizajes escolares y que no se ha demostrado que mejore la concentración, la atención ni el interés en aprender.

Incluso que puede ser perjudicial su obligatoriedad como asignatura causando el efecto contrario, aburrimiento y desmotivación.

Estos estudios señalan que los efectos positivos del ajedrez son más evidentes en los alumnos “novatos” que en los que ya saben jugar, en estos últimos las mejoras dependen más de las horas de entreno y del aprendizaje de nuevas habilidades para el ajedrez.

El sentido común

Está claro que si a los conceptos abstractos les damos una utilidad real será más fácil comprenderlos y aprenderlos para luego aplicarlos a muchas otras disciplinas.

El juego es la esencia de la infancia y todo lo que se enseñe a través del juego resultará más atractivo e interesante.

Una aburrida clase de cálculo puede ser mucho más amena con un tablero de ajedrez delante.

Pero también puede suceder lo contrario, habrá niños que no sentirán ninguna atracción por el ajedrez y mucho menos si es presentada como una asignatura.

Modestamente opino que el ajedrez es una herramienta, como muchas otras, y no la solución a todos los problemas que tiene y arrastra nuestro sistema educativo.

Con mucho optimismo, quiero ver en esta unanimidad de opiniones sobre el ajedrez que han mostrado todos los partidos una voluntad verdadera de poner remedio a la vergonzante situación de nuestra educación. Espero no pecar de exceso de optimismo.

Si te parece interesante, ¿podrías ayudarme a divulgarlo? En Facebook, Twitter o tu red social favorita. ¡Gracias!

 2015 © mj mas

______________________

Gráfico: “ajedrez y cerebro” por mj mas. Foto: “Niño complicado” de Carlos Bussenius en Flickr.

Enlaces:

Bibliografía:

Acerca de mj mas

Neuropediatra · Ejerzo la Medicina con Ciencia y humanidad. Aquí divulgo sobre el imperfecto cerebro humano.

»

  1. salvela dice:

    Excelente. Como todo juego hay una barrera peligrosa, que es la de la obsesión cuando se entra en terrenos más pantanosos como el de la competición.

    • mj mas dice:

      Gracias salvela.
      Tienes razón, la competición además puede añadir estrés al aprendizaje. Y creo que hay que ser crítico con las unanimidad. Un saludo. 🙂

  2. Victor Canduela dice:

    Hola María Jose. Tienes razón al situar el ajedrez en un punto medio sin apasionamientos. Cuantas cosas son útiles para mejorar el apendizaje. La música también mejora el aprendizaje y sin embargo esta algo olvidada.
    Saludos

  3. Alba dice:

    Me pregunto, ¿se formarán docentes para enseñar el juego? ¿O se dará con los mismos profesores del Instituto o Colegio?
    La formación docente es la llave de muchas soluciones en los problemas educativos, y más ahora con una educación inclusiva y obligatoria.
    Finlandia no llena de asignaturas la malla curricular, sino que dignifica la profesión tratando de buscar a los mejores con los mejores salarios, además.
    Saludos, MJ.

    • mj mas dice:

      Una vez más has dado en el clavo Alba, sobrecargar a los docentes con más trabajo sería un error (con antecedentes ya conocidos…).
      ¡Saludos!

  4. Zara dice:

    Interesante!! Lo divulgo 😉

  5. perlita1 dice:

    Al leer tu post, lo primero que saltó a mi mente fue que a mi nunca me gustó este juego, que por el contrario me repele…No podría sentarme frente a un tablero a inventar una estrategia…es sumamente aburrido.

    Por otro lado, ¡no cualquiera puede enseñar a jugar ajedrez!! Debe ser un profesor muy motivado, que sepa muchísimo, y no creo que sean abundantes.

    Me parece que como opción, sería entretenido para algunos niños.

    • mj mas dice:

      Pues sí, eso es una de las cosas que me parecen arriesgadas. No a todos los niños les va a gustar el ajedrez, y me parece excesivo hacerlo asignatura obligatoria.
      Gracias por aportar perlita1.

    • Julian Perez dice:

      El ajedrez es aburrido… como leer, jugar al fútbol, oir un concierto o pasear por el monte haciendo fotos 😉

      Como algunos lectores de este interesante blog han apuntado ya, el punto clave es la formación del profesorado. Un profesor que conozca la materia y vea las bondades innegables del ajedrez como herramienta educativa, pondrá su pasión en desplegarla. Y lo hará divertido, con una Didáctica adecuada que debemos trabajar.

      • mj mas dice:

        Totalmente de acuerdo, la infancia es juego y solo enseña quien atrapa la atención del niño. Los retos didácticos son los más pedagógicos y el ajedrez propone sin duda muchos retos.
        Gracias Julián por tu punto de vista. 🙂

  6. nunca he sabido jugar al ajedrez, recuerdo a mi padre jugar con mi hermano y nunca me ha llamado la atención… pero ya he leído muchas veces que es un juego que ayuda muchísimo a ejercitar el intelecto!!

  7. Sophie dice:

    Me sorprendió mucho la noticia, la verdad. “Imponer” el ajedrez en las escuelas no lo veo positivo, otra cosa es que se enseñe la materia poniendo ejemplos con un tablero de ajedrez para motivar a pensar.
    Que la educación en nuestro país está cojeando con tantos recortes y profesionales desmotivados es una realidad. Intentar parchear con ideas tan “ocurrentes” e “imaginativas” como “vamos a enseñar ajedrez en las escuelas” no lo veo la solución.
    A mí sí me gusta el ajedrez, me encanta y lo he enseñado a niños de 8 años cuando trabajé de voluntaria en una ludoteca infantil de la Cruz Roja. Pero lo enseñé a niños que les apetecía aprenderlo, como algo divertido, echándole humor al asunto, algo voluntario porque vieron el tablero y les entró curiosidad…he aquí la diferencia.

  8. Cesar Monroy dice:

    La discusión fracasa en la medida en que no se pueda salir del concepto de “obligatorio” y no se entre en el concepto de CURRÍCULO. Un currículo es el diseño de métodos y estratégias que permiten cumplir con un objetivo académico. Cuando se incorpora el ajedrez al currículo, se incorpora como parte de un proceso el cual favorecerá para que dichos objetivos se cumplan. Un ejemplo que siempre propongo: “Si un docente de deportes pone como meta correr 20 veces al campo de fútbol, ¿no es obligatorio para la institución, el brindar asistencia técnica, hidratación , motivación y otros requerimientos técnicos?”. Entonces de la misma forma, a un estudiante que se le obliga a cumplir con estándares cognitivos como las matemáticas y otros comportamentales, ¿no es obligatorio para la institución brindar herramientas para que el estudiante alcance las metas?. Pues esta es la función del ajedrez como herramienta, la de ayudar a que el currículo se cumpla, no la de defenderse como obligatorio.

    Otro tema que desconoce el autor y quienes aqui participan, es que es MUY distinto el ajedrez escolar al ajedrez deportivo, el hecho de que se involucran los mismos elementos, no quiere decir que cumplan los mismos objetivos, en la escuela se trabaja el ajedrez como herramienta didactica y para el deporte se trabaja la didactica del ajedrez que son dos conceptos muy distintos.

    El hecho que el autor de este blog desconozca que hace varios años, decadas, varias instituciones incluyen el ajedrez escolar, el autorno puede decir: “pues me lo hubieran dicho antes” la recomendacion es que se entere de todos los antecedentes, este trabajo no nace hoy. Y para finalizar, no se tiene ningun conocimiento cuando se argumenta desde los posibles implicaciones negativas, cuando se cree que el estudiante con la practica del ajedrez en la escuela, entra al aula a competir, nada mas equivocado, el estudiante entra a hacer un ejercicio mental. “El ejercicio fisico es al cuerpo lo que el ajedrez es a la mente”.

    • mj mas dice:

      Pues como autora (no hay autor) de este blog, agradezco todas sus puntualizaciones y sobre todo que haya pasado por aquí, Señor Monroy, para comentarlas.
      Estamos muy de acuerdo, como así se desprende de una lectura cuidadosa y crítica de mi entrada, en que el ajedrez debe ser una herramienta más para desarrollar el currículo. En ningún caso estoy en contra de su implantación como herramienta educativa. Bien al contrario, si se utiliza correctamente me parece que puede ser de gran utilidad. Como la música o la plástica son herramientas que ayudan al alumno en los aprendizajes más allá de la propia asignatura.
      No pretendo ser experta en pedagogía, mucho menos en ajedrez, pues como ya habrá notado soy neuropediatra, es decir neurólogo y pediatra. Este blog trata de neurología infantil y de neurodesarrollo, y es desde esta perspectiva que he querido aportar mi visión, como queda claro en mi escrito, argumentándola en base a la evidencia que sobre ajedrez y pedagogía otros más sabios que yo han publicado. Le recomiendo que lo compruebe leyendo los enlaces a los artículos a los que voy haciendo referencia a lo largo del texto.

      Por cierto, si sigue usted el enlace en el que aludo a que “se podía haber hecho antes” verá que lleva a una recomendación de la UE del año 2012, hecha después de décadas de trabajo, y por tanto se trata de un comentario que me hace conocedora de ese trabajo que usted menciona y en todo caso crítica con la lentitud de los parlamentarios españoles.

      Los comentarios que ayudan a comprender otras perspectivas y mejoran con ello el contenido del blog son siempre muy bienvenidos. Pero no puedo menos que hacerle notar que su tono final me parece innecesariamente agresivo, amén de poco cortés. Entre otras cosas porque al no indicarnos cual es su profesión o su competencia ajedrecística, no queda claro con que autoridad pretende tener conocimiento de estos asuntos. Perdone usted mi ignorancia al respecto, pero no soy periodista y es usted una visita en este blog, que es mi casa.

      Ni la entrada ni las opiniones vertidas por otros lectores van en contra de nada, se han publicado porque pretenden abrir un debate que usted generosamente ha enriquecido con sus aportaciones. Es más notará que hay más bien una simpatía y acuerdo en que el ajedrez, en buenas manos, puede ser de enorme utilidad. Entiendo que el ajedrez es una disciplina que desarrolla la paciencia, la estrategia y el respeto a los demás y el mejor ejemplo de ello es un ajedrecista que así las cultive. 🙂

      Una vez más le agradezco la visita y espero seguir contando con usted como un lector activo que exprese libremente sus opiniones.

      Saludos cordiales.

  9. perlita1 dice:

    María José, tú sabes mejor que yo, que hay personas no tan “despiertas” en esto de la lógica, las estrategias… Verás: estaba recordando que cuando jugábamos al naipe con mi papá (ingeniero), él sufría porque no podía “dirigir” mi juego….yo jugaba “al lote”, es decir sin pensar mucho…¡y le ganaba! Era hasta divertido, pero en cambio mi papá gozaba jugando con mi hermana (ingeniero)…se entendían muy bien, se “acorralaban”, y celebraban cuando lograban doblarle la mano uno al otro.

    Ahora, yo lo veo esto con mis hijos, cuán diferentes son! ¡y para qué decir mis nietos! Es por eso que no a todos nos gusta el ajedrez.

  10. Mientras el mundo discute sobre proyectos STEM (Science, Technology, Engineering y Mathematics), sobre si mejor STEAM (incluye Arts), sobre cómo promover una mayor presencia entre las mujeres,… mientras ya se legisla para incluir la programación, mientras en Finlandia el año que viene lo niños ya tocaran lapices sino teclados para aprender a escribir….

    Mientras aquí, ahora, vamos a jugar al ajedrez.
    Así, tal cual…

    • mj mas dice:

      La educación en España necesita una puesta al día importante…
      No creo que estemos a la altura en muchas, muchas cosas…

    • Julian Perez dice:

      No veo contradicción entre lo que comentas y el ajedrez. Lo que se persigue con el Ajedrez es promover competencias clave que serán muy importantes para los estudiantes, apoyados en el mundo del juego y la inteligencia emocional. Y si el profesorado es ayudado con contenidos y didáctica apropiados, no será un tiempo perdido, y menos si pensamos en tecnología, matemáticas, robótica, programación..

      Personalmente, conociendo el mundo de la programación y algunos lenguajes, veo que a muchas personas (ajenas al mundo del desarrollo de software) se les llena la boca con lo moderno que es esto o aquello. Y sin embargo creo que en secundaria puede ser positivo y debe intentarse, incluyendo la robótica educativa.

      Creo que cualquier mejora que cuente con el criterio del profesorado y nos permita innovar será interesante para los estudiantes del futuro, y un Ajedrez bien planteado no será más que un aliado en esa modernización que todos buscamos.

Si comentas, todos aprendemos. ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s