test-zurdosLa dominancia manual es un signo más de como se organiza el cerebro de una persona.

Sabemos que la organización cerebral es el soporte de los procesos mentales de cada uno: de la percepción, del análisis y la respuesta a las situaciones del entorno.

Por eso un zurdo no es un diestro en el espejo.

También sabemos que la experiencia y el aprendizaje modifican la organización cerebral, y que la preferencia manual es modificable.

Ser zurdo o diestro es un rasgo que se hereda. Y también puede ser consecuencia de lo que nos pasa.

Una lesión cerebral o de una extremidad en un niño pequeño puede alterar el uso de una mano, y entonces el niño hará dominante la que puede usar mejor, aunque no sea la que preferiría genéticamente. O niños zurdos a los que se obliga a usar la mano derecha, algo habitual hasta bien mediado el siglo pasado. Porque ser zurdo no siempre ha estado bien visto, y en algunos sitios sigue siendo tabú.

Entonces,

¿quien es zurdo y quien es diestro?


Para hacer una tarea manual compleja, la mayoría de personas utilizan su mano derecha. Y si preguntamos, casi el 90% de la gente se considera diestra.

El 10% restante se considera a sí mismo zurdo, aunque a menudo suele añadir: «pero “tal tarea” la hago mejor con la derecha».

Cuando alguien se identifica como diestro o zurdo nos está diciendo que: o bien tiene una mayor habilidad para ejecutar tareas complejas con esa mano o que la mayoría de las tareas diarias las hace con esa mano.

A menos que alguien sea muy diestro o muy zurdo, todos hacemos alguna tarea con la mano contraria a la que consideramos nuestra mano dominante. En otra palabras, cada uno de nosotros suele realizar siempre con la misma mano una tarea manual concreta –por ejemplo, lanzar un objeto–, pero no necesariamente es la mano que prefiere en todas las tareas –por ejemplo, cortar con un cuchillo–.

Así que ser zurdo o diestro no es algo categórico, sino que viene determinado por la tarea que escojamos. Y ¿qué tarea escogemos para decidir si alguien es diestro o no?

herencia y cultura

Que la dominancia manual es un rasgo heredable parece claro. Y en esta herencia están implicados factores genéticos, hormonales, del neurodesarrollo y ambientales.

Diversos estudios observan que: hay menos mujeres zurdas que hombres; los gemelos monocigóticos tienen mucha más probabilidad de tener la misma preferencia manual; cuando la zurda es la madre, es mucho más probable que el hijo lo sea que si el zurdo es el padre… Pero, ¿cuanto de esto es debido a la la imitación, el entorno familiar –la colocación de muebles, por ejemplo–, la presión educativa, cultural y social? Estoy segura de que estos son factores que contribuyen enormemente a elegir la preferencia manual.

genes y culturaEs difícil eliminar el componente cultural para saber cuan heredable es la dominancia manual, porque las diferentes tareas manuales no tienen la misma importancia en distintos entornos culturales ni socio-económicos, ni esta importancia es constante a lo largo de la historia. Cazadores, agricultores, soldados o escribientes tienen herramientas y circunstancias muy variadas tanto geográfica como históricamente.

Pero, independientemente de la tarea elegida, en todos los estudios poblacionales realizados el número de zurdos es muy inferior al de diestros y nunca alcanza el 30% de la población.

La intensidad y la extensión de la presión que se ejerce sobre los zurdos para que cambien su dominancia a la derecha es variable. Puede ser que se les obligue a cambiar su preferencia para usar la mano derecha en todas las tareas, que se fuerce el uso de la derecha para comer y escribir –sin presionarles para que la usen en otras tareas–, o que se favorezca el uso de la derecha sin forzarles a hacerlo.

En nuestro entorno esta presión no es necesariamente «violenta», la mayoría de veces es simplemente «ambiental» y el zurdo cambia de mano porque no es tan «rígido» en su dominancia como el diestro y se adapta muchas veces sin darse ni cuenta. Un ejemplo: más del 50% de los zurdos usa el ratón del ordenador con su mano derecha, seguro que es porque ni saben que pueden configurarlo para usarlo con la izquierda ni se lo han planteado jamás…

Comer y escribir son dos de las tareas sobre las que los zurdos sufren mayor presión para que las cambien a su mano derecha. Y a medida que se ha dado menos importancia a lo de ser zurdo y se ha insistido menos en que todos comamos y escribamos con la derecha, el número de zurdos ha aumentado.

Porque ser zurdo o diestro suele referirse a estas dos tareas: la mano con la que comes y escribes. Pero, si (casi) todos tenemos una tarea que preferimos hacer con la mano no dominante, entonces…

¿cuanto de diestro tienes?

Te propongo un cuestionario para valorar que tan diestro o zurdo eres. Quizá luego te sorprendas.

test-zurdo-edinburgh

Para descargar el test y calcular el resultado pincha aquí.

Pero esto tampoco es definitivo, especialmente si te ha salido que eres zurdo, incluso si eres muy zurdo. Porque pasando otros tests se demuestra que incluso los zurdos muy lateralizados, hacen las cosas con la derecha mejor que los diestros muy lateralizados con la izquierda.

Yo creo que ser zurdo o diestro tiene mucho de elección y de identidad personal. ¿Y tú qué opinas?

Si te ha gustado compártelo en tus redes sociales favoritas (incluído WhatsApp).

↬  2017 ©  mj mas

___________________________[sobre esta información]

Gráficos: «averigua si eres zurdo», todos por ©mj mas. Todos los derechos reservados.

Relacionado:

Bibliografía:

Acerca de mj mas

Neuropediatra · Ejerzo la Medicina con Ciencia y humanidad. Aquí divulgo sobre el imperfecto cerebro humano.

Un comentario »

  1. Walter dice:

    Yo no creo que ser zurdo o diestro sea por elección. Pienso que es de nacimiento la elección de una mano (y/o pie) u otra. Como símbolo de identidad personal tampoco, porque la lateralidad viene desde la más temprana infancia, lo que por supuesto indica que es de naturaleza. Aunque si bien puede ser cierto que el ser zurdo nos hace distintos a la mayoría, y para muchos zurdos si se convierte en un símbolo de identidad y hasta de orgullo. Pero esto ya a una edad en que somos conscientes de esa diferencia.

Si comentas, todos aprendemos. ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s