Lo normal y los trastornos del neurodesarrollo

❄︎ Neurodomingo 2021.10

—Ser y percibir—

Yishai Jusidman es un pintor nacido en 1963 en Ciudad de México que vive y trabaja en Los Ángeles. Su pintura realista siempre invita a la reflexión.

En «Bajo tratamiento» realiza una serie de retratos que nos hacen pensar sobre «mirar y ser mirado». Sus protagonistas tienen todos alguna enfermedad mental, pero están haciendo algo tan «normal» como ojear o leer un libro.

Clic para ampliar.

Cada cuadro va acompañado de una explicación que detalla el trastorno que padece el retratado y nos apunta qué está leyendo.

Los protagonistas tienen en su regazo una obra plástica reproducida en un libro.

Un cuadro reproducido en un libro dentro de otro cuadro, pero en este cuadro contenedor el protagonista mira al espectador.

«Ser es ser percibido»

Eso decía el filósofo irlandés George Berkeley, que lo que no puede ser recreado por la mente no existe, pues todo lo que puede conocerse de un objeto es la percepción del mismo.

Ante esta afirmación, enseguida surgen dos cuestiones: ¿la percepción es para todos igual? Y además, ¿existen otras personas más allá de lo que percibimos de ellas?

Ponte a prueba…

¿A cuántos niños conoces con un trastorno del neurodesarrollo –TND–? ¿Con autismo? ¿Con parálisis cerebral? ¿Discapacidad cognitiva? ¿A cuántas personas con epilepsia?

Los lectores habituales del blog me contestaréis que a bastantes. Eso es porque muchos sois padres o profesionales que tenéis a vuestro cargo niños con estos problemas. 

Pero para el resto de personas la respuesta será que a muy pocos, a pesar de que se calcula (no hay datos oficiales) que el 10% de la población infantil necesita algún tipo de apoyo porque hay un desfase en su neurodesarrollo.

No asumas lo que no sabes

El desconocimiento favorece los estereotipos y los prejuicios. Si bien hay un número importante de niños con TND con graves dificultades o imposibilidad para desempeñarse en las actividades cotidianas sin ayuda, la mayoría tienen la autonomía suficiente para jugar, estudiar y relacionarse.

El comportamiento de los niños con autismo, con parálisis cerebral, con síndrome de Down o con cualquier otra causa de TND no se caracteriza por la ausencia de comportamientos que podríamos llamar «normales, típicos».

Es el desconocimiento y el desinterés lo que impide verlos.

¿No me crees? Pues mira este breve vídeo.

Los niños no nacen con prejuicios, los adquieren…

Una sociedad que mira a los niños con TND a los ojos es más rica y humana. El TND no define a una persona, forma parte de su vida diaria y hace que necesite la ayuda de los demás en ciertas tareas, pero hay mucho más en cada uno de nosotros que aquello en lo que destacamos.

Por eso, aunque te llame la atención, no te quedes en la superficie de los TND, aparta los estereotipos, los prejuicios y conoce al ser humano que tienes delante, sin miedo, no te hará daño, tal vez te hará crecer.

En esta tarea de conocer a las personas sin obviar sus dificultades, pero sin definirlas por ellas, son fundamentales las asociaciones de pacientes, hacen una labor extraordinaria y tienen mucho que enseñarnos.

↬ 2021 ©MJ Mas


Si te parece interesante o informativo, te pido que lo compartas en tus redes sociales favoritas o por whatsapp. Muchas gracias por leer neuronas en crecimiento.

2 Comentarios

  1. Franklin Guillén

    Feliz día, felicitaciones una vez mas mi querida Dra, la seguiré siempre por sentirme representado 100% por usted en el campo de la neuropediatria. Abrazos.

Si comentas, todos aprendemos. ¡Gracias!

He leído y acepto la Política de Privacidad

He leído y acepto las

A %d blogueros les gusta esto: