La OMS celebra el 10 de octubre el

día mundial de la salud mental.

Los niños también tienen enfermedades mentales y sobre todo sufren problemas emocionales cuando aparecen cambios importantes en su vida.

acoso escolarEl divorcio de sus padres, la muerte de un ser querido, un familiar con una enfermedad crónica, los problemas económicos de la familia, el fracaso escolar o el rechazo de un amigo… o el de muchos «amigos» o el de un grupo de «compañeros»… sí, estoy hablando del

acoso escolar.

Una situación que merma la salud mental de los niños y sobre la que podemos actuar con celeridad y evitando males mayores. 

Es altamente frecuente que los niños que se atienden en consulta de neuropediatría sufran acoso escolar. Si lo pensamos son el blanco perfecto de los acosadores. Cuando no es por su físico, lo será por su conducta o por la dificultad que tienen para defenderse de estos ataques.

La depresión y la ansiedad están muy presentes en las consultas de neuropediatría, las vemos asociadas a trastornos del aprendizaje –como el TDA-H–, de la conducta o del neurodesarrollo – como la discapacidad intelectual o el autismo–. Los problemas mentales también pueden causar síntomas físicos – cefalea o molestias abdominales– o confundirse con otros problemas dificultando su diagnóstico.

Si a todo esto añadimos el acoso escolar, en los niños con problemas neurológicos sufrir ansiedad y depresión está casi asegurado. Si no hacemos nada el problema se hará crónico y en los casos más graves llevará incluso al suicidio, ¡no exagero!

Sufrir acoso escolar merma la dignidad y la autoestima, los bienes más preciados de la persona.

A pesar de noticias tan terribles como las que he leído en la última semana, seguimos sin tomarnos en serio el acoso escolar.

No es gracioso ni son cosas de niños, es acoso escolar. 

bullying_com

Y es muy importante detectar enseguida el abuso escolar para frenarlo cuanto antes. Reconocer conductas que, repetidas, pueden indicar acoso:

  • niños que provocan, molestan, empujan o golpean repetidamente a otros
  • usan motes despectivos o insultos para referirse a sus compañeros
  • mienten o difunden falsos rumores
  • aíslan sistemáticamente a otros niños impidiendo que los demás se relacionen con ellos

Es mejor pasarse que quedarse corto y ante ciertas situaciones debemos sospechar que un niño es víctima de acoso y actuar enseguida:

  • quejas físicas: dolor de cabeza, de tripa, náuseas, mareos…
  • cambio en los hábitos de alimentación o sueño: perder el apetito o comer más de la cuenta, insomnio, pesadillas…
  • empeoran las notas
  • cambios en su actividad social: no quiere salir con sus amigos, no le interesan cosas que antes le encantaban, no quiere ir al colegio…
  • cambios emocionales: nervioso, rabioso e incluso violento en casa, sentimientos de culpa, llanto incontrolable…

Ante la menor sospecha, lo mejor es decirlo y hablar con sus maestros y responsables del centro escolar.

Pero si importante es detectar a la víctima, aún lo es más detectar al acosador. ¿Y si fuera nuestro propio hijo el que está acosando? Los niños que acosan también necesitan ayuda, de otro tipo, pero la necesitan o el problema se perpetuará. Hay que estar atento cuando un niño presenta estas conductas:

  • solo acepta que se haga siempre su voluntad
  • no se siente bien ni disfruta del juego compartido, tiende a establecer relaciones de poder
  • es distante y frío, no sabe ponerse en el lugar del otro
  • ante un conflicto utiliza la agresividad para resolverlo

Un niño al que sus adultos exigen demasiado, no se siente valorado por ellos o incluso sufre intimidaciones y acoso él mismo, tiene más riesgo de convertirse en un acosador.

Si no hacemos nada el acosador se acostumbrará a tratar así a las personas y el acosado sentirá que es normal que se le menosprecie. La salud mental de ambos y de los que les rodean se verá resentida.

Creo sinceramente que la única salida para esta lacra es mejorar la educación, no solo de nuestros niños y jóvenes sino también de toda la sociedad, especialmente educar en la inclusión.

Los niños con problemas del neurodesarrollo son especialmente vulnerables al acoso escolar y deberíamos estar aún más atentos y actuar ante cualquier signo de alarma.

Recuerda siempre que no solo tienes el derecho de ser un individuo, tienes la obligación de serlo. –Eleanor Roosevelt

↬ 2016 © mj mas

_______________________

Foto: “acoso escolar”, tomada de caracol.com.co

Gráfico: “el bullying en números” por Pictoline.

Relacionado:

Acerca de mj mas

Neuropediatra · Ejerzo la Medicina con Ciencia y humanidad. Aquí divulgo sobre el imperfecto cerebro humano.

»

  1. aega28 dice:

    Buenos días; te soy sincera no he leído el post, pero lo tengo a buen recaudo en Evernote para verlo con calma.

    Con post de este estilo, deberías estar la primera en los premios Bitacora. Yo ya te he votado, desde luego. Suerte con los premios.

    Un afectuoso saludo

    Adela-Emilia Gómez Ayala [http://www.miwebdesalud.com]

  2. Buenos días Mª José
    Me llama un poco la atención el perfil del “acosador”. Tengo la impresión, que perfectamente puede estar equivocada, de que son niños (adultos en mi ámbito) perfectamente integrados y que no destacan por nada en especial. Que en otros ámbitos de su vida tienen un desenvolvimiento totalmente convencional. Al menos los del grupo, los seguidores podríamos decir.
    He recordado a una amiga mía, magnífica persona, que cuando supo que uno de sus hijos podría estar en el grupo que acosaba a un compañero, se puso tan “como loca” (en sus palabras) y riñó con tanta firmeza a su hijo que no lo volvió a hacer más.
    Creo que el papel de los padres es fundamental en no consentir que su hijo haga daño a otros. Me temo, por testimonios, que no es lo más habitual.
    Enhorabuena por tu magnífico blog y mucha suerte para el premio

    Blanca Usoz

    • mj mas dice:

      Buenos días Blanca,
      muchas gracias por el comentario que además me parece acertadísimo.
      Muchas veces no sospechamos que un niño pueda acosar y para que el acosador salga exitoso necesita “cómplices”, niños que lo hacen porque lo hacen los demás.
      Es un tema complejo y con muchos perfiles, creo que estar alerta es muy importante.
      Un abrazo y gracias por tu apoyo.

  3. […] La OMS celebra el 10 de octubre el día mundial de la salud mental. Los niños también tienen enfermedades mentales y sobre todo sufren problemas emocionales cuando aparecen cambios importantes en su vida. El divorcio de sus padres, la muerte de un ser querido, un familiar con una enfermedad crónica, los problemas económicos de la familia, el fracaso escolar…  […]

  4. […] La OMS celebra el 10 de octubre el día mundial de la salud mental. Los niños también tienen enfermedades mentales y sobre todo sufren problemas emocionales cuando aparecen cambios importantes en su vida.  […]

Si comentas, todos aprendemos. ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s