Pocas cosas asustan más que una presenciar una

convulsión febril

El tipo de convulsiones más frecuentes de la infancia.

1 de cada 20 niños menor de 6 años tendrá al menos un episodio.

Habitualmente son hereditarias y más frecuentes en los niños que en las niñas, generalmente suceden entre los 6 meses y los 5 años de edad.

Es una consulta frecuente en neuropediatría porque ver convulsionar a un niño sano produce mucha ansiedad en los padres, aunque la mayoría de veces esta consulta no sería necesaria.

En esta entrada responderé a las preguntas más frecuentes que recibo sobre las convulsiones febriles. 

¿qué son?

Las convulsiones febriles se definen como

«episodios asociados a una enfermedad febril, excluyendo a las infecciones del sistema nervioso central, que suceden en niños mayores de un mes de vida sin antecedentes de convulsiones afebriles.» –ILAE, 1993.

Por tanto NO son convulsiones febriles:

  • las causadas por encefalitis, meningitis u otras infecciones intracraneales
  • si suceden en un niño de menos de un mes
  • si suceden en un niño que ha tenido antes convulsiones SIN fiebre
  • tampoco las que son provocadas falta de oxígeno, alteraciones metabólicas u otras causas demostrables

¿por qué se producen?

Se calcula que entre el 2 y el 5% de los niños menores de 6 años pueden tener alguna convulsión relacionada con la fiebre.

Se sospecha que las convulsiones febriles tienen un origen genético porque el riesgo de aparición se eleva al 20% si ya hay un caso en la familia y aún se eleva más entre gemelos idénticos (30-70% de riesgo). También es más frecuente en niños que en niñas.

Podemos afirmar que las convulsiones febriles tienen una transmisión genética compleja en la que están implicados varios genes, aunque desconocemos cuales son y su cual es su forma de herencia.

epilepsiaLas convulsiones febriles son debidas a una hiperexcitabilidad cerebral edad dependiente.

Más que por la fiebre se piensa que están inducidas por determinados agentes infecciosos –mayoritariamente virus– que serían los que desencadenarían la convulsión en las personas genéticamente predispuestas.

Cualquier infección del lactante y del párvulo puede originar una convulsión febril, pero a estas edades la mayoría de las infecciones son víricas –gripe A, parainfluenza y adenovirus–.

¿hay factores de riesgo?

Es más probable que un niño sufra una primera convulsión febril si:

  • hay una historia familiar de convulsiones febriles
  • tiene un retraso madurativo
  • acude a la guardería, lo que favorece las infecciones víricas

Las convulsiones febriles son raras antes de los 6 meses y después de los 5 años, lo más frecuente es que aparezcan por primera vez entre los 16 y los 18 meses de edad.

¿cómo son las crisis febriles?

La mayoría de veces se presentan en las primeras 24 horas de la infección y con fiebre igual o superior a 38 ºC.

Pero puede aparecer con décimas de fiebre –entre 37-38 ºC– e incluso sin fiebre.

La convulsión puede ser el primer síntoma de infección.

Se puede manifestar de varias maneras, teniendo en cuenta su pronóstico distinguimos entre:

Típicas o simples –60-70%–

La mayoría son convulsiones tónico-clónicas generalizadas. Empieza con una pérdida de contacto. El niño queda con los ojos abiertos y la mirada fija, sin respuesta a ningún estímulo y todo su cuerpo se pone rígido, cayéndose si no está tumbado. Esta rigidez –fase tónica– dura varios segundos y se sigue de sacudidas rítmicas de los brazos y las piernas –fase clónica–.

Suele durar entre 1 y 3 minutos –que parecen eternos– pero puede durar desde unos segundos hasta un máximo de 15 minutos para ceder por sí sola.

No vuelven a repetirse en un mismo proceso infeccioso.

Cuando finaliza, el niño recupera la conciencia bruscamente y se siente confuso y cansado, es habitual que llore y que después se quede dormido.

Atípicas o complejas –30-40%–

Son las que presentan las características opuestas a las convulsiones típicas.

La convulsión es de un solo lado del cuerpo o cuando cede hay una parálisis de algún miembro. O son prolongadas, duran más de 15 minutos. O se repiten varias veces en un mismo proceso infeccioso. O concurren varias de estas características.

En cualquiera de los dos tipos de convulsiones febriles, la situación es terriblemente angustiosa y genera en quien la presencia una sensación de extrema gravedad y de impotencia.

¿qué debo hacer?

Haremos lo mismo que en cualquier convulsión aguda.

primeros auxilios convulsion

Durante la convulsión: pedir ayuda

  1. si está en un lugar peligroso del que pueda caerse, colocarlo en el suelo 
  2. apartar los objetos duros con que pueda golpearse
  3. aflojar la ropa alrededor del cuello
  4. colocarlo de lado para evitar que la saliva o el vómito dificulten su respiración
  5. si la crisis dura más de 5-10 minutos llamar al 112

NO meter nada en la boca para evitar que se muerda la lengua, aumenta el riesgo de asfixia. NO intentar refrenar los movimientos convulsivos.

Después de la convulsión: acudir al servicio de urgencias

  • si es la primera crisis
  • para identificar la causa de la fiebre si no está clara
  • si la crisis afecta solo a una parte del cuerpo
  • si las crisis se repiten varias veces en el curso de una misma enfermedad

Debe consultarse a la neuropediatra si el niño:

  • sufre su primera crisis antes de los 9 meses o después de los 5 años
  • tiene antecedentes de trastorno neurológico o del desarrollo
  • la exploración neurológica es anómala
  • sufre más de una convulsión en 24 horas
  • la convulsión afecta sólo a una parte del cuerpo
  • la convulsión dura más de 15 minutos

¿hay que «bajarle la fiebre»?

temperatura corporal - fiebreEl riesgo de sufrir una convulsión febril no aumenta con la temperatura.

En la mayoría de ocasiones las convulsiones febriles aparecen en las primeras 24 horas de la enfermedad.

Incluso antes de que nos demos cuenta de que el niño tiene fiebre o cuando tiene unas pocas décimas de temperatura.

Por eso, aplicaremos las medidas antitérmicas cuando acabe crisis.

Aunque disminuir la fiebre hará que el niño esté más cómodo, no hará desaparecer el riesgo de convulsionar.

¿cada vez que tenga fiebre convulsionará?

say-no
Lo repito para que quede claro, NO.

De cada 10 niños, 7 no volverán a convulsionar nunca.

Los otros 3 tendrán una segunda crisis, y de estos solo 1 una tercera.

Cuando ha pasado un año de la primera crisis es muy raro que se vuelva a repetir y es extraordinario que haya crisis febriles después de los 10 años de edad.

Es más probable que un niño vuelva a tener otra convulsión febril si:

  • la primera sucede antes del año de vida
  • un pariente de primer grado tiene convulsiones febriles
  • si la convulsión aparece con fiebre inferior a 38 ºC

Las convulsiones febriles desaparecen hacia los 5 años de edad.

¿causan retraso mental?

Múltiples estudios con gran número de participantes a los que se ha seguido por muchos años permiten afirmar con certeza que:

Las convulsiones febriles en un niño sin problemas previos de neurodesarrollo NO causan deficiencia intelectual.

En estos estudios, los niños que habían tenido convulsiones febriles tenían un tamaño del perímetro craneal, un cociente intelectual, un rendimiento académico, una adaptación escolar y una conducta equiparable al de los niños sin convulsiones febriles.

¿aumentan el riesgo de epilepsia?

Los niños con convulsiones febriles típicas tienen poco riesgo –2 de cada 100 casos– de desarrollar epilepsia en el futuro.

En los niños con convulsiones atípicas el riesgo de desarrollar epilepsia es del 4% a la edad de 5 años y del 12% a la edad de 25.

El riesgo de tener epilepsia se duplica si hay antecedentes de retraso o de trastorno del neurodesarrollo, o de un familiar de primer grado con epilepsia.

La mayoría de estas epilepsias se controlan bien con fármacos antiepilépticos y solo en muy pocas ocasiones aparecerán síndromes epilépticos con peor pronóstico como el síndrome de Dravet o el síndrome hemiconvulsión-hemiplejia.

¿deben tratarse con fármacos?

Por lo que hemos visto hasta ahora es bastante lógico pensar que la mayoría de niños con convulsiones febriles no necesitan tratamiento de forma continuada.

Los fármacos antiepilépticos no se han probado eficaces en las crisis febriles.

Después de una primera convulsión conviene que el médico facilite fármacos que sólo se usarán si vuelve a presentar una convulsión y en el momento en que esta se produzca.

–en resumen–

Las convulsiones febriles simples tienen un buen pronóstico.

No existe  evidencia de que causen muerte, lesiones cerebrales, epilepsia, disminución de la inteligencia ni problemas de aprendizaje.

Si te ha sido útil compártelo en tu WhatsApp o en tus redes sociales favoritas.

↬  2016 © mj mas
__________________
Bibliografía:

Relacionados:

Acerca de mj mas

Neuropediatra · Ejerzo la Medicina con Ciencia y humanidad. Aquí divulgo sobre el imperfecto cerebro humano.

»

  1. Convulsión febril: asusta pero no mata | neuronas en crecimiento – UGC Posadas dice:

    […] Origen: convulsión febril: asusta pero no mata | neuronas en crecimiento […]

  2. Antonia dice:

    Buenas mi nombre es Tonyi y tengo dos hijos y uno de ellos, el pequeño, Raúl que es así como se llama, nos dio su primer susto a los 24 meses de vida. Nos pensábamos que se nos iba.
    Estaba en casa de una hermana mía, pero fue una crisis muy muy larga pasaban los minutos y el niño no reaccionaba… La doctora y todos los que estaban allí ya no sabían que hacer. Fueron más de 30 minutos que el niño estuvo ausente, hasta que por fin llego la UCI, ya que vivimos en un pueblo cerca de Tarragona (Les Borges del Camp) y al final el niño volvió en si. Pero eso sí, mi hermana y mi marido que estaban allí se pensaban que se iba fue muy fuerte y sigue siendo. Ellos no se quitan ese día de la cabeza, fue muy duro.
    Aparte de esta crisis angustiosa y rara, le han vuelto ha pasar dos más. La ultima hará dos meses y también fue bastante larga, unos 20 minutos, en ese caso estaba yo y la verdad muy mal. Pero reaccioné lo puse de lado lo observé y llamé a todos los que me venían a la cabeza para que vinieran a ayudarme porque yo me quedé parada, angustiada. En fin, os explico mi historia y a ver si no le vuelve a suceder y si sucede esta vez procuraré estar mas tranquila y reaccionar mejor. Me han recetado un nuevo medicamento para que el niño este mejor y no sufra.
    Gracias!!!!

    • mj mas dice:

      Lo que explicas es típico en las convulsiones febriles, gracias por compartir tus miedos y angustias.
      Espero que Raúl esté pronto mejor y deje de tener crisis.
      Saludos cordiales.

  3. VICENTE SALCEDO dice:

    Mi hija de 3 añitos ha padecido por tercera vez una convulsión febril. […] Me queda desearles paciencia y ánimo en estos casos.

Si comentas, todos aprendemos. ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s