el cerebro del TDAH

Los que nos dedicamos a atender a niños con trastorno por déficit de atención-hiperactiviad (TDAH), insistimos en que se trata de un trastorno del neurodesarrollo.

síntomas de TDAHAfecta al menos al 5% de la población escolar causando dificultades para dirigir y mantener la atención en una tarea, excesiva inquietud motriz y a menudo también impulsividad.

Todo esto dificulta el buen desempeño académico y trastorna la dinámica familiar.

Quien lo padece sufre por incomprensión y porque se siente fracasar, es muy frecuente que su autoestima esté muy baja.

Aunque no conocemos exactamente los mecanismos que provocan estas dificultades que llamamos TDAH, sí que sabemos que hay una inmadurez anatómica concordante con la inmadurez en la conducta. Las técnicas de neuroimagen, los estudios neurofisiológicos y metabólicos nos van permitiendo saber cada vez más, aunque todavía no dispongamos de marcadores biológicos fiables.

estructura del cerebro:
sustancia gris y sustancia blanca

El cerebro, la parte más voluminosa del encéfalo, es un órgano complejísimo en el que se pueden distinguir diferentes estructuras a simple vista. Lo primero que llama la atención al ver un cerebro en sección es que su parte externa es más oscura –de color gris–, y su parte central más pálida –de color blanco–. La sustancia gris rodea toda la superficie del cerebro a modo de corteza y deja en el interior la sustancia blanca.

sustancia gris sustancia blancaEsta diferencia de color evidencia las diferencias anatómicas que conforman estas estructuras. La corteza es gris porque en ella se distribuyen de forma ordenada los cuerpos de las neuronas –formados por el núcleo y el citoplasma que lo rodea con sus extensiones, las dendritas– y también están ahí las células gliales, muy importantes para el buen funcionamiento de la neurona. En cambio la parte central es blanca porque contiene los axones de estas neuronas, que cuando son maduras están rodeados de mielina, una proteína que les confiere ese color blanquecino.

Esta complejidad tiene un motivo, aún no desentrañado del todo. Por un lado –el gris– está la adquisición y gestión de la información que permite ordenarla para dar una respuesta también ordenada; por otro –el blanco–, la conexión entre estructuras que permite transmitir  la información de una a otra.

Los humanos no nacemos con el cerebro ya “terminado”, de hecho solo lo “terminamos” al morir. Como órgano gestor de la información, en los primeros años de la vida su principal actividad es ir adquiriendo las estructuras necesarias para aprender poco a poco a gestionar todo lo que se le viene encima. En los años posteriores las modela y moldea según sus necesidades en cada momento.

La adquisición progresiva de las habilidades necesarias para una vida adulta autónoma –neurodesarrollo– sigue una secuencia con un patrón muy similar en todos los niños.

Aunque el neurodesarrollo es un proceso muy complejo, podemos dividirlo en etapas. En cada una de ellas primero se adquiere la habilidad de percibir el entorno para darle un sentido y después la capacidad de dar una respuesta a eso que sucede en el entorno. Es decir, y a groso modo, primero se completa el desarrollo de nuestras habilidades sensitivas –percepción– y luego el de nuestras reacciones –movimiento–.

etapas neurodesarrollo

Todos estos complejos procesos necesitan la formación de redes neuronales que los sustenten. Es en estas redes donde se gestiona la información. Para formarlas, las neuronas van aumentando el número y el tamaño de sus dendritas y axones –con lo que necesitan también más células gliales–, esto incrementa el volumen del cerebro y supone cambios en la anatomía cerebral –maduración–.

Vamos que, cuando se adquiere una nueva habilidad: caminar, hablar, hacer sumas…, hay cambios en la anatomía cerebral, y existe una correlación entre los cambios anatómicos y la habilidad adquirida.

Los patrones y etapas del neurodesarrollo se correlacionan con cambios anatómicos concretos y propios de cada edad.

A lo largo de la infancia estos cambios anatómicos se aprecian como un engrosamiento de la corteza cerebral, donde se encuentran los núcleos de las neuronas y sus dendritas, porque es ahí donde se forman los circuitos que sustentan la nueva información. A la vez aumenta el volumen de la sustancia blanca, porque los axones crecen en longitud y grosor y van rodeándose de mielina para estabilizar las nuevas conexiones.

desarrollo corteza cerebral

El número de neuronas no aumenta tanto como lo hace la arborización de las dendritas del cuerpo neuronal.

Y sí, ya lo has adivinado, el engrosamiento no se produce de forma uniforme y simultánea en toda la corteza cerebral, sino que las distintas partes irán madurando a medida que se adquieran las funciones en las que están implicadas.

La corteza cerebral deja de aumentar su volumen cuando se alcanza la adolescencia. En ese momento los circuitos básicos y fundamentales ya se han formado, ahora toca remodelarlos, afinarlos y estabilizarlos, lo que anatómicamente se corresponde con un adelgazamiento de la corteza cerebral. Tampoco aquí el proceso será uniforme ni simultáneo, incluso hay áreas que no sufrirán adelgazamiento alguno.

trastornos del neurodesarrollo

Cuando un niño muestra un retraso en la adquisición de sus habilidades, o una incapacidad o variación importante de las mismas, aparecen las dificultades. Esto supone que también habrá alteraciones en la maduración de su cerebro, entendida la maduración como evolución anatómica.

Podemos decir que hay problemas de neurodesarrollo que se manifiestan como un retraso en el patrón del neurodesarrollo. Las adquisiciones aparecen más tarde, pero aparecen. Mientras que en otros problemas lo que hay es un patrón alterado, adquisiciones que no aparecen nunca o que lo hacen de manera anómala y alterada.

Parece sencillo entonces clasificar los problemas del neurodesarrollo en retrasos o trastornos. Pero… sí, siempre hay un pero, esto no está siempre tan claro, y la presencia de un retraso puede favorecer la aparición de un trastorno y al revés.

Os recuerdo este gráfico que ya puse en otra entrada para ilustrarlo mejor.

disfunción cerebral neurodesarrollo

trastorno por déficit de atención-hiperactividad

En los niños con TDAH el patrón de neurodesarrollo, el orden en el que se adquieren las habilidades, es el mismo que en los niños sin dificultades.

Los niños con TDAH presentan peculiaridades en el funcionamiento de las capacidades que se llevan a cabo en las áreas prefrontales. Así, les suele resultar muy difícil organizar la información y resumirla, tanto al adquirirla como al explicarla. Lo entienden muy bien, pero lo explican fatal. Sus explicaciones son desordenadas, no siempre saben aclarar qué es lo importante y además lo explican de una manera acelerada, lo que empeora aún más la capacidad de auto-evaluar lo que están diciendo.

Entonces, en la maduración cerebral de los niños con TDAH ¿se aprecian alteraciones o retrasos?

El cerebro del niño que sufre TDAH muestra también engrosamiento progresivo de la corteza cerebral durante la infancia, pero cuando hay TDAH se aprecia una diferencia notable en el ritmo global de engrosamiento de la corteza, de modo que el aumento del espesor cortical sucede con un retraso significativo en los niños con TDAH.

En todos los niños, con o sin TDAH, primero hay un engrosamiento de las áreas corticales que gestionan la información sensorial y motora y luego aumentan de espesor las áreas de gestión más sofisticada, en las que confluye y se mezcla información de distinta naturaleza –las áreas de asociación–. La diferencia es que en los niños con TDAH este engrosamiento está retrasado una media de aproximadamente 3 años.

Esto quiere decir que mientras en la mayoría de niños sin TDAH la corteza cerebral alcanza el 50% de su grosor máximo hacia los 7 años y medio, en los niños con TDAH esto no sucede hasta los 10 años y medio.

Este retraso es más evidente en las regiones prefrontales, las encargadas del control de las funciones cognitivas necesarias para mantener la atención y una correcta planificación motora. Justamente las dificultades que se observan en los niños con TDAH. En cambio las áreas motoras que controlan el movimiento corporal y la postura maduran ligeramente antes en el niño con TDAH que en el niño sin problemas. La combinación de ambas circunstancias podría explicar la excesiva inquietud motriz que se observa en muchos de los niños con TDAH.

maduración cerebral TDAH

Comparación en la maduración de la corteza cerebral de niños con y sin TDAH. Cuanto más intenso el color, más grosor y madurez. Las áreas prefrontales muestran un claro retraso en la maduración cortical de los niños con TDAH.

Aunque no se ha estudiado aún claramente, parece lógico pensar que si la principal característica anatómica de la maduración del cerebro que padece TDAH es un retraso en la adquisición del grosos máximo de su corteza, también haya un retraso en el posterior adelgazamiento que se sabe sucede en la adolescencia. Lo que sería la explicación a una conducta más inmadura de estos niños al alcanzar la edad adolescente.

efectos de la medicación en el TDAH

Sabemos que los niños con TDAH mejoran mucho sus síntomas con la combinación de un tratamiento farmacológico y pedagógico. Esta evidencia demostrada en múltiples estudios, nos lleva a pensar que lo que hacen los fármacos es mejorar el ritmo con el que maduran las regiones prefrontales.

Y así parece ser, los fármacos estimulantes utilizados en el tratamiento del TDAH disminuyen las alteraciones estructurales y funcionales de los niños con TDAH.

comentario final

No existen pruebas médicas que en la práctica clínica nos permitan establecer el diagnóstico de TDAH a través de marcadores biológicos. Pero sí existen estudios sobre la maduración de la corteza cerebral en el TDAH que demuestran un claro retraso, de hasta 3 años de media, en alcanzar el grosor cortical máximo.

Existe una correlación entre el retraso en la madurez cortical y la sintomatología que se manifiesta en los pacientes con TDAH.

Los fármacos estimulantes, ayudarían mejorar el ritmo madurativo, por lo que su uso no solo está justificado sino que parece absolutamente necesario en los pacientes con TDAH.

Confío en que esta entrada pueda ayudar a los neuropediatras y otros especialistas médicos a explicar mejora a sus pacientes en que consiste el TDAH y como el tratamiento farmacológico mejora la sintomatología y la madurez cerebral.

Así que si te parece útil, te agradeceré que lo difundas en tus redes sociales o en la consulta.

↬ 2016 © mj mas
___________________________

Gráficos: “síntomas del TDA-H”, “etapas del neurodesarrollo”, “sustancia blanca/sustancia gris”, “desarrollo de la corteza cerebral”, “disfunción cerebral del neurodesarrollo”, “maduración cortical” imágenes del estudio de P. Shaw 2007, todas por © mj mas. Si las usas, cítame y enlaza a esta entrada.

Bibliografía:

Acerca de mj mas

Neuropediatra · Ejerzo la Medicina con Ciencia y humanidad. Aquí divulgo sobre el imperfecto cerebro humano.

»

  1. […] Origen: la maduración cerebral en el TDAH […]

  2. […] el cerebro del TDAH Los que nos dedicamos a atender a niños con trastorno por déficit de atención-hiperactiviad (TDAH), insistimos en que se trata de un trastorno del neurodesarrollo. Afecta al menos al 5% de la población escolar causando dificultades para dirigir y mantener la atención en una tarea, excesiva inquietud motriz y a menudo también impulsividad.…  […]

  3. inmacardona dice:

    Estupendo artículo María José! Es un placer leerte y comprender mejor algunas cosas. Cuando puedas me encantaría leerte con la continuación, ¿qué ocurre después de la adolescencia con los cerebros de los jóvenes diagnosticados de TDAH? ¿La medicación hasta cuando? ¿Evolucionan igual los casos con predominio de dificit de atención? o los que predominaba en la infancia la hiperactividad? En fin, mucha curiosidad 🙂

  4. 1989 dice:

    Si una persona con tdah tiene hijos es de mucho riesgo que sus hijos padezcan esa misma enfermedad

  5. Un buen esfuerzo para trasmitir el TDAH como un trastorno del neurodesarrollo como uno de los modelos teóricos más interesantes. Sin embargo creo que la conclusión de “retraso del neurodesarrollo” no se ajusta tanto. Como en el caso del rebautizado “retraso mental” como “discapacidad intelectual”. Si me permites te contesto en el blog:

    “http://serpsiquiatrahoy.blogspot.com.es/2016/01/tdah-realidad-o-ficcion-810-el-tdah.html”

  6. Dona Cruz dice:

    Primera vez que leo Neuronas en Crecimiento, y este articulo resume 12 años de peregrinar en el TDAH de mi hija, no lo pudiste expresar mejor, claro breve y directo.
    Si lo hubiera leido hace 10 años…me hubiera ahorrado mucha frustracion, lagrimas, y charlatanes. ¡Felicidades!! Y Gracias.

    • mj mas dice:

      Me alegro Dona que te resulte interesante y te ayude a aclarar o confirmar conceptos, el objetivo del blog es precisamente ese. Lamento mucho el sufrimiento que nos cuentas, esa historia de “peregrinaje” es, por desgracia, la norma en las personas que padecen TDAH. Por eso mañana publico una nueva entrada hablando de ello, te invito a leerla si te apetece.
      Un cordial saludo.

      • rossana dice:

        De acuerdo a tu experiencia, ¿qué pasa con los efectos secundarios de los fármacos, la posible dependencia? ¿Qué pasa con ese niño que no es tratado con fármacos una vez en la edad adulta? ¿El fármaco no es la solución más fácil para maestros y padres?

      • mj mas dice:

        Hola Rossana, no se trata de “mi experiencia” sino de lo que se sabe en base a múltiples estudios sobre el tema.
        Lo que yo he vivido con los distintos pacientes coincide con lo que se sabe y se recomienda desde la ciencia médica actual.
        El tratamiento debe diseñarse a la medida de cada niño, no todos necesitan fármacos ni los mismos fármacos. Si no se trata farmacológicamente al niño que lo necesita el riesgo de trastornos emocionales graves (ansiedad y depresión) así como el riesgo de consumir sustancias tóxicas (tabaco, alcohol y drogas) es muy elevado.
        No hay “dependencia” de fármacos a largo plazo, lo que hay es una persona que se da cuenta de que necesita la medicación. Salvando las distancias como un diabético que solo quiere hacer dieta, pero que también necesita insulina.
        Hablo de ello en varias de las entradas sobre el tDA-H que te invito a leer porque seguro te aclararán muchas cosas. Las encontarás así: https://neuropediatra.org/category/tda-h/

  7. M. dice:

    Ha sido un artículo muy interesante.
    En mi opinión el TDAH puede dar problemas pero nunca se habla sobre las ventajas. En la comparación del desarrollo cerebral, hay zonas en que los niños “sin problemas” (no me gusta llamarlo así), no tienen tan oscuros como los TDAH. Me gustaría ir más allá y entender qué funciones tienen esas zonas, para qué sirven y qué problemas y VENTAJAS pueden dar. Aunque entiendo que esas zonas oscuras tal vez no sean razón para que sean ventajas.
    También me gustaría despatologizar el TDAH al igual que otras personas diversas ya sean neurológicamente u otras razones y aceptar que las personas somos diferentes y tenemos diferentes funciones biológicas.

    • mj mas dice:

      En el gráfico las zonas se refieren únicamente al grosor de la corteza cerebral. Ya explico en la entrada que la maduración de las regiones cerebrales que rigen el movimiento suele estar adelantada en los niños con TDAH, y esa es la diferencia.
      Por otra parte el cerebro funciona como un todo, especialmente en las tareas complejas como atención, memoria, aprendizaje, ejecución de tareas. No hay “zonas” específicas para eso, que es justamente lo que está alterado en las personas con TDAH, lo que causa su disfunción y altera su autoestima. Si hay fracaso escolar, si hay autoestima baja, si hay trastornos emocionales, riesgo de consumo de sustancias tóxicas y muchas otras consecuencias del TDAH hay patología.
      Sobre la definición de qué es enfermedad y que no lo es ya hemos hablado otras veces en el blog. Te invito a leerlo para aclarar conceptos.
      Saludos.

  8. Mara dice:

    Es la primera vez que leo un artículo tuyo, he de decirte, que al igual que Dona me hubiera encantado tener ésta información hace 18 años… La frustración y la impotencia que se siente al ver cómo “pasan” y “catalogan” a tu hijo… nos causó mucho daño y sufrimiento en su etapa escolar, del profesorado (excepto 2-3) prefiero no opinar. Mi hijo tiene 25 años y es universitario, está en tercer curso.
    Deseando leer tu próximo artículo, ojalá sea de la etapa adulta… Me hago muchas preguntas, necesito saber cómo seguir estimulando y ayudando a mi hijo. Gracias.

    • mj mas dice:

      Gracias Mara, porque gracias a padres luchadores y a niños que se esfuerzan también ha avanzado mucho el conocimiento del TDA-H y ha permitido ir conociendo muchas cosas que hace 18 años no se sabían.
      Espero que sigamos avanzando entre todos por la mejor comprensión de los niños, chicos y adultos con TDA-H.
      Tengo pensado escribir también un poco sobre adultos, se enfrentan a otras situaciones y tienen otras estrategias. Como especialista en niños no es un tema que vaya a tratar, pero como médico y persona “nada humano me es ajeno”.
      Un abrazo.

  9. ana dice:

    Muchas gracias por el artículo, no dejamos de aprender.

    A mi me cuesta ser un ejemplo de orden y organización con mi hija, sinceramente la veo y me veo yo de pequeña a diferencia de que ella tiene un diagnóstico y una información que hace muchos años no existía.

    A veces es desesperante, nadie nos prepara para ser padres pero ya de un Tdah es muy complicado.

    Al menos me queda pensar que estamos haciendo yodo lo que esta en nuestra mano.

  10. Diana González dice:

    Muy interesante 😉

  11. elton cubas dice:

    Muy interesante… gracias por la información.

  12. Alfredo Guerrero Bordon dice:

    ¡Esta muy bien explicado el articulo y despeja muchas dudas!!

    Se entiende entonces que hasta que se compruebe que existe una deficiencia o inmadurez en la corteza cerebral, es que se concluye que existe TDAH.

    ¿Qué tanto ayuda en el colegio el sistema Montesori, antes de indicar medicamento?

    De antemano ¡gracias!!

    Saludos

    Alfredo Guerrero Bordon

    • mj mas dice:

      Hola Alfredo, gracias por comentar y preguntar.
      El método Montesori propone acompañar al alumno en sus aprendizajes proponiéndole situaciones en las que el aprendizaje se hace de forma más activa y deductiva.
      En la atención al niño con TDAH hay que valorar cuales son las dificultades específicas de cada alumno y procurar el apoyo que precisa, independientemente del método educativo que hayan elegido los padres. No se puede decir de forma general si el método Montesori ayuda o no a todos los niños con TDAH. Algunos se sentirán cómodos y avanzarán con este modelo y otros no.
      Por otra parte la medicación y los apoyos pedagógicos deben ser siempre complementarios, no excluyentes. La mayoría de niños con problemas académicos y diagnóstico de TDAH van a necesitar casi seguro de tratamiento farmacológico.
      Saludos cordiales.

  13. Mariana dice:

    Buenas tardes soy de Tucumán Argentina,siempre noté en mi niño que ahora tiene 8 años cierta inmadurez comparado con niños de su edad pero el neuropediatra jamás se ocupó de ese aspecto,lo diagnosticó con TDAH y listo. Ahora una consulta ¿debo cambiar de médico? ¿Y el TDAH es tratado como una discapacidad? Aquí si el niño no tiene un certificado de discapacidad no puede acceder a un gabinete de integración etc. Con este artículo he calmado varios interrogantes que el neuropediatra nunca me supo explicar.

    • mj mas dice:

      Hola Mariana.
      Lo mejor es que consulte con su médico estas dudas y valore la confianza que le merecen sus respuestas antes de tomar decisiones sobre un cambio de profesional.
      El TDAH no es una discapacidad en sí mismo. Pero sin la ayuda debida se impide al niño desarrollar todo su potencial.
      Me alegra haber aclarado alguna de sus dudas con esta entrada.
      Saludos cordiales.

  14. Liliana núñez dice:

    Es la primera vez en 10 años que me explican el padecimiento de mi hijo, a pesar de ver visitado tantos doctores!

  15. Agueda dice:

    Maria José! Me encanta leer tus artículos y se los recomiendo a mis pacientes! Aquí en Venezuela es difícil conseguir información acertada y pedagógica para esos papás que buscan ayuda para sus hijos! Soy tu fans! Abrazos!

    • mj mas dice:

      Muchísimas gracias Agueda!
      Nada puede satisfacerme más que saber que este blog es de utilidad.
      Un afectuoso saludo, abrazos desde España. 🙂

  16. Liliana núñez dice:

    Después de 10 años al fin entendemos mi hijo y yo, el trastorno que padece. Muchas gracias!!!

  17. Perla Villarreal dice:

    Hola soy mamá TDAH y sufrí mucho mi infancia y adolescencia por no ser diagnosticada correctamente. Mi hijo de 10 años está diagnosticado y medicado, y yo trato de que no pase lo mismo que yo. Puedo entender sus acciones y trato de que se sienta comprendido, porque la mayoría de las veces no podemos explicar y expresar lo que sentimos. Es una lucha diaria y sé que se puede llevar una vida feliz con apoyo de la familia. Tuve muchos fracasos laborales y sociales pero sigo adelante y luchando para que mi hijo sea una persona productiva y sobre todo feliz.
    ¡Saludos!

  18. Elsa Mayte Ramirez Calvillo dice:

    Buen día excelente artículo, hace 15 años no había tanta información y mi hijo fue diagnosticado con TDAH y lo medicaron, le dimos el medicamento por un tiempo pero se lo quitamos sin que fuera dado de alta. Ahora él tiene 25 años y noto alguno que otro rasgo de hace 15 años, el tendría que volver a ser tratado?

  19. Tonya dice:

    Mi hijo tiene 11 años y fue diagnosticado con TDA sin hiperactividad, él es muy tranquilo pero sí distraidísimo vive en su mundo, nosotros como familia tomamos la decision de no medicarlo pero sí trabajar con psicopedagoga. Me queda la duda de si estamos haciendo lo mejor para él. Me gustaría tener más informacion sobre el medicamento.

  20. Josefa Ubeda dice:

    Buenas noches. Soy madre de un niño de casi 6 años […]

    • mj mas dice:

      Hola Josefa, este no es un blog para consultas médicas. Si necesitas una consulta conmigo debes pedir hora al teléfono 977 25 0000.
      Saludos.

  21. Mariela B dice:

    Hola me pareció súper pedagógico y muy accesible la información sobre el motivo por el cual el TDAH tiene una base Neuribiologica.
    Ahora bien aún cuando en los criterios diagnósticos en los manuales internacionales no establecen edad de referencia como criterio de diagnóstico, observamos una clínica que incluso a los 4 años se evidencia en ocasiones claramente cumpliendo a cabalidad con el diagnóstico, se establece según los Neuropediatras el inicio del tratamiento farmacológico idóneo para el TDAH como referencia los 6 años de edad, aún cuando en la edad precisa escolar dichos criterios ya han afectado tanto sus procesos de aprendizaje y en la edad de los 6 años que inicia la educación primaria se le exige mayor nivel de funcionamiento en cuanto a la atención, concentración y nl niño que quizás solo ha sido tratado conductualmente ( quizás no ) está penalizado, mi pregunta es: ¿es un protocolo medico? Es decir, ¿Se podría lograr mayor efectos en el tratamiento paralelo si se comenzará desde por ejemplo los 4 años?
    Entendiendo que algunos plantean que la inmadurez propia del desarrollo implica inquietud, los criterios diagnósticos no mencionan como mínimo los 6 años solo que la actividad motriz y la desatención está por encima de lo que se espera en su grupo etareo.
    Es una duda que tengo en el trabajo continuo con estos pequeños y a ceces frustrante que solo el tratamiento conductual y la estimulación no evidencia avances significativos.
    Gracias

    • mj mas dice:

      Muy buena pregunta Mariela,
      El tratamiento farmacologico en menores de 6 años es mucho menos efectivo, probablemente por la propia inmadurez que impide que los receptores para la medicación estén maduros también.
      En casos extremos puede darse un tratamiento farmacológico asociado, siempre que primero se haga tratamiento conductual asociado como primera opción y se mantenga al añadir la medicación.
      Espero haber ayudado.
      Gracias por leer y aportar.

  22. Andrea dice:

    M.J soy madre de una niña con TDAH lo diagnosticaron hace poco y todavía no termino de aceptarlo, ni comprenderlo busco información por todos los medios y en una búsqueda me encontré con esto: “El psiquiatra que “descubrió” el TDAH confesó antes de morir que “es una enfermedad ficticia” de esta página de internet, [www.bebesymas.com/salud-infantil/el-psiquiatra-que-descubrio-el-tdah-confeso-antes-de-morir-que-es-una-enfermedad-ficticia]
    Esto me hace dudar muchísimo, que opina una Dra. con tanta experiencia como Usted?

    • mj mas dice:

      Hola Andrea,
      El Dr Eisenberg no descubrió ni describió el TDAH. La primera descripción que se conoce del TDAH se publicó en la revista The Lancet en 1902 y su autor fue George F. Still.
      El artículo original de Der Spiegel, en alemán, recoge la preocupación del Dr Eisenberg por la falta de marcadores biológicos y por la preeminencia del sistema americano de clasificación de la enfermedad mental (DSM) en detrimento de otros criterios más estrictos. De ahí a afirmar que Eisenberg dijo que el TDAH es una enfermedad inventada va un mundo.
      La preocupación de Eisenberg sigue vigente, y la encontrará en varias entradas de este blog. La falta de marcadores biológicos, la dificultad de decidir qué conducta es normal y cual causa dificultad, y la imperiosa necesidad de tener siempre en cuenta otros diagnósticos además del de TDAH, están presentes en casi todas las entradas en las que hablo del tema (y que le invito a leer).
      También está presente en todo este blog mi preocupación por dejar sin atender a las personas que tienen dificultades que pueden entrar en el diagnóstico del trastorno. Sin una orientación adecuada y sin la ayuda necesaria los niños con TDAH pierden oportunidades de aprendizaje, sociabilidad y de disfrute de su infancia.
      Permítame un consejo y una observación. Confíe en su médico y comente con él todas las dudas que tenga, pregunte cuales son los objetivos del tratamiento y como medirán si se alcanzan o no. Tenga siempre en cuenta que bien atendido el TDAH tiene, en la mayoría de casos, un buen pronóstico.

      Saludos cordiales.

  23. […] en el cortex prefrontal, que es la zona que más tarda en  madurar y por eso los adolescentes y las personas con TDAH (tienen un déficit de maduración en el cortex prefrontal)  suelen cometer actos impulsivos. En […]

  24. yoana dice:

    Hola me ha gustado mucho tu artículo yl tengo una hija con tda-h y ahora tiene 8 años , he luchado durante años para que el colegio empezaran a buscar soluciones no he dejado que hicieran de mi hija un bicho raro ,ahora lleva un mes medicada fue duro tomar la decisión pero creíamos que era lo correcto por mi hija .Nuestras vidas han dado un gran giro y esta encantada en el colegio es otra la profesora los tiene a todos motivados hay respeto y educación aunque sabemos que tenemos que seguir luchando aquí estaré yo para apoyar a mi hija una y otra vez ,gracias y un saludo

  25. Josep Belana Flores dice:

    Me ha parecido de mucho interés su articulo, como profesional del tema que investigo desde hace algunos años, me ha parecido que pudiera ser de interés comentar que la terapia psicológica clínica, puede aportar una mejora considerable en los tratamientos farmacológicos,como sabe cada caso es totalmente diferente en su tratamiento, es por ello que trabajando los síntomas de otros trastornos con comórbilidad hay una mejora considerable. Una atención psicológica continuada puede ayudar considerablemente a los niños y padres.

    • mj mas dice:

      Muy adecuado su comentario con el que estoy totalmente de acuerdo.
      En cada caso debe valorarse que tratamientos son más adecuados para ese niño en concreto. Hable sobre ello en la entrada «Tratamiento del TDAH».
      Gracias por enriquecer este blog con su comentario.
      Saludos cordiales.

  26. Nohemí dice:

    Me encantó tu artículo, pues tengo un hijo con Tdah, y realmente es un reto que hay que vivir diariamente a él lo diagnosticaron entre los 3 y 4 años el ahora tiene 7 años de los cuales dos con medicamento, aún así el asiste a una escuela especial, con niños de su misma condición obviamente grupos reducidos, desafortunadamente en México las escuelas públicas cuentan con atención para ayudar a los niños con este tipo de problemas pero aún no saben como manejarlo al igual que los profesores y lo peor es que los mimos maestos terminan aislandolos, descriminandolos y encasillandolos como niños problema, es flojo, es burro, no pone atencion, creo debería ser obligatorio que los maestos tomen un taller relativo a este padecimiento y poder entender más y ayudar a que los padres de los niños normales lo puedan entender

    • mj mas dice:

      Gracias Nohemi.
      En España también sucede que los maestros necesitan más apoyo y formación para atender a niños con TDAH.
      Espero que poco a poco y entre todos cambiemos esto.
      Un afectuoso saludo.

  27. […] "Los que nos dedicamos a atender a niños con trastorno por déficit de atención-hiperactiviad (TDAH), insistimos en que se trata de un trastorno del neurodesarrollo."[…]

  28. Patty dice:

    Agradezco puedan Subir Información de Adolescentes TDAH..en relación a conducta, estudios y desarrollo..Comentan varios Psiquiatras que mi hijo es muy Inteligente sin embargo nunca le ha gustado la escuela no quiso seguir la secundaria ya tiene 15 años. Gracias.

Si comentas, todos aprendemos. ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s