Sospecha de autismo

1 de cada 150 68 59 niños padece alguna forma de autismo

alarma

Las manifestaciones del autismo pueden aparecer incluso antes del año de vida, pero en la mayoría de los casos el diagnóstico se hace hacia los 4 años de edad, lo que retrasa la intervención y aumenta la ansiedad de la familia.

familia en la mesa con niño autista
Autism Talk Campaign | Chi & Partners.

«Cuanto más tarda un niño con autismo en recibir ayuda, más difícil es llegar a él»

Diferentes estudios demuestran que una atención temprana de los trastornos en el espectro autista mejora las habilidades comunicativas y sociales de los niños afectados. Desgraciadamente no todos mejoran a pesar de recibir la atención adecuada, y en este momento no hay una explicación para esto, pero retrasar el diagnóstico no beneficia a ninguno.

Es muy importante acudir a las revisiones de salud para valorar bien el neurodesarrollo de los niños y preguntar siempre que haya dudas o preocupaciones.

Signos de alerta del autismo

  • a los 12-13 meses aún no responde a su nombre
  • a los 14 meses no señala objetos para mostrar su interés
  • al año y medio no hay juego figurado (p.ej dar de comer a las muñecas)
  • juego repetitivo y a menudo consistente en alinear objetos
  • evita el contacto visual y prefiere estar solo
  • le cuesta comprender las emociones de otros y expresar las suyas
  • el lenguaje y el habla se desarrollan con retraso
  • el lenguaje consiste sobre todo en repetir palabras o frases que oye
  • responde cosas que no tienen que ver con la pregunta
  • es muy organizado y tolera mal los cambios
  • tiene intereses obsesivos
  • gesticula de forma llamativa, aletea las manos, se balancea o gira en círculos
  • reacciona de forma extraña a los olores, sabores, sonidos…

Ante estas conductas, consulta cuanto antes.

Todas las entradas sobre autismo en el blog.

________________________________[⚠️ sobre esta información]

Puedes suscribirte al blog para no perderte ninguna entrada (no se usará tu correo para nada más que para enviarte las nuevas entradas)

O seguirme en redes sociales:

Gracias por compartir mi contenido en tus redes sociales o por whatsapp.

¿Hablamos? – el desarrollo del lenguaje

Long Story Short

Cuando pregunto a unos padres por el momento en que su hijo empezó a caminar, la respuesta suele ser muy precisa, incluso aunque el niño tenga ya diez años. En cambio si pregunto a qué edad empezó a hablar, la respuesta es muy difícil y precisar es casi imposible.

Esto es debido a que tardamos mucho tiempo en aprender a hablar, años. Y aunque es la forma más directa de comunicación humana, no es la única.

Una madre atenta es capaz de distinguir los diferentes llantos de su hijo de pocos días de vida. Sabe cuando llora de hambre, sueño, porque está molesto…

sigue

Una vida inmortal

Imagina que tus células siguieran vivas 72 años después de que hubieras muerto…

Imagina que hubieran servido y sirvieran para avanzar en todos los campos de la medicina. En el tratamiento de enfermedades infecciosas, del cáncer, en estudios de toxicología, de resistencia celular, de genética… con los evidentes y enormes beneficios para toda la humanidad, y también con beneficios lucrativos para las empresas de bioinvestigación.

Imagina que tú hubieras muerto pobre sin saber nada de esto, y que tu familia siguiera siéndolo e ignorando el destino de tus células.

De eso trata este increíble libro escrito por Rebecca Skloot quien, desde sus estudios de bachillerato, quedó fascinada por la historia real de las células HeLa y quiso conocer mejor a la mujer a quien habían pertenecido.

Más de una década tardó en escribirlo sorteando muchas dificultades. Al empezarlo no conocía ni el verdadero nombre de la protagonista, Henrietta Lacks. Procedente de una familia afro-americana profundamente religiosa y humilde, reticente a hablar sobre Henrietta y sus células con una desconocida, anglosajona y atea.

Skloot, decide contar la historia con el rigor y respeto que merecen todos los protagonistas, Henrietta, su familia, pero también los médicos que la trataron y los investigadores que por medio de sus células alcanzan logros impresionantes de la medicina.

Un libro excelente que no ofrece respuestas a pesar de que no deja de plantear preguntas y obliga a la reflexión sobre quienes somos, sobre nuestras creencias, la ética, la ciencia y el futuro.

_____________________________________________

Todas las entradas sobre los libros recomendados.

________________________________[⚠️ sobre esta información]

Puedes suscribirte al blog para no perderte ninguna entrada (no se usará tu correo para nada más que para enviarte las nuevas entradas)

O seguirme en redes sociales:

Gracias por compartir mi contenido en tus redes sociales o por whatsapp.

Aprendiendo de la parálisis cerebral infantil

ast

En este blog nos interesan los libros que ayudan a la reflexión sobre la enfermedad y su poder para redescubrir nuestra propia humanidad.

Nuestra sociedad, egoísta y deshumanizada, no concibe la felicidad sino es a través del hedonismo. Llorar de dolor o impotencia no está permitido ni bien visto. El dolor es un obstáculo para alcanzar la felicidad y cuando se presenta (y siempre se presenta) se nos invita a huir y a rechazar el sentimiento doloroso, impidiéndonos así descubrir la riqueza que aporta a nuestra humanidad como guía de aprendizaje de la vida.

Me ha parecido imprescindible compartir la riqueza interior, la sencillez y la indefensión de las personas que han inspirado estos libros.

Sigue

Una rosa es una rosa

Algo no va bien y consultamos al médico.
Rosa

Le explicamos lo que nos pasa, lo que sentimos (síntomas), y nos examina en busca de anomalías (signos) que le permitan darnos un diagnóstico y ofrecernos un tratamiento.

El diagnóstico es la esencia del arte de la Medicina, reúne síntomas y signos en un solo nombre. Traduce la complejidad del organismo enfermo en algo concreto, comprensible y manejable. Es la guía que indica el tratamiento y permite el pronóstico.

La persona que sufre busca una respuesta, la que tiene el médico. Busca un nombre que explique lo que le pasa, lo que le preocupa y asusta. El diagnóstico resumirá su situación, le dará acceso a los posibles tratamientos y le permitirá organizarse ateniéndose al pronóstico.

Pero un nombre es sólo un nombre.

¿Qué hay en un nombre? Lo que llamamos rosa tendría el mismo perfume con cualquier otro nombre.

Shakespeare, «Romeo y Julieta»

Para el especialista los nombres de sus diagnósticos son cotidianos, familiares. Para quien padece, son extraños y a menudo amenazantes.

Ese nombre no empeorará ni mejorará su padecer, la incertidumbre sí.

Poder dar un nombre a la enfermedad permite limitar la naturaleza, concretar que pasa y que puede pasar. Permite dejar de esperar para actuar y tomar decisiones.

Después del diagnóstico los problemas serán los mismos, pero sabremos como enfrentarnos a ellos, como tratarlos.

La palabra es mitad de quien la pronuncia y mitad de quien la escucha.

Montaigne

Un buen especialista procurará explicar lo que sucede a quien le pide consejo, aclarando todas sus dudas y miedos. Y asegurándose de que las preguntas con respuesta se plantean y se aclaran.

Otra cosa será todo aquello que ni el médico ni la Medicina saben. Ahí es donde al buen médico se le ofrece además la ocasión de ser buena persona.

Todas las entradas publicadas en el blog sobre utilidades para el paciente.

↬  2012 © mj mas

________________________________[⚠️ sobre esta información]

Puedes suscribirte al blog para no perderte ninguna entrada (no se usará tu correo para nada más que para enviarte las nuevas entradas).

O seguirme en redes sociales:

Gracias por compartir mi contenido en tus redes sociales o por whatsapp.

Último post

A %d blogueros les gusta esto: