El retraso madurativo

Cuando se dice que un niño tiene un retraso madurativo lo que se está diciendo es que, comparado con la mayoría de niños de su edad, su neurodesarrollo es más lento.

No es por tanto un diagnóstico, es una observación que hace el pediatra o el neuropediatra sobre el momento del neurodesarrollo en el que se encuentra ese niño. Ni siquiera significa que ese retraso vaya a perdurar siempre.

Al detectar esta situación, o cualquier otro problema en el neurodesarrollo, nunca debe demorarse la derivación a un neuropediatra y a la vez a un centro de atención temprana.

La detección de problemas del neurodesarrollo

el pequeño Edu va al pediatra

El pediatra de atención primaria es el profesional de confianza y de referencia de la familia. Su situación en el sistema sanitario le permite obtener información privilegiada para detectar los factores de riesgo, signos de alarma y los problemas del neurodesarrollo que puede presentar un niño. 

Programa de salud del niño sano

Es la herramienta fundamental del pediatra en esta tarea, en la que tiene una participación muy importante el equipo de enfermería pediátrica.

En este programa, que elabora cada comunidad autónoma, se valora periódicamente el estado de salud del niño y la familia recibe recomendaciones de prevención y salud infantil.

Por otra parte, los padres deben consultar las preocupaciones sobre la salud de sus hijos en estas entrevistas o en cualquier otro momento.

Un aspecto muy importante de este programa es el seguimiento del neurodesarrollo.

Valoración del estado del neurodesarrollo

retraso madurativo

Para ello los pediatras cuentan con sus conocimientos y con una serie de herramientas que les permiten comparar el neurodesarrollo de un niño concreto con el de sus iguales de edad.

Al detectar un retraso o un trastorno del neurodesarrollo el pediatra se hace dos preguntas, ¿por qué hay un retraso? y ¿cómo tratarlo?

Determinar la causa, suele ser complicado y casi siempre precisa la colaboración de la neuropediatra, la especialista en neurodesarrollo. 

El tratamiento se hace en los centros de desarrollo y atención precoz (CDIAP), también llamados de atención temprana.

Lo más acertado es derivar al niño y a su familia en cuanto se detecten las dificultades, sin esperar a conocer su causa, para empezar enseguida el tratamiento.

Programa de seguimiento por riesgo neurológico

médico

Hay que estar más atento ante niños que presentan factores de riesgo neurológico.

Debido a sus antecedentes, estos niños tienen mayores probabilidades de presentar algún déficit motor, sensorial o cognitivo en los primeros años de vida, por lo que requieren una vigilancia más especializada y dirigida a detectar precozmente estos problemas para iniciar un tratamiento individualizado en el CDIAP sin pérdida de tiempo.

Incluso aunque en los sucesivos controles su neurodesarrollo se mantenga dentro de lo esperado, no conviene abandonar esta vigilancia más estricta hasta, al menos, los 6 años de edad cuando pueden manifestarse más claramente dificultades del aprendizaje o la conducta por secuelas de sus antecedentes perinatales.

Se recomienda incluir en este programa más vigilante a los niños que presenten factores de alto riesgo neurológico, como expliqué en esta entrada del blog.

Evolución del retraso madurativo

Muchos de estos retrasos madurativos quedan en nada. Tras un tiempo de atención adecuada van acercándose cada vez más al ritmo de neurodesarrollo esperado para su edad. Esto es especialmente habitual cuando el retraso se restringe a una sola área del neurodesarrollo, como en el retraso simple del lenguaje.

No siempre es así. Algunos trastornos persisten, incluso si afectan a una sola área, como sucede en el trastorno específico del lenguaje –TEL–. Mejoran con la intervención, pero no desaparecen del todo.

Cuando el retraso madurativo afecta al neurodesarrollo en su globalidad es menos frecuente que desaparezca y a menudo evoluciona a una discapacidad cognitiva o a otros trastornos como el del espectro del autismo.

A veces, la situación del niño con retraso madurativo puede dar pistas de su evolución desde que se detecta, otras veces no es posible inferir cuál será su progresión.

Por eso, como ya he dicho, pero insisto porque me encuentro demasiados casos que llegan tarde a la atención temprana:

Ante cualquier signo de alarma o evidencia de una dificultad en el neurodesarrollo el niño debe ser atendido en un centro de atención temprana.

Si quieres entender mejor el neurodesarrollo normal y saber cuándo debes preocuparte y cuándo no debes hacerlo, te invito a inscribirte en mi curso de la Escuela Bitacóras: «El neurodesarrollo: cómo saber que todo va bien».

Indicado para madres y padres, pero también para docentes y profesionales sanitarios. En este vídeo tienes un resumen.

Y aquí cómo inscribirte

↬ 2021 ©MJ Mas

_____________________________<sobre esta información>

Todo sobre atención precoz en el blog

Gráficos: «El pequeño Edu va al pediatra» de Linne Bie en Editorial Juventud. «Retraso madurativo» y «Algoritmo de decisión en la valoración del neurodesarrollo» por © mj mas.

O sígueme en mis redes sociales:

0 Comentarios

Si comentas, todos aprendemos. ¡Gracias!

He leído y acepto la Política de Privacidad

He leído y acepto las

A %d blogueros les gusta esto: