Síndrome de Angelman

El síndrome de Angelman es un trastorno del neurodesarrollo de causa genética.

Se caracteriza por dificultades graves en los aprendizajes, inestabilidad en la marcha, lenguaje ausente o muy escaso, convulsiones con un electroencefalograma característico, rasgos faciales distintivos y un carácter alegre y sociable.

Es un síndrome muy poco frecuente y el 15 de febrero se estableció como el día internacional para darlo a conocer mejor. 

Historia del síndrome de Angelman

Harry Angelman (1915-1996) pasaba consulta en el servicio de pediatría del hospital de Warrington, en el noroeste de Inglaterra, que él mismo había ayudado a crear tras la Segunda Guerra Mundial. La miseria de los años de posguerra hacía estragos en la salud infantil, las infecciones, la malnutrición o la discapacidad eran sus diagnósticos más frecuentes. Sin embargo su ojo clínico estaba siempre alerta.

La casualidad no podía explicar la enorme similitud de los síntomas de aquellos tres niños. No tenían parentesco ni habían ingresado al mismo tiempo, pero sus rasgos físicos y conductuales eran sospechosamente similares: cabeza aplanada por detrás, movimientos espasmódicos, lengua protuberante y ataques de risa. No había podido establecer su causa, pero tales similitudes ¿justificaban su agrupación en un síndrome específico? ¿Era suficiente para publicar estos casos en una revista médica?

Angelman había servido como voluntario en el Cuerpo Médico del Ejército británico. Destinado en la India, había tenido ocasión de tratar a muchos prisioneros de guerra italianos y quedó fascinado por su lengua y su cultura. Tras la guerra visitaba con frecuencia Italia para aprenderlas.

En una de estas ocasiones visitando el Museo de Castelvecchio en Verona, un óleo de un niño sosteniendo un dibujo le recordó a sus tres pacientes. El pintor era Giovanni Francesco Caroto y se titulaba «Retrato de un niño con una marioneta». La cara risueña del niño y los movimientos espasmódicos de los pacientes le dieron la idea de escribir un artículo sobre los tres niños con el título de «niños marioneta».

No era un nombre que gustara a todos los padres, pero sirvió para reunir a los tres pequeños pacientes en un solo grupo.

Harry Angelman

El artículo se publicó en 1965 (Develop. Med. Child. Neurol., 7:681-688) y, tras cierto interés inicial, permaneció casi olvidado. Hasta que en 1987 se descubrió una de las causas del síndrome de Angelman: pequeñas pérdidas de material genético microdeleciones en el brazo largo del cromosoma 15 en la región 11-13 (15q11-13). Más tarde se demostró que existen otros mecanismos genéticos que afectan a esta misma región causando una pérdida selectiva de la función de la ubiquitina-ligasa E3A en el cerebro.

Clínica del síndrome de Angelman

El síndrome de Angelman tiene un origen genético y manifestaciones neurológicas. 

Se considera una enfermedad rara, pues su incidencia varía entre 1 de cada 20.000 y 1 de cada 12.000 nacidos vivos. Afecta por igual a hombres y a mujeres.

En la casi totalidad de los casos no hay otras personas de la familia con síndrome de Angelman y es muy poco probable que vuelva a repetirse en futuros embarazos. Por esta razón la detección prenatal es muy difícil. 

Al nacimiento el tamaño del bebé es normal y sus rasgos físicos no sugieren que tenga un síndrome. Los problemas empiezan a apreciarse entre los seis meses y el año de edad, cuando se detecta un retraso en el neurodesarrollo de gravedad variable, pero sin pérdida de habilidades, y un crecimiento lento del perímetro craneal que acaba en microcefalia –la cabeza es pequeña– hacia los dos años de edad.

En los primeros años de vida el tono muscular suele ser bajo y los movimientos de las extremidades son incoordinados y temblorosos. Esto condiciona que la marcha autónoma sea tardía, con dificultades para mantener el equilibrio ataxia. Se entusiasman con facilidad y agitan las manos. Suele haber fascinación por el agua. Son muy risueños, de risa fácil, de carácter alegre y sociable. También muy movidos, a pesar de la torpeza que causa la inestabilidad motora. 

El habla está ausente o se limita a unas pocas palabras. La comprensión y el lenguaje expresivo no verbal están más preservados, aunque no se corresponden a su edad biológica. La cognición se ve muy afectada

A los tres años de edad, ocho de cada diez casos habrán tenido convulsiones y su electroencefalograma tiene un patrón característico en forma de punta-onda lenta de gran amplitud. 

También hay rasgos físicos distintivos del síndrome de Angelman como un aplanamiento de la parte posterior de la cabeza, ojos hundidos, una boca ancha, los dientes muy separados, la lengua protuberante o la barbilla avanzada. Es frecuente, aunque no constante, que la piel, el pelo y el color de los ojos sean más claros en comparación con sus padres y hermanos.

Los problemas de alimentación son frecuentes durante la infancia. Se ven favorecidos por el bajo tono muscular y la posición de la lengua, así como por la incoordinación para succionar o tragar que provoca rumiación –movimientos excesivos de masticación– y babeo. En el niño mayor puede haber una tendencia a la obesidad. 

Son muy habituales los trastornos del sueño, con dificultad para dormirse y despertares frecuentes, a las pocas horas se desvelan y están muy activos. 

Causa genética

La causa de muchos de estas características del síndrome de Angelman es la falta de la proteína ubiquitina ligasa E3A. Esta proteína participa en el buen funcionamiento de los cambios estructurales que suceden a las sinapsis neuronales en respuesta a los aprendizajes y la experiencia –plasticidad neuronal–. Adaptaciones sinápticas que son la base del aprendizaje y la memoria.

La ubiquitina ligasa E3A desempeña un papel fundamental en el desarrollo y la función del sistema nervioso. 

Las instrucciones para fabricarla están en el gen UBE3A, del que las personas heredamos dos copias: una de nuestro padre y otra de nuestra madre. En las neuronas del sistema nervioso central de todos nosotros sólo está activa la copia heredada de la madre, la de nuestro padre está inactiva. Este fenómeno se llama imprinting.

Son varios y complejos los mecanismos que causan una pérdida de la copia materna, cuando esto pasa aparece el síndrome de Angelman. 

Diagnóstico

Para establecer el diagnóstico de síndrome de Angelman deben presentarse unos criterios clínicos consensuados o pruebas genéticas que indiquen una expresión o una función deficiente del gen UBE3A.

«Infografía – síndrome de Angelman» por ©MJ Mas.

Actualmente no hay una cura para el síndrome de Angelman, así que el tratamiento es de las manifestaciones que pueda presentar cada niño:

Tratamiento

  • Fármacos antiepilépticos si presenta convulsiones. 
  • Atención psicológica mediante pautas para la modificación del comportamiento si hay conductas hipermotoras o despertares nocturnos disruptivos. Pueden añadirse fármacos en casos concretos.
  • Fisioterapia y terapia ocupacional para las dificultades motoras.
  • Logopedia con especial atención a los métodos no verbales de comunicación como pictogramas, tableros de comunicación o los signos. 
  • Atención pedagógica individualizada en el entorno escolar. 
  • Tratamiento específico de posibles complicaciones médicas asociadas. 

El mejor lugar para recibir esta atención de forma global y en un equipo implicado es en los centros de atención temprana.

Consejo genético

El síndrome de Angelman resulta casi siempre por una alteración genética de novo (casual) y el riesgo de recurrencia es muy bajo. 

Sin embargo, es posible la detección prenatal de todas las alteraciones genéticas moleculares conocidas en la región 15q11.2-q13 que lo causan y debe ofrecerse esta opción a todas las familias una vez identificado el mecanismo genético subyacente del caso familiar. 

Asociación síndrome de Angelman

Cuando confirmo el diagnóstico de una enfermedad rara o síndrome poco frecuente, siempre recomiendo contactar con las asociaciones familiares.

En España la asociación síndrome de Angelman, sin ánimo de lucro, tiene por objetivos facilitar la comunicación entre las familias dando soporte, asesoramiento e información, así como profundizar en el conocimiento del síndrome de Angelman estimulando la investigación para conseguir una mayor calidad de vida para las personas afectadas.

¿Necesitas una consulta?

Todas las entradas sobre enfermedades raras en el blog.

↬  2024 ©MJ Mas

________________________________[⚠️ sobre esta información]

Puedes suscribirte al blog para no perderte ninguna entrada (no se usará tu correo para nada más que para enviarte las nuevas entradas).

O seguirme en redes sociales:

Gracias por compartir mi contenido en tus redes sociales o por whatsapp.

0 Comentarios

Si comentas, todos aprendemos. ¡Gracias!

He leído y acepto la Política de Privacidad

He leído y acepto las

A %d blogueros les gusta esto: