prematuridad y enfermedad cerebral

prematuro - Antonio Más MoralesLa fragilidad del niño prematuro le hace muy vulnerable a la enfermedad.

Hemos visto que el cerebro prematuro es muy delicado y, aún en ausencia de enfermedad, su neurodesarrollo puede verse comprometido. La situación empeora cuando el niño sufre algún problema que causa lesión en el cerebro, la probabilidad de que esto suceda aumenta cuanto menor es el peso y la edad gestacional del niño prematuro.

En la entrada de hoy hablaremos de problemas de salud que lesionan el cerebro del prematuro y comprometen su neurodesarrollo. Las secuelas a corto y largo plazo y qué podemos hacer para disminuir los riesgos.

la fragilidad del cerebro prematuro 

El cerebro fetal crece a una mayor velocidad que el del recién nacido. Su alta producción neuronal necesita un mayor riego sanguíneo que aporte los nutrientes necesarios y un metabolismo que produzca más energía. El ambiente intrauterino proporciona las condiciones óptimas para que el neurodesarrollo sea exitoso.

Pero cuando un niño nace antes de tiempo, su cerebro debe desarrollarse en unas condiciones físicas y químicas muy diferentes –distinta presión atmosférica, disponibilidad de oxigeno…– que dificultan el aporte sanguíneo y energético comprometiendo su desarrollo anatómico y funcional.

El cerebro del prematuro tiene un desarrollo distinto al del recién nacido a término, y sus peculiaridades anatómicas, metabólicas y funcionales le hacen más vulnerable.

vascularización cerebral

Cuanto más prematuro nace un niño más neuronas debe producir su cerebro para alcanzar el número adecuado a su neurodesarrollo. La zona de máxima producción neuronal del cerebro prematuro es el interior de los ventrículos laterales, que están altamente vascularizados. A medida que crece se desplaza la zona de máximo crecimiento y la zona de vascularización máxima va cambiando, por eso hay lesiones vasculares propias del prematuro que son mucho menos frecuentes en el niño a término.

vascularización cerebral

metabolismo energético

El principal sistema de obtención de energía del cerebro es el metabolismo de la glucosa. En el niño prematuro es todavía inmaduro y si aumentan las necesidades energéticas de su cerebro, por ejemplo en caso de infección o dificultades de alimentación, es incapaz de adaptarse y se ve desbordado causando una disminución del aporte energético a las neuronas, que enferman y mueren.

mielinización

Las neuronas que se producen aumentan de tamaño aumentando sus prolongaciones y establecen conexiones con otras neuronas. Estas conexiones no son maduras y son poco estables, no completarán su estabilidad hasta que se recubran de mielina, sustancia blanca que acelera la velocidad de conducción de las conexiones neuronales y las hace más resistentes.

factores que amenazan el cerebro del prematuro

Es de lógica pensar que cuanto más prematuro nazca un niño, más probable es que presente dificultades. En España actualmente sobreviven hasta el 90% de niños nacidos antes de la semana 29 de gestación. En los prematuros extremos –nacidos antes de las 28 semanas–, el riesgo de discapacidad es del 49%.

El peso al nacer es un factor determinante, cuando es inferior a 500 gramos el riesgo de problemas en el neurodesarrollo es elevadísimo.

Cualquier enfermedad que altere la presión arterial cerebral, el aporte de glucosa, la falta de oxígeno, etc. compromete el crecimiento normal del cerebro y causa lesiones. Así las infecciones, la hipo o la hipertensión arterial, la insuficiencia respiratoria, las alteraciones renales y muchas otras alteran el frágil equilibrio del cerebro prematuro causando lesiones.

Hemorragia intraventricular

La hemorragia intraventricular –sangrado de las zonas de máxima proliferación neuronal– y la leucomalacia periventricular –una lesión que afecta a la sustancia blanca más profunda del cerebro– son dos de las lesiones más frecuentes del cerebro prematuro. Las convulsiones son a menudo una manifestación de que el cerebro sufre.

Resonancia M evolución leucomalacia periventricular

secuelas a corto y largo plazo

Además de la propia prematuridad, la concurrencia de estas circunstancias lesionales incrementa el riesgo de aparición de  problemas de neurodesarrollo y por eso se le considera recién nacido de riesgo neurológico.

Las secuelas neurológicas más frecuentes son:

cuidados que mejoran el neurodesarrollo

prematuro - monitor

pulsioxímetro en el pie de un bebé prematuro – foto de Kerry Lannert

Los cuidados del prematuro han mejorado muchísimo en los últimos años como demuestran las altas tasas de supervivencia. Una mejor vigilancia con mejores monitores, y pruebas complementarias menos invasivas y más accesibles, permiten adelantarse a los problemas antes de que aparezcan.

Pero hay que encontrar el equilibrio entre la mejor atención técnica y la mayor confortabilidad del niño, el trajín y el ruido de las unidades de cuidados neonata puede ser muy elevado y por eso es necesario procurar un ambiente más tranquilo.

Incubadoras más aisladas, posturas acordes al desarrollo del bebé, penumbra, disminuir los ruidos, favorecer el contacto piel con piel con la madre (o el padre) y respetar los ciclos de sueño-vigilia son algunas de las medidas que han adoptado ya las unidades más pioneras en el cuidado del prematuro.

Todo esto facilita su neurodesarrollo y minimiza los problemas cuando el niño sale del hospital y va, por fin, a casa.

En la próxima entrada hablaremos de qué hacer cuando el niño prematuro va a casa, de qué pueden hacer los padres para mejorar el neurodesarrollo y del programa de seguimiento de los niños prematuros, responsabilidad de la neuropediatra. Quizá queráis suscribiros al blog, así no os la perderéis.

Vuestros comentarios siempre enriquecen el blog, gracias por participar.

↬  2014 ©  mj mas

_________________________<sobre esta información>

Gráficos: “vascularización cerebral prematuro/a término”; “hemorragia intraventricular”; “evolución de la leucomalacia periventricular” por ©mj mas. –Si los usas cítame y enlaza a esta entrada–

Fotos: “Prematuro” de Antonio Más Morales; “Monitor” de Kerry Lannert en Flickr.

Relacionados:

Referencias:

  • Larroque B. et al. Neurodevelopmental disabilities and special care of 5-year-old children born before 33 weeks of gestation (the EPIPAGE study): a longitudinal cohort studyThe Lancet, 8 marzo 2008.

Acerca de mj mas

Neuropediatra · Ejerzo la Medicina con Ciencia y humanidad. Aquí divulgo sobre el imperfecto cerebro humano.

»

  1. Victor Canduela dice:

    Estupendo María José. Se podría añadir que es deseable adaptar las Unidades Neonatales para que los padres y madres puedan estar con sus hijos todo el tiempo que quieran y puedan y así fomentar el método canguro, verdadero soporte de un adecuado desarrollo del prematuro. Y por supuesto bancos de leche materna, básica para la supervivencia de los prematuros.
    Un abrazo

  2. Alba dice:

    Muy buenos los artículos, MJ!! Los estoy siguiendo y yo también tengo un primo sietemesino que ahora tiene 47 años y sin ningún problema.
    Te sigo leyendo.
    Saludos y abrazos!!

  3. Javier Macías dice:

    Muy interesante Maria José. Gracias. Y totalmente de acuerdo también con el comentario de Victor. Seguimos avanzando

  4. Alba dice:

    MJ, algo para agregar de mi primo: mi tía siempre dijo que era muy chiquito pero muy fuerte. Se lo dijo su pediatra, mientras recibía los cuidados especiales. Me imagino que eso es un tanto de suerte. Nada, gracias por tus saludos y hasta el próximo artículo.

  5. liliana dice:

    Mi niña fue de 27 semanas y ahora tiene 3 años, los cuales hemos pasado favorablemente con muchas terapias y ahora en la escuela se ha aprendido los colores y algunos números y letras también y vamos por más… con muchos cuidados, perseverancia y mucho amor si se puede. Gracias a Dios.

  6. Wendolin dice:

    Tengo una hija prematura extrema, de 28 semanas de gestación. Tuvo hemorragia grado 4 a los 18 días de vida más sepsis neonatal. No pudieron ponerle la válvula ventrículo peritoneal por la sepsis ya que era muy riesgoso. Tiene el 28% de su cerebro lesionado por el líquido. Los estudios hablaban de un cerebro muy disfuncional y algunos médicos me decían que viviría en estado vegetal. La reportaban ciega, sorda y que nunca podría caminar. Otros médicos me decían que la terapia física era oro molido para ella, por lo que empezamos con terapia desde la incubadora.
    Hoy día mi niña tiene 5 años recién cumplidos. Habla como merolico, no sólo camina; sino que le encanta bailar y aunque lo hace y no poco torpemente por su retraso psicomotor, ha logrado hacerlo. Controló esfínteres. Y asiste a la escuela regular. Le tiene un amor increíble a la vida y nunca aceptamos un no puedes como respuesta. Hoy por hoy, incluso hay gente que no puede creer que es tan normal, teniendo el 28 % de su cerebro muerto.
    Mi experiencia me ha enseñado que nunca hay que darse por vencido antes de intentarlo, a pesar de los pronósticos reservados. Aunque respeto y admiro mucho a los médicos y lo mucho que ha avanzado la ciencia, en la vida la ultima palabra la tiene Dios!!!

  7. lilia rivera dice:

    Hola yo soy enfermera neonatal y en cualquier entidad hay muchos prematuros y tambien no todo el personal de enfermeria que tiene a su cuidado prematuros sabe del neuro desarrollo y su atencion para no lesionar mas su cerebro.

  8. Ana v Borjas dice:

    Excelente información.

  9. Natalia dice:

    Mi hijo nació de 25 semanas con sufrimiento fetal en las semanas anteriores a la cesarea, nació con 490 gramos, tiene daños en el cerebro, crisis epilépticas. No habla, no ve, come por una sonda gracias a la cual está vivo, no controla esfinges y nunca andará, me hubiera gustado tener esta informacion antes de hacerme la cesarea ni tampoco los médicos me informaron, solo me dijeron que rezara

  10. Glenis dice:

    Soy madre de una niña nacida a las 26 semanas de gestación con 820 g de peso. Tuvo hemorragia periventicular grado III. Ahora tiene un diagnóstico de la neuropediatra: retraso global del desarrollo, compromiso del habla y cognitivo moderado, por esta lesión, y además displasia pulmonar. Tuvo varios paros respiratorios y estuvo en la clínica 94 días.
    Ahora está en terapias individuales de fono, física, psicología y ocupacional. Al principio no hay una guía del neuropediatra. Por los muchos que pasé siempre señalan lo mal que va a quedar el niño, pero no impulsan que se debe hacer inmediatamente, que las terapias son oro para ellos, y remitir al mejor sitio y que debe tener cantidad y calidad en las terapias. En Colombia la rehabilitación de un niño prematuro no es importante para el sistema de salud, el padre de familia con buenos ingresos le toca pagar todo y el que no tiene se tiene que conformar con las poquitas terapias grupales de 4 niños x sección que le da su EPS.

    • mj mas dice:

      Gracias Glenis por compartir tu experiencia.
      Has dicho dos cosas muy importantes: una, que no se da a la atención temprana la premura innegable e imprescindible que necesita; dos, que los sistemas de salud no se implican lo suficiente.
      Los padres soportan demasiadas cargas, no solo económicas sino también físicas y emocionales.
      Todo mi apoyo y ánimo.

Si comentas, todos aprendemos. ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s