parece epilepsia, pero no es

Trastornos Paroxísticos no Epilépticos

(TPNE)

Son episodios que se parecen a las crisis epilépticas porque aparecen y terminan de forma brusca (eso significa paroxismo). Pero a diferencia de la epilepsia, no son debidos a una alteración de la actividad eléctrica cerebral y por supuesto no precisan tratamiento.

Son muchos y sus causas muy diversas. Es interesante saber que existen y reconocerlos precisamente porque no todos los episodios de aparición brusca, estereotipados y repetitivos son epilepsia.

Sobre todo los TPNE que ocurren a los niños más pequeños generan una gran angustia. Y aunque conocer sus características clínicas es suficiente para sospechar el diagnóstico, diferenciarlos de la epilepsia no siempre es fácil.

sigue...

nueva clasificación de las crisis epilépticas

Este jueves 22 de febrero, he participado en la Jornada Trimestral de Formación del Grupo Pere Mata. Estas jornadas forman parte del conjunto de actividades que conforman el programa de formación continuada del Hospital Universitario Institut Pere Mata.
Gracias a la amable invitación del Doctor Manel Rosich, jefe del Servicio de Neurología del Insitut Pere Mata, que me ha pedido que hablara de:

«nueva clasificación de las crisis epilépticas»


Una jornada muy concurrida y participativa, en la que he compartido experiencias formativas y de investigación con los asistentes y con los demás ponentes.

Ya sabéis que me gusta compartir con los lectores del blog aquellas charlas que creo pueden resultar informativas y de interés para todos. Así que aquí os dejo un resumen de la charla.

un poco (sólo un poco) de historia de la epilepsia

sigue...

El síndrome de Asperger

Día internacional del síndrome de Asperger

∼ Un año más se celebra el 18 de febrero ∼

El síndrome de Asperger es un trastorno del neurodesarrollo debido a anomalías en la formación de las complejísimas redes neuronales que rigen la conducta. En la mayoría de casos no puede determinarse la causa, resultando normales todas las pruebas complementarias realizadas. Su diagnóstico es por tanto clínico, basándose en sus manifestaciones que son muy variables tanto en complejidad como en gravedad, y requiere de un profesional con experiencia en el problema.

El autismo fue descrito en 1943
Primero por el psiquiatra estadounidense Leo Kanner, y casi simultáneamente por el austríaco Hans Asperger, quien sin haber leído el trabajo de Kanner describió 4 casos de niños con sintomatología similar pero con el lenguaje conservado.
En 1981, Lorna Wing definió los criterios diagnósticos que diferenciaban el síndrome de Asperger de otros tipos de autismo, y en 1994 fue reconocido por la Sociedad Americana de Psiquiatría incluyéndose en el DSM-IV. Poco  duró esta clasificación, ya que en su última revisión de 2013, el DSM-V, los diagnósticos separados de síndrome de Asperger, autismo, y los otros Trastornos Generalizados del Desarrollo se unen bajo un mismo diagnostico: Trastornos en el Espectro del Autismo (TEA).

sigue...

¿qué causa la PCI?

Sólo el 50% de las PCI tiene

una causa demostrable

La Parálisis Cerebral Infantil –PCI– es una lesión del cerebro inmaduro, permanente y no progresiva, que afecta a la postura y al movimiento.
 
Los avances médicos en los cuidados intensivos de los recién nacidos han aumentado la supervivencia de aquellos más susceptibles a sufrir una lesión  cerebral –como los niños nacidos prematuramente–, o de los que ya la han padecido antes de nacer –como los que tuvieron un infarto cerebral prenatal–.
Por eso, a pesar de esos avances, el número de niños con PCI no ha variado mucho en los últimos 30 años y se calcula que la padecerán 2 de cada 1000 recién nacidos.
.Como hemos dicho, sólo conoceremos la causa en la mitad de los niños con PCI, pero podemos detectarla precozmente identificando ciertos factores de riesgo.
 

sigue...
A %d blogueros les gusta esto: