La vista y el dolor de cabeza.

Muchas de las consultas que me llegan por dolor de cabeza empiezan así: «Hola Dra., le traigo al niño porque le duele mucho la cabeza. Ya le he llevado al oculista y la vista está bien…»
¡Efectivamente!
La experiencia clínica nos dice que para que un problema de visión cause dolor de cabeza, el defecto debe ser muy grave. Y entonces, el niño se quejará antes de que no ve que de dolor de cabeza.
Sin embargo, muy a menudo los niños con dolor de cabeza visitan al oftalmólogo antes que al neuropediatra. Las razones son variadas y son debidas a percepción del paciente, pero también del médico.