La importancia del sueño – El Periódico 26.9.2019

«Domir es un superpoder»

Así titula Olga Pereda el artículo que ha escrito en El Periódico sobre cómo afecta el sueño al rendimiento escolar.

La expresión es de Matthew Walker, autor del libro «Por qué dormimos», y me parece acertadísima.

Mientras que lo que comen y como comen sus hijos preocupa y ocupa a los padres, la importancia del sueño es mucho más desconocida. Los malos hábitos son desgraciadamente norma para muchos de nuestros pequeños y adolescentes. Esto es debido al desconocimiento social sobre la gran importancia que tiene el sueño.

Os invito a leer el artículo completo, «Dormir es un superpoder», en la web de El Periódico (26 de septiembre de 2019).

Gracias, Olga, por conversar conmigo para elaborar esta información.

Gracias por vuestro interés y por compartirlo si lo creéis importante y conveniente. 

↬  2019 © mj mas
____________________

Enlace al artículo «Domir es u superpoder» de Olga Pereda para El Periódico del 26 de septiembre de 2019.

Relacionados:

Autismo: algunas cosas que nos preocupan

  1. Hablando de autismo

Para mí y para los profesionales que trabajamos en centros de estimulación temprana hablar del autismo y de los niños que lo tienen es cotidiano.

Como me parecen conversaciones muy enriquecedoras, comparto con vosotros algunas de las inquietudes que habitualmente surgen. Creo que son puntos de reflexión que no sólo interesan y preocupan a los profesionales, sino que deberían incumbir a toda la sociedad.

Se trata de cuestiones sin respuestas claras que os dejo para que también las penséis vosotros y, si queréis, dejéis un comentario al final del post.

sigue...

Entrevista en Entre Calles – Radio Euskadi 2.9.2019

«Nuestro cerebro se adapta a cada instante de la existencia que experimenta»

Sigo muy contenta por el interés que despierta el neurodesarrollo.

Esta mañana he hablado con Mertxe Guillén y Teresa Yusta, del programa «Entre Calles» de Radio Euskadi, sobre cómo cambia la paternidad y la maternidad modifican los circuitos del cerebro de hombres y mujeres.

De cómo las circunstancias y aprendizajes hacen cambiar nuestro cerebro para que sea más eficaz y eficiente y de las diferentes etapas del neurodesarrollo.

Muy agradecida por su atención.

El audio de la entrevista

Gracias por vuestro interés. 

Y como siempre, gracias por compartirlo con quien creáis que pueda interesarle.

↬  2019 © mj mas
____________________

Enlace al programa «Entre Calles» de Radio Euskadi del 2 de septiembre de 2019.

Relacionados:

Hablemos de neurodesarrollo – #100NDES (y 4)

Terminamos con esta entrada la serie dedicada a hablar de neurodesarrollo. Como ya sabes, se trata de un monográfico sobre neurodesarrollo utilizando mis cuentas de  Twitter y de Instagram.

Un proyecto con un doble objetivo: conocer los procesos del neurodesarrollo para disfrutar más de la crianza de los hijos, parecido a Conocer la historia y la técnica que hay detrás de un cuadro que nos gusta, y facilitar la detección de problemas para una actuación precoz.

Sobre neurodesarrollo normal puedes leer más en mi libro «La aventura de tu cerebro», si te interesa aprender a detectar cuanto antes si hay un problema, en mi curso de Bitácoras «El neurodesarrollo: ¿Cómo saber que todo va bien?» aprenderás cómo.

Los eventos que suceden durante el neurodesarrollo son tan complejos, que me ha parecido adecuado dividirlo en cuatro etapas: anatómica, sensitivo-motora, del lenguaje y de la identidad. En cada una se explican los cambios biológicos del cerebro, los hitos que alcanza el niño y qué patología puede haber. Recordad por favor que los procesos protagonistas de cada etapa están en realidad presentes en todas y que esta división tiene sólo fines didácticos.

En las tres entradas anteriores sobre #100NDES, hablamos de la etapa anatómica en la primera, de la etapa motora después y en la entrada anterior de la etapa del lenguaje. En esta última vamos a hablar de la

Etapa de la identidad personal

El inicio de la adolescencia viene marcado por la secreción de las hormonas sexuales, y se van a producir grandes cambios, tal y como vemos en este time lapse de estos dos hermanos.

Vídeo: Frans Hofmeester.

Abarca de los 10 a los 21 años y pico… Y el perímetro craneal sólo aumenta unos 3 cm.

Durante esta etapa en el sistema nervioso predomina el proceso de refuerzo de los circuitos encefálicos, los que más se utilicen se harán cada vez más eficaces, y así se produce la especialización. Es una etapa en la que se aprende a tomar decisiones.

Las hormonas sexuales tienen un peso muy importante durante toda la adolescencia. Contribuyen al crecimiento rápido y a los cambios corporales tan llamativos de esta etapa en la que se entra en la edad adulta: el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios, la aparición del pelo axilar púbico y corporal, el temido acné…

El cerebro, ¿tiene sexo?

Influencia de cromosomas sexuales en el sexo
[Pincha la imagen para ampliarla]
Todos estos cambios llevan a preguntarse sobre las diferencias entre el cerebro masculino y el femenino, ¿existen? ¿Las hormonas son lo único que hace diferentes a hombres y mujeres? ¿Y el resto de cromosoma X e Y? Este artículo de la revista Investigación y ciencia, «Más allá de XX y XY», me parece una interesante lectura sobre el tema.Este problema de las diferencias cerebrales entre hombres y mujeres encuentra defensores y detractores.Autoras como Louan Brizendine defiende estas diferencias en sus libros «El cerebro femenino» y «El cerebro masculino».Argumenta que el cerebro femenino y el masculino son diferentes en su estructura, en este vídeo nos lo explica.https://youtu.be/8IohpGfl3WgEn cambio otras, como Gina Rippon, hablan de «neurosexismo» y en su libro «The Gendered Brain», explica que en los estudios sobre diferencias sexuales en el cerebro hay malinterpretaciones, sesgos de publicación, debilidad estadística, controles incorrectos…Personalmente me parece muy interesante el planteamiento de Marta Iglesias Julios, dándole la vuelta al problema nos cuenta en este artículo de Jot Down que «Las mujeres y los hombres tenemos cerebros diferentes. ¿Y qué?».

Cambios en el cerebro adolescente

Pero volviendo al neurodesarrollo. Durante la adolescencia se producen grandes cambios en el encéfalo, tanto en su estructura como en su función.

Siguen madurando las habilidades motoras, cognitivas, académicas… Los circuitos más usados se refuerzan y rodean de mielina, que los hace más rápidos y eficaces. Este proceso se llama mielinización. Al contrario que los menos utilizados, ya que las habilidades que no se practiquen se pierden por falta de uso de los circuitos que las sustentan, que desaparecen. Es lo que se denomina poda sináptica, un mecanismo que hace que la maduración cerebral lleve a una mejor y mayor eficacia en las funciones encefálicas.

Al mismo tiempo, se completa el desarrollo de la corteza prefrontal, donde tienen lugar las funciones cognitivas más complejas. La toma de decisiones, la planificación de tareas y la inhibición de conductas inadecuadas dependerán del buen desenvolvimiento de esta región cerebral que es la más propiamente humana.

Estos cambios que experimenta el cerebro durante la adolescencia harán que, progresivamente, el niño tome decisiones más racionales y menos emocionales a medida que la corteza prefrontal toma el control sobre el sistema límbico.

Cambios corporales y de conducta

Estos cambios anatómicos y funcionales que acabamos de describir, se corresponden con cambios en el aspecto físico y en la conductua, que permiten diferenciar tres etapas en la adolescencia:
Temprana: del inicio hacia los 10 a los 13 años.
Media: abarca de los 14 a los 16 años
Tardía: desde los 17 a los 20 años o incluso más, hay estudios que muestran que los cambios adolescentes no se consolidan hasta la mitad de la década de los 20 años de dad.

En la adolescencia TEMPRANA

Los cambios físicos suponen el inicio del crecimiento rápido junto a la aparición del vello axilar y púbico, las niñas empiezan a desarrollar los pechos y los niños el pene y los testículos. Hay que tener en cuenta que las chicas empiezan antes estos cambios.

En cuanto a la conducta, suele haber una reacción de extrañeza y a veces vergüenza por los cambios evidentes e importantes que ven en su cuerpo. A esta edad aparece la curiosidad por el sexo, aunque aún no hay actividad sexual propiamente dicha.

Las ideas se manifiestan «claras y radicales», no hay matices, las cosas están bien o mal y la mayoría de sus pensamientos giran entorno a su persona, son egocentristas.

Buscan la privacidad y relaciones de complicidad y gregarismo con sus iguales.

Los padres deben estar atentos a la aparición de dudas sobre la orientación sexual y la identidad de genero. Por eso, si tienes dudas, te aconsejo que leas este artículo de la Asociación Española de Pediatría de atención primaria, «Transexualidad o disforia de género».

En la adolescencia MEDIA

El cuerpo del adolescente sigue creciendo, los varones que aún no habían empezado el estirón lo harán ahora ,y en esta etapa intermedia, ambos sexos experimentarán el máximo crecimiento en altura.

Continúan los cambios en el aspecto corporal. Ahora los genitales y la distribución del vello corporal son muy semejantes a los del adulto.

También en la conducta los intereses son más próximos a los del adulto, pero su comportamiento es aún inmaduro. Empiezan a explorar su sexualidad, es posible que inicien relaciones con una pareja, al mismo tiempo buscan mayor independencia y eso puede causar que las discusiones con sus progenitores sean frecuentes.

Aún predomina la emoción sobre la razón, por eso la conducta se muestra irreflexiva y temeraria.

En la adolescencia TARDÍA

Por lo general el adolescente de esta edad ya ha completado el desarrollo físico y alcanzado su altura definitiva. Su aspecto es el de un adulto joven.

Su comportamiento también es el de una persona adulta joven: poca experiencia, pero más sensatez. Controla sus impulsos y sopesa mejor los riesgos y beneficios que acarrean sus decisiones que toma según sus intereses e ideales y pensando más en el futuro. No es tan gregario ni necesita al grupo para reconocerse en sus valores personales.

Sus amistades y relaciones románticas son más duraderas y estables.

Con sus padres tiene una relación adulta. Los considera como iguales, pero con experiencia, vuelve a pedirles consejo y busca conversar con ellos de temas relevantes y serios.

El cerebro adulto

El cerebro adulto, también (parece ser que) genera nuevas neuronas, forma nuevas sinapsis, sufre «podas», mielinizaciones… No deja de cambiar hasta nuestra muerte. Pero eso es ya otra historia que no me corresponde contar.

Reflexión final

Por todo esto que hemos compartido durante este mes, me gusta recordar que…

No estamos condenados a ser, podemos y debemos elegir quien somos

_______

Y así es como terminamos esta mini-serie de cuatro entradas en las que hemos repasado todo el neurodesarrollo: «Hablemos de neurodesarrollo #100NDES».

Espero que hayáis disfrutado tanto leyendo como yo escribiéndolas. Muchas gracias por acompañarme este mes de agosto y, si te parece que puede ayudar a otros, gracias por compartirlo en tus redes sociales y whatsapp.

____________________________<sobre esta información>

Relacionados:

A %d blogueros les gusta esto: