La especialidad de neuropediatría

Esta es la entrada 200 del blog. Y aunque no sea algo muy importante, lo voy a usar de excusa para hablaros un poco más de mi profesión:

la neuropediatría.

Hablamos en este blog de neuropediatría –de neurología infantil o pediátrica, que también la llaman así– y la explica una pediatra especializada en «lo neuro«, una neuropediatra.

La neuropediatría me fascina (seguro que ya lo habíais notado), tanto por la extraordinaria complejidad de la anatomía y función del cerebro, como por la de su desarrollo y sus enfermedades.

Las enfermedades neurológicas infantiles son, en su mayoría, problemas pediátricos graves. La relevancia de la neuropediatría radica en su frecuencia, hasta el 25% de las consultas que se hacen en pediatría, y sobre todo en las consecuencias que tienen estas enfermedades sobre el neurodesarrollo, el deterioro en la inserción escolar y social de los niños que los padecen. Hay que fomentar el trabajo conjunto con otros profesionales.

Por todo ello, los problemas neurológicos de la infancia causan «respeto» e «incomodidad» a los especialistas en pediatría, que prefieren claramente que seamos los neuropediatras quienes nos ocupemos de ellos.

Va pues una explicación y una reivindicación…

sigue...

Mesa sobre síndrome de Down

El síndrome de Down y la educación

Lectura en síndrome de DownHablaba en la entrada anterior de la salud en los niños con síndrome de Down, mi aportación en la mesa virtual sobre este síndrome en la que tuve el gusto de participar el jueves 22 de enero.

Mesas NEE (necesidades educativas especiales) es una iniciativa on-line que favorece el intercambio de conocimientos desde los ámbitos educativo, sanitario y de las familias de niños con neurodiversidad.

Para mí es un placer participar en esta iniciativa ya que soy una convencida de que en la mayoría de los casos la salud es el menor de los problemas de los niños con capacidades diferentes.

En esta ocasión hablamos de síndrome de Down, sobre todo de educación y de inclusión y como siempre aprendí mucho además de sentirme muy honrada de que me permitieran aportar la vertiente sanitaria.

La diversidad no es una enfermedad. Claro que hay aspectos de salud que deben tenerse en cuenta en los casos particulares, es aquí donde los neuropediatras y otros médicos aportamos nuestros conocimientos para atender y mejorar los problemas concurrentes, pero es en los ámbitos familiar y educativo desde donde más se puede ayudar al niño con neurodiversidad.

sigue...

Prevenir para curar, salud en el síndrome de Down

Enfermedad en el síndrome de Down

salud sindrome down

Síndrome: conjunto característico de síntomas (lo que siente el paciente) y signos (lo que el médico ve) que tienen un mecanismo patogénico común.

En el caso del síndrome de Down, el mecanismo patogénico común es la presencia de un cromosoma “extra” en el par 21 que confiere a la persona unos rasgos físicos distintivos y causa alteraciones en prácticamente todos los sistemas corporales.

La genética modulada por el ambiente hacen de cada uno de nosotros la persona que somos. Esto no es distinto por ser portador de una alteración genética. No todos los niños con síndrome de Down tendrán las mismas características físicas ni los mismos problemas de salud y el ambiente en el que se desarrolle el niño y los cuidados que reciba serán determinantes para su futuro.

En el síndrome de Down, la presencia de material genético extra determina qué sistemas corporales sufrirán enfermedad. Conozcamos un poco mejor las patologías que puede presentar un niño con síndrome de Down para poder mejorar su ambiente.

sigue...

salud y habilidades digitales: el manual

astManual para aprender e-salud.

Internet está cambiando nuestra forma de informarnos y de relacionarnos, también en el ámbito de la salud. Bien utilizada, internet es una herramienta poderosa que ayuda a los profesionales de la salud y a los pacientes.

El correo electrónico, los blogs, las redes sociales o el whatsapp son nuevas herramientas de comunicación que no son ajenas a los profesionales de la salud ni a los pacientes.

Nuestra profesión exige cercanía, confianza, confidencialidad… por eso da miedo usar internet, además muchos sanitarios desconocen estas nuevas herramientas, lo que aumenta su reticencia a incorporarlas en su práctica diaria. Pero ya dijimos en entradas anteriores que el cambio es una realidad, nos llegará tarde o temprano, mejor conocerla bien.

Os recomiendo un libro imprescindible de José María Cepeda: Manual de Inmersión 2.0 para profesionales de la salud. Escrito por un profesional sanitario que además es un experto en el manejo de las herramientas digitales al servicio de la salud. No dejéis de seguir su blog Salud Conectada.

sigue...

recetar webs – tribulaciones de una neuropediatra

¿facultados para recetar webs?

El otro día en Twitter, mi red social favorita, se debatía sobre la conveniencia de recomendar webs a los pacientes. Teniendo en cuenta que escribo este blog de neuropediatría, supondréis cual es mi postura.

recetar websEn el último post dijimos que Google no es fiable para auto-diagnosticarse. No toda la información sobre salud que hay en internet es fiable, pero es que uno mismo no es de fiar… es difícil interpretar los propios síntomas incluso si eres médico, así que imagínate si no lo eres… ¡Ves al médico!

Pero… ¿qué pasa una vez sales de la consulta con un diagnóstico y un tratamiento? ¿Es bueno mirar en Google? ¿Lo haces habitualmente? ¡Confiésalo!, yo sé que sí… 😉

Por eso, porque lo sé, recomiendo webs –¿podríamos decir que las receto?–, creo que es apropiado y conveniente. 

Ni mucho menos pretendo decir que lo hago bien, esto es algo nuevo. Así que lo que más agradeceré serán vuestras opiniones (ya sabes, si comentas todos aprendemos).

sigue...
A %d blogueros les gusta esto: